Alergias estacionales: causas, síntomas y tratamiento

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 7 diciembre, 2018
Elena Martínez Blasco · 6 marzo, 2018 · Última actualización: 7 diciembre, 2018 7 diciembre, 2018
Si tenemos alergias estacionales es muy importante conocer los detonantes de las mismas para poder evitarlos. El uso de una mascara también nos puede ayudar a prevenir los brotes

Las alergias estacionales, a veces denominadas fiebre del heno o rinitis alérgica estacional, cursan con síntomas alérgicos que ocurren durante ciertas épocas del año.

Seguro que conoces algunos de ellos: estornudos, ojos irritados y nariz congestionada.

Descubre en este artículo algunas claves que pueden ayudarte si padeces este tipo de alergia. Sus síntomas, tratamiento y remedios naturales.

¿Qué son las alergias estacionales?

No más alergias con estos 4 trucos caseros

Podemos confirmar que sufrimos alergias estacionales cuando aparecen, cada año en la misma época, los síntomas clásicos de un resfriado, como la congestión, los estornudos y las secreciones nasales. También se las conoce como fiebre del heno o rinitis alérgica estacional.

Hay árboles, arbustos, plantas y hierbas que liberan pequeñas partículas de polen y esporas en el aire.

La concentración de este moho exterior constituye un alérgeno para algunas personas, que reaccionan a ellas con diferentes grados de sensibilidad.

El sistema inmunitario de estas personas detecta como invasores a este tipo de esporas y, para defenderse, libera en la sangre ciertas sustancias químicas que producen los síntomas de la alergia.

Ver también: ¿Qué es la alergia al sol?

Síntomas

Las alergias estacionales se caracterizan por su aparición en las mismas épocas del año. Los síntomas, que pueden durar varios días consecutivos, incluyen:

  • Sobreproducción de mucosa nasal
  • Congestión
  • Enrojecimiento ocular
  • Estornudos
  • Tos
  • Lagrimeo
  • Picores

Tratamiento

Una vacuna que renueva las esperanzas en la lucha contra el VIH

En algunas épocas, la concentración de polen en el ambiente es muy elevada. No obstante, para quienes sufren alergias estacionales la solución no debe ser quedarse en casa.

Nuestro médico alergólogo puede ofrecernos un tratamiento específico que nos ayudará a aliviar todas las molestias de la alergia.

  • Corticoides de uso nasal: Este medicamento sirve para tratar la inflamación por dentro de la nariz. Se aplica una o dos veces en el transcurso del día.
  • Antihistamínicos: El uso de antihistamínicos, siempre recetados por un médico, minimiza los picores de la piel.
  • Anticongestivos: Si el tratamiento es a corto plazo pueden servir para ofrecer cierta mejoría. No obstante, un uso prolongado puede provocar el efecto contrario. Los anticongestivos están contraindicados en personas con presión arterial alta. No se recomienda sobrepasar los 2 o 3 días de uso.
  • Vacunas antialérgicas: Si los síntomas incapacitan a la persona o son más graves, el médico puede optar por vacunar al paciente.
  • Pastillas antialérgicas: Se administran los días del año en los que se produce el brote alérgico. Se disuelven bajo la lengua y tienen un efecto parecido al de las vacunas.

Es importante tener en cuenta que muchos de estos medicamentos provocan una fuerte somnolencia, por lo que pueden ser inadecuados si tenemos que conducir o utilizar maquinaria peligrosa.

Consejos

Estos consejos te ayudarán si padeces una alergia estacional:

  • En las predicciones meteorológicas suelen indicar la concentración de polen que hay en el ambiente en un determinado día. Conocer esta información nos puede ser muy útil si tenemos que planificar alguna actividad al aire libre.
  • Otro dato que nos servirá de gran ayuda es conocer el tipo de polen al que somos alérgicos, ya que cada planta tiene su floración en un mes concreto del año. De este modo, podremos organizarnos para sobrellevar de la mejor manera posible las molestias de los alérgenos.
  • Tomar un baño o ducha antes de acostarnos nos ayudará a eliminar restos de polen que podamos tener en la piel.
  • Cerrar las ventanas de casa, en la medida de lo posible, evitará la entrada de los agentes que causan la alergia.
  • También es aconsejable el uso de una máscara si tenemos que salir a un espacio abierto o donde podamos estar expuestos al polen.

Te recomendamos leer: Alergia al polen: ¿Cómo reducir sus síntomas?

Remedios naturales

beber-agua

Algunos consejos de medicina natural pueden ser muy efectivos en la prevención de las alergias estacionales:

  • Realizar curas depurativas para eliminar toxinas de nuestro organismo.
  • Evitar los alimentos con un alto contenido en histamina, como el zumo de naranja, el café, los lácteos, el embutido o el marisco.
  • Tomar suplementos probióticos para favorecer la flora bacteriana intestinal.
  • Las alergias están relacionadas con una sobrecarga hepática. Por lo tanto, puede ser muy beneficioso cuidar la función del hígado.
  • Beber mucha agua fuera de las comidas para limpiar el organismo.
  • La ortiga es una planta medicinal antialérgica muy efectiva.
  • Existen remedios homeopáticos para cada tipo de alergia que deberemos tener en cuenta para un tratamiento a largo plazo.

Si tienes alergias estacionales intensas, consulta con un médico para que te realice pruebas y así detectar qué tipo de alergia padeces.

De este modo, podrás determinar qué medidas y tratamientos tienen más probabilidades de funcionar mejor en tu caso.

  • Ferreira, M. A., Vonk, J. M., Baurecht, H., Marenholz, I., Tian, C., Hoffman, J. D., … Paternoster, L. (2017). Shared genetic origin of asthma, hay fever and eczema elucidates allergic disease biology. Nature Genetics. https://doi.org/10.1038/ng.3985

  • Callén Blecua, M. (2005). Diagnóstico y tratamiento de la rinitis alérgica. Acualización En Pediatria.

  • Klossek, J.-M., Serrano, E., & Dufour, X. (2007). Rinitis alérgicas y rinitis inflamatorias. EMC - Otorrinolaringología. https://doi.org/10.1016/S1632-3475(07)70319-3

  • Bhanwra, S. (2011). Management of allergic rhinitis. International Journal of Pharma and Bio Sciences. https://doi.org/10.1016/j.otc.2011.03.007