Alga kombu: propiedades, beneficios y usos

18 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
A continuación te vamos a mostrar las propiedades y los beneficios del alga kombu, un vegetal marino que se está popularizando en la alimentación occidental debido a su sabor.

Las algas son vegetales marinos con un alto contenido en nutrientes esenciales para el funcionamiento del organismo humano. Su consumo está recomendado y cada vez se utilizan de forma más frecuente para elaborar preparaciones culinarias. A continuación te vamos a hablar de una muy especial: el alga kombu.

Han sido las influencias orientales las que han introducido las algas en la alimentación occidental. Sin embargo, gracias a sus propiedades organolépticas y a sus beneficios, estos vegetales han llegado para quedarse. Su adaptación a nuestras preparaciones tradicionales fue muy buena. Por este motivo, podemos encontrar un montón de recetas fáciles de preparar.

Características del alga kombu

El alga kombu es conocida por su sabor umami. Se trata de un vegetal marino que se puede añadir a las preparaciones bajo su forma original o picado, casi en polvo.

Desde el punto de vista nutricional, destaca por su contenido en minerales, como son el yodo, el hierro y el potasio. Además, cuenta con una cantidad significativa de fibra soluble, útil para la prevención y para el tratamiento de varias patologías de carácter intestinal. Todas estas propiedades le conceden al alga kombu una serie de beneficios que te vamos a explicar.

Alga kombu en plato.

El alga kombu se introdujo desde la cocina oriental a nuestra gastronomía y ha llegado para quedarse.

Beneficios del alga kombu

Si bien desde el punto de vista de los macronutrientes, el alga kombu no resulta un alimento demasiado interesante, muchos son los beneficios que se pueden extraer a partir de su contenido en micronutrientes.

Mejora la función tiroidea

Gracias a la presencia de altas cantidades de yodo en su interior, el alga kombu es capaz de mejorar la función de la glándula tiroides, previniendo problemas en la formación de hormonas. De acuerdo con el reporte de un caso publicado en la revista Journal of Physiology and Biochemistry, un consumo continuado y constante de yodo es capaz de mejorar el pronóstico del hipotiroidismo subclínico.

Para saber más: ¿Qué comer después de una cirugía de tiroides?

Controla la presión sanguínea

El potasio del alga kombu ha demostrado ser capaz de reducir los niveles de presión arterial, según una investigación publicada en la revista Journal of Clinical Hypertension. Los problemas cardiovasculares son de los más preocupantes en la población de los países desarrollados.

Para mitigar esta clase de patologías, es preciso cuidar la alimentación. Controlar el aporte de sodio y aumentar el de potasio puede ser una estrategia eficaz de cara a prevenir la hipertensión sanguínea.

Promueve la salud intestinal

Como hemos comentado, el alga kombu destaca por su aporte de fibra soluble. Esta sustancia ha demostrado ejercer un efecto beneficioso sobre el tracto gastrointestinal.

La fibra es capaz de disminuir la incidencia del estreñimiento y de facilitar el manejo de las enfermedades inflamatorias del tubo digestivo, como puede ser el síndrome del colon irritable. Al reducir la constipación, de manera secundaria se contribuye a la reducción del riesgo de patologías oncológicas del intestino.

También te puede interesar: ¿Cómo funcionan los medicamentos para el estreñimiento?

Usos del alga kombu

Existen diferentes formas de sacarle partido a este producto vegetal procedente del océano. Su sabor umami permite que sea un ingrediente que se puede incluir en múltiples recetas culinarias con el objetivo de mejorar las características organolépticas de los preparaciones.

Lo más habitual resulta encontrar hojas de alga kombu deshidratadas, aunque también es posible hallar el vegetal en polvo, triturado. Incluso, se puede comprar fresco en algunos mercados, aunque esto resulta bastante menos frecuente en los países occidentales.

Algas deshidratadas

Si optas por adquirir la variedad deshidratada, te recomendamos que lo incluyas en algún tipo de plato que cuente con una salsa, como un estofado o un guiso. De este modo, podrá rehidratarse para mejorar su textura, al mismo tiempo que enriquecerá el sabor de la preparación.

Alga en polvo

Si te decantas por comprar alga kombu en polvo, piensa que puedes incluirlo en casi cualquier salsa como si fuese un condimento. Se utiliza del mismo modo que las especias, aunque procura no excederte en la dosis para no cubrir el sabor de los demás ingredientes de la receta.

Platos de algas.
Las algas aportan micronutrientes y fibra dietaria, esencial para el buen funcionamiento intestinal.

Incluye alga kombu en la dieta

Según lo comentado, las algas son vegetales que aportan beneficios para la salud del organismo cuando se incluyen en la dieta habitual. Por este motivo, es recomendable que las empieces a utilizar como ingredientes en las preparaciones culinarias.

El contenido en micronutrientes y en fibra del alga kombu lo convierten en un alimento ideal para prevenir el desarrollo de patologías crónicas y complejas, como por ejemplo las de tipo intestinal. También es capaz de mejorar el funcionamiento de la glándula tiroidea.

Por si todo esto fuese poco, el alga kombu mejora las características organolépticas de las preparaciones, gracias a su sabor umami, difícil de describir, pero muy apreciado por los críticos gastronómicos. Incluir esta alga en la dieta es sencillo, así que atrévete y dale un toque diferente a tus platos a partir de ahora, para disfrutar de sus beneficios.

  • Cmielewski J.. Carmody JB., Dietary sodium, dietary potassium, and systolic blood pressure in US adolescents. J Clin Hypertens, 2017. 19 (9): 904-909.
  • Lopez Y., Franco C., Cepeda A., Vázquez B., Constant iodine intake through the diet could improve hypothyroidism treatment: a case report. J Physiol Biochem, 2018. 74 (1): 189-193.
  • El Salhy M., Ystad SO., Mazzawi T., Gundersen D., Dietary fiber in irritable bowel syndrome. Int J Mol Med, 2017. 40 (3): 607-613.
  • Ortega Anta, Rosa M., et al. "Pautas nutricionales en prevención y control de la hipertensión arterial." Nutrición Hospitalaria 33 (2016): 53-58.
  • Vilcanqui-Pérez, Fulgencio, and Carlos Vílchez-Perales. "Fibra dietaria: nuevas definiciones, propiedades funcionales y beneficios para la salud. Revisión." Archivos Latinoamericanos de Nutrición 67.2 (2017): 146-156.
  • Rodríguez, Marta Suárez, Cristina Azcona San Julián, and Valentín Alzina de Aguilar. "Ingesta de yodo durante el embarazo: efectos en la función tiroidea materna y neonatal." Endocrinología y Nutrición 60.7 (2013): 352-357.