Cómo incorporar las algas a la dieta para conseguir más minerales

El mundo de las algas nos ofrece múltiples opciones y alternativas para incorporar a nuestra dieta estos superalimentos y aprovechar todos sus beneficios casi sin darnos cuenta de su presencia

Las algas son unos superalimentos todavía poco conocidos en algunos países, a pesar de que en algunas culturas, como por ejemplo la asiática, sí que se consumen a diario en todo tipo de recetas.

Al añadir algas a nuestros platos aumentamos en gran medida su contenido en minerales, de modo que multiplicamos sus propiedades para la salud.

Descubre en este artículo cómo puedes empezar a incorporar las algas a tu dieta de manera práctica y sencilla para beneficiarte de todas sus propiedades.

¿Que algas se pueden comer?

Aunque hay una gran variedad de algas aptas para el consumo. A continuación destacamos algunas de las más populares:

  • Dulse: Muy remineralizante, contiene potasio, calcio, magnesio, hierro y yodo. Es de color rojizo y tiene un sabor un poco picante.
  • Kombu: Es rica en yodo y potasio, y reduce los niveles altos de colesterol en sangre. Al cocinarla da sabor, endulza y ablanda los alimentos.
  • Nori: Rica en minerales, con propiedades antioxidantes y diuréticas, ideal para combatir el envejecimiento y la retención de líquidos.
  • Wakame: El alga wakame es excelente para evitar la osteoporosis, ya que tiene un alto contenido en calcio, así como en potasio, magnesio, hierro y yodo.
  • Agar agar: Esta sorprendente alga que nos ayuda a solidificar alimentos tiene la virtud de regular el sistema digestivo, los niveles de azúcar y el tránsito intestinal.

El agar agar es, además, muy saciante, ideal para perder peso sin pasar hambre.

Lee también: Cómo consumir algas

¿Cómo las comemos?

Gracias a que contienen muchos minerales, no es necesario comer algas en gran cantidad.

Lo más recomendable es añadirlas a nuestras recetas de siempre, ya que no alteran el sabor, sino que lo potencian e incluso nos sirven para mejorar las texturas y consistencias de los alimentos.

Salsas y vinagretas

Salsas y vinagretas

El alga dulse es una de las más fáciles de usar, por lo que puede ser la primera con la que nos introduzcamos al mundo de las algas.

Solamente es necesario ponerla dos minutos en remojo para ablandarla. A continuación, la podemos añadir por ejemplo a cualquier salsa o vinagreta para potenciar su sabor, reducir la sal y darles un toque diferente.

También se puede añadir a sopas, patés y bocadillos.

Legumbres

Las legumbres son alimentos muy sanos que deberían estar presentes en nuestra dieta, al menos, dos veces por semana, ya que son ricas en proteína vegetal y fibra.

Muchas personas no las consumen porque les cuesta digerirlas o bien porque no saben cómo cocinarlas para que queden blandas.

El alga kombu nos da la solución a estos dos problemas, ya que si la añadimos a la cocción de las legumbres, facilita su digestión y hace que se ablanden con más facilidad.

Sushi y otros enrollados

Sushi y otros enrollados

El famoso sushi son rollitos de arroz rellenos con pescado o verduras y envueltos en alga nori, que se presenta en forma de láminas muy finas.

Al humedecer estas láminas se ablandan y se compactan, de modo que las podemos rellenar con cualquier alimento y evitar así otras recetas similares que utilizan harinas para envolver los rellenos.

Puedes probar los enrollados de nori con todo tipo de rellenos: verduras, setas, pescado, carne, aguacate, etc.

Ver también: 5 algas para cocinar de manera saludable

Cremas de verduras

Cuando elaboramos cremas de verduras nos gusta que sean cremosas. Para lograr esta textura, muchas personas le añaden patata, queso blando, nata o leche.

No obstante, si queremos conseguir este mismo objetivo sin añadirle lácteos, y también para que la receta sea más ligera, tenemos una alternativa ideal en el alga wakame.

Esta alga nos ayudará a mejorar la textura de la crema, le aportará más minerales y la convertirá en una receta excelente para perder peso, ya que las cremas de verduras resultan muy saciantes y reconfortantes.

Gelatinas

Gelatinas

El alga agar agar es un ingrediente cada vez más frecuente entre los cocineros modernos. Estos han encontrado en este gelificante natural y vegetal la manera de elaborar todo tipo de platos de diferentes texturas.

De este modo evitan también usar las gelatinas de origen animal.

El agar agar da textura sólida a cualquier alimento. Cuanto más agar agar añadimos, más sólido y gelificado, excelente para flanes y gelatinas. Si añadimos menos nos sirve para espesar mermeladas, cremas, etc.

También podemos elaborar golosinas mucho más naturales, a partir de zumos de fruta concentrados.