Cómo prevenir el herpes labial

El herpes labial es una enfermedad cuyo virus, una vez lo contraemos, permanece en nuestro cuerpo de por vida. Los brotes pueden aparecer cuando tenemos las defensas bajas o incluso por estrés.

El herpes labial es una enfermedad bastante común que se desarrolla a causa del virus Herpes simplex de tipo 1, que puede ser contagiado por otra persona que tenga la enfermedad, pero también existen casos de herpes labial que es contagiado a causa del sexo oral que practican la mayoría de las parejas hoy en día, y es causado por el virus Herpes simplex tipo 2.

Los síntomas de la enfermedad

Cuando los síntomas comienzan, el virus hace que la piel se vea enrojecida y se siente un hormigueo que, por último, produce unas pequeñas úlceras, en algunos casos se presenta comezón y en otros molestias en la zona afectada o dolor. Muchas personas padecen brotes seguidos de esta enfermedad, aunque ciertas veces la enfermedad puede permanecer latente y aparecer nuevamente después de unos años.

¿Qué se experimenta cuando hay herpes bucal?

Lo primero que se siente cuando se tiene herpes bucal, es un fuerte dolor en la boca y también en los labios, asimismo puede producirse fiebre y dolor de garganta acompañada con inflamación en los ganglios que se encuentran alrededor del cuello. Cuando las ampollas ya han aparecido en cualquier área de la boca, por lo general las úlceras que se tengan se abren y botan un líquido transparente que forma una costra y que luego desaparece al cabo de un par de semanas.

Lo que puede generar un herpes labial son las gripes, las fiebres, los períodos menstruales, incomodidades emocionales, los rayos del sol, los fríos bastante fuertes, la fatiga y el estrés.

Medidas de seguridad y recomendaciones necesarias

Ajo
El ajo, un gran aliado para tratar el herpes labial.
  • Es mejor evitar tocar algunos fluidos corporales que pueden ser altamente infecciosos, como lo es besar a alguien que esté infectado o utilizar los utensilios de comer de alguien más, además de beber en el mismo vaso o comer en el mismo plato.
  • Utilizar algún protector en los labios es una buena opción para evitar que la exposición solar produzca erupciones.
  • El hierro y el Zinc son dos vitaminas muy importantes para el cuidado de tu piel, por lo que debes alimentarte con una dieta balanceada a base de estos componentes, además de otras vitaminas como la A, B, C , y E.
  • El ajo es un alimento bastante antiséptico, así que se puede comer uno en ayunas y que esté muy fresco, así puede fortalecer el sistema inmunológico y además es un buen germicida por vía oral. Si no puedes consumir el ajo en ayunas, puedes consumir cápsulas de ajo, es un buen suplemente al de origen natural.

Estos son algunos de los cuidados principales para evitar que se produzca esta enfermedad. Recuerda usar siempre algún hidratante en los labios, y además utiliza el preservativo cuando vaya a tener sexo oral con tu pareja.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar