Cómo debe ser la alimentación para combatir la anemia

Lo primero que debes saber para combatir la anemia es que esta puede aparecer en cualquier momento de tu vida. Aquí te contaremos qué comer para combatirla.

¿Tu médico te ha dicho que tienes anemia y que debes comer mejor? Seguramente también te dio algunas indicaciones. Sin embargo, es posible que tengas dudas sobre la alimentación para combatir la anemia.

De ser así, sigue leyendo que te daremos algunas claves para salir avante del problema y reducir las molestias. Descubrirás que la mejor alternativa es comer sano y variado. Claro que hay suplementos y si tu médico te indicó alguno, tómalo tal y como te haya dicho.

Después de unas semanas, tu vida regresará a la normalidad y podrás olvidarte de suplementos. Tan solo procura mantener una alimentación sana en lo sucesivo. Esto evitará que el problema regrese.

Por qué aparece la anemia

Lo primero que debes saber para combatir la anemia es que esta puede aparecer en cualquier momento de tu vida. Ocurre cuando tu cuerpo no tiene suficientes células rojas en sangre y puede suceder por varios motivos. Las causas más comunes son la pérdida de sangre y la destrucción de estas células por algún tratamiento médico.

Anemia falciforme.

En cualquiera de los dos casos, es importante tratarla tan pronto como sea posible. De lo contrario, experimentarás problemas severos como:

  • Debilidad
  • Mareos
  • Irritabilidad
  • Desmayos
  • Falta de energía

Dieta para la anemia por falta de hierro

Una de las causas más comunes de la anemia es que no consumas suficiente cantidad de hierro. Esto puede ocurrir porque tu dieta es muy pobre en nutrientes, porque te enfocas solo en ciertos alimentos o porque no comiste bien durante tu embarazo.

El hierro es vital para tu salud debido a que es el compuesto base de la hemoglobina y es el encargado de transportar el oxígeno a lo largo de tu cuerpo.

Entre los alimentos que debes consumir para combatir la anemia por falta de hierro están:

  • Vísceras de animales, como hígado y riñones.
  • Carnes rojas y embutidos.
  • Pescado.
  • Huevos.
  • Cereales integrales y sus derivados.
  • Semillas y nueces.
  • Vegetales verdes, como las espinacas, el brócoli y el kale.
  • Frijoles y brotes.
  • Frutos secos.

Dieta para combatir la anemia por deficiencia de ácido fólico

Otro factor que puede generar anemia es la falta de folato o ácido fólico. Esto ocurre cuando no incluyes alimentos ricos en este nutriente. Es muy común en las mujeres embarazadas que no siguen las instrucciones de su médico de complementar su dieta con un suplemento apropiado.

Bol de espinacas ricas en ácido fólico.

El ácido fólico es una vitamina vital para la creación y regeneración de células. Entre ellas, las células de la sangre o células rojas. En promedio, tu cuerpo requiere unos 200 microgramos de ácido fólico al día y el doble si estás embarazada.

Para combatir la anemia por deficiencia de ácido fólico procura comer:

  • Espinacas
  • Frijoles negros
  • Lechuga
  • Riñones, hígado y corazón
  • Chícharos
  • Coliflor
  • Frijoles verdes

Leer también: Deliciosos wraps de espinacas

Qué comer para combatir la anemia por deficiencia de vitamina B12

Otra vitamina clave en tu dieta es la B12. Esta actúa como complemento del ácido fólico en la producción de células, en este caso, de las células de la sangre.

Por lo regular, una dieta balanceada es más que suficiente para obtener la cantidad correcta de vitamina B12. Sin embargo, si llevas una dieta muy monótona podrías enfrentar esta deficiencia. Si esto ocurre, también experimentarás problemas de daño nervioso y problemas en el corazón.

Deficiencia de vitamina B12.

Entre los alimentos que te aportan esta vitamina están: carne, pescado, queso, huevos, leche y derivados, cereales fortificados, arroz entre otros.

Te recomendamos leer: 6 cereales integrales que no deberían faltar en tu dieta

Alimentos que debes evitar cuando buscas combatir la anemia

Parte fundamental de la lucha contra la anemia es evitar aquellos alimentos o productos que la empeoran:

  • Vino rojo. Aunque tiene varios beneficios a tu salud, su consumo puede inhibir la absorción de hierro. La buena noticia es que el vino blanco sí que te ayuda a absorber el hierro por lo que puedes optar por él.
  • Café. Por mucho que te guste comenzar el día con una taza de café, es mejor reducirlo pues también inhibe la absorción de hierro. Por algunas semanas, procura cambiarlo por infusiones de hierbas o frutas.
  • Té verde y té negro. Aunque estas bebidas son muy saludables y buenos sustitutos del café, no son buena idea cuando tienes anemia. Esto se debe a que las taninas que contienen, impiden la correcta absorción de hierro.