Alimentación y ejercicio: la clave para un cuerpo de revista

Con cuidado de no caer en excesos, la combinación de una dieta equilibrada y una rutina de ejercicios es la base para perder peso, tonificar y lograr un cuerpo de revista

La alimentación balanceada y el ejercicio físico regular son la combinación perfecta para alcanzar ese cuerpo de revista que tanto has soñado. Atrás han quedado las populares dietas “milagro” y los productos adelgazantes como fórmulas para tratar el sobrepeso.

En la actualidad se han hecho múltiples esfuerzos para dar a entender cuán importantes son estos hábitos. Si bien es un poco difícil adoptarlos como un estilo de vida, su práctica tiene muchos beneficios tanto para la figura como para la salud.

Y es que, aunque hay muchos mitos en torno a estos temas, quienes consiguen lograr un equilibrio entre ambos han podido ver resultados satisfactorios, y sobre todo permanentes, en cuanto a la eliminación de esos kilos “de más”.

¿Te has trazado este objetivo? ¿Luchas para mejorar tu cuerpo? Descubre los aspectos que debes tener en cuenta para no fallar en el intento.

Alimentación balanceada

Una dieta balanceada

Los hábitos alimentarios son determinantes en todo plan para tener un cuerpo saludable. A través de la nutrición se apoyan aquellos procesos que intervienen en la pérdida de peso, como por ejemplo la actividad del metabolismo y del sistema digestivo.

Por esto, es conveniente adoptar una dieta balanceada, controlada en calorías y cuyo número de nutrientes corresponda a los requerimientos diarios del organismo.

¿Por qué no debes acceder a dietas extremas? Si bien pueden dar resultados contra el exceso de peso, posteriormente producen un efecto “rebote” que hace ganar los kilos perdidos en poco tiempo.

Carecen de nutrientes esenciales y representan un peligro para la salud, sobre todo cuando la persona tiene alguna enfermedad en especial.

Ver también: El plátano no engorda y aporta muchos nutrientes

¿Cómo disfrutar de una dieta balanceada?

Una dieta balanceada es aquella que se basa en una adecuada combinación de macronutrientes y micronutrientes esenciales para el cuerpo. Tiene en cuenta el estado de salud de la persona, su peso corporal y el estilo de vida en general.

Sus características principales incluyen:

  • Combinación de alimentos variados y saludables.
  • Cinco o seis comidas pequeñas al día.
  • Horarios fijos para cada comida.
  • Bajo o nulo consumo de grasas saturadas, grasas trans, azúcar y sodio.
  • Un desayuno completo cuyo número de calorías equivale al 25 % de los requerimientos diarios.
  • Mayor consumo de frutas, vegetales y cereales integrales.
  • Consumo diario de agua y líquidos saludables (jugos, infusiones, etc.)
  • Métodos de cocción saludables, como al vapor o al horno, en lugar de frituras en aceites.

Ejercicio físico

Prestar atención a las repeticiones y descansos

Los estudios científicos han comprobado que lo más efectivo a la hora de complementar las dietas son las actividades deportivas. El hecho de unirlos mejora la pérdida de peso y aumenta el bienestar físico y mental.

El ejercicio físico es el hábito más efectivo para restar grasa corporal. Su práctica diaria incrementa el gasto energético, moldea el cuerpo y optimiza las funciones de órganos vitales.

De acuerdo con datos de la Clínica Mayo, el ejercicio aeróbico es el más efectivo a la hora de quemar calorías. Pese a esto, en general, lo ideal es combinarlo con actividades de fuerza o ejercicios anaeróbicos.

Te recomendamos leer: Cómo diseñar un buen plan de entrenamiento físico

Consejos para empezar a hacer ejercicio físico

La falta de tiempo y las múltiples ocupaciones laborales son las excusas para no hacer ejercicio físico regular. Muchos se limitan a la idea que solo es posible disfrutar sus beneficios con una rutina profesional de gimnasio.

Lo cierto es que hay muchas posibilidades para incorporar este hábito en el estilo de vida. De hecho, no es necesario utilizar material profesional, ni requiere demasiadas horas del día.

  • Dedicar entre 20 y 30 minutos diarios es suficiente para mejorar la figura y el peso.
  • Se puede practicar en la mañana, justo antes de iniciar las demás actividades de la rutina.
  • Aunque el gimnasio tiene muchas ventajas, hay decenas de rutinas que se pueden practicar en casa o en espacios públicos.
  • No es necesario limitarse a un plan de entrenamiento:el pilates, el yoga, la zumba o el running son formas alternativas de gozar los beneficios del deporte.

Descansar: el complemento para un cuerpo 10

Dormir poco provoca no descansar, afeectando a la salud y rendimiento.

Para tener un cuerpo “10” o “de revista” no hay que pasar por alto un pilar que complementa los beneficios de la alimentación y el ejercicio: el descanso.

En todo plan para tener un estilo de vida saludable hay pautas para dormir bien y dejar descansar el cuerpo. Nada se debe llevar a los extremos, ni siquiera la actividad física.

  • No es correcto ejecutar una rutina extenuante todos los días. Si el ejercicio es un plan para todos los días, una o dos veces a la semana debe ser con actividades menos exigentes.
  • El periodo de sueño no debe ser inferior a 7 horas diarias sin interrupciones. Dormir menos promueve el aumento de peso, reduce el nivel de energía y afecta la concentración.

¿Buscas reflejar una figura delgada y saludable? ¡Ojo con los extremos! Adopta estos sencillos hábitos como un estilo de vida y comprueba que son la forma más efectiva de lograr el cuerpo que deseas.