Cómo debe ser la alimentación en madres lactantes

Las madres lactantes se enfrentan a toda clase de dudas relacionadas a la salud de su bebé. Descubre cómo debe ser tu alimentación.

Las madres lactantes se enfrentan a toda clase de dudas relacionadas a la salud de su bebé. Esto ocurre con mayor frecuencia en las madres primerizas, pero incluso las expertas experimentan dudas. Una de las principales dudas es sobre la alimentación en madres lactantes.

Si estás pasando por esta hermosa etapa, sigue leyendo porque te diremos algunas cosas que debes tomar en cuenta. Recuerda que todo lo que bebes y comes en este momento de tu vida influye en la salud de tu bebé.

Lo más importante a tener en cuenta es que dicha influencia en la salud de tu hijo persiste a lo largo de su vida. Por ello, es vital que le aportes nutrientes realmente saludables. ¿Lo habías pensado?

Alimentación en madres lactantes

Aunque muchas mujeres piensen que es así, la realidad es que las madres lactantes no requieren una dieta especial. Lo que sí necesitan es una dieta correcta y saludable que les permita obtener todos los nutrientes requeridos por el cuerpo.

Madre lactante.

De esta forma, su leche ayudará a que su bebé esté bien nutrido y a que pueda desarrollarse correctamente. Básicamente tu dieta debe incluir:

La cantidad correcta de calorías

Debido a que tu cuerpo requerirá mayor energía para el cuidado del bebé y para sustituir las calorías que este consume a través de tu leche, es ideal que aumentes ligeramente su consumo. Aproximadamente requerirás un extra de 500 calorías al día aunque eso dependerá mucho de tus actividades y la dieta que lleves actualmente.

En caso de que tengas algo de sobrepeso, procura acudir primero con un nutriólogo para evitar agravar el problema. Además, recuerda que el ejercicio debe ser parte fundamental de tu rutina para recuperar la figura después del parto.

Si tu embarazo fue complicado y requeriste reposo, es importante que poco a poco retomes la rutina y actividad física. No olvides preguntar a tu médico los cambios de dieta y actividad que debes tomar en cuenta si fue tu caso.

Consume alimentos que sean realmente nutritivos

Otra cosa que debes tomar en cuenta en la alimentación de madres lactantes es revisar a conciencia los alimentos que consumirás. Cuando estás amamantando a tu bebé, la leche debe aportar todos los nutrientes base para un cuerpo sano, especialmente vitamina B.

Aporte de las proteínas.

Lo ideal es que tu alimentación sea variada y que incluya todos los grupos. Cada tiempo de comida (desayuno, comida y cena) debe aportar:

  • Proteínas
  • Frutas
  • Vegetales
  • Semillas y grasas naturales
  • Carbohidratos complejos

Te interesa leer: Prepara yogur casero de frutas con esta sencilla receta

Los mejores ejemplos de estos alimentos son:

  • Salmón
  • Carne de pollo magra
  • Hígado y otras vísceras
  • Almendras
  • Jitomate
  • Semillas de girasol
  • Kale
  • Sardinas

Al momento de elegir estos alimentos, opta siempre por las versiones más naturales que encuentres. Si deseas añadir algunos aderezos o sabor, utiliza opciones naturales como hierbas de olor o especias. Procura evitar las opciones congeladas o preparadas con sal. Aunque estas pueden durar más tiempo, también aportan químicos que tu bebé no requiere y que pueden ocasionarle daños.

Leer también: Las sardinas, un alimento saludable

Asegúrate de consumir vitamina D

La vitamina D se puede obtener fácilmente con la exposición al sol. Sin embargo, si eres de las madres lactantes que no se exponen demasiado a este, es recomendable tomar un suplemento.

Esta vitamina es importante para tu bebé porque garantiza la fortaleza de su sistema inmunitario y la salud de sus huesos.

En caso de que tu cuerpo no tenga suficiente vitamina D, podrías terminar con una deficiencia que ocasione daños en tu salud, como osteoporosis y debilidad.

Vitamina D.

La cantidad de vitamina D que debes consumir durante el tiempo que amamantes a tu bebé es de 6,000 IU al día. Nuestra recomendación es que cada día des un paseo a una hora en la que el sol no sea excesivo pero en la que sí recibas los rayos solares. Tan solo recuerda aplicar protector solar cada poco tiempo.

A esto, puedes añadir un suplemento básico de vitamina D o preguntar a tu médico si requieres alguno específico y así mejorarás tu alimentación en madres lactantes.

Mantente hidratada

Lo último en alimentación en madres lactantes es que deben recordar consumir suficiente agua. Debido a que la leche se forma principalmente de agua, debes compensar la que tu bebé está tomando.

En este sentido, es importante que te asegures de consumir al menos un litro más de agua al día. Sin embargo, si tu bebé toma mucha leche podrías requerir hasta dos litros extra.