Alimentación en la enfermedad inflamatoria intestinal

29 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe
La clave de la alimentación en la enfermedad inflamatoria intestinal es adaptarla a los síntomas y las fases de cada paciente.

La malnutrición es una característica común de las personas que sufren problemas digestivos. En concreto, la alimentación en la enfermedad inflamatoria intestinal es clave para disminuir y aliviar síntomas. Te contamos todo lo que debes saber.

¿A qué llamamos enfermedad inflamatoria intestinal?

El tubo digestivo puede sufrir distintos tipos de afecciones que pueden influir en el estado de salud. Una de ellas es la enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Se trata de un término usado para describir enfermedades crónicas del tracto digestivo, de causas desconocidas que se caracterizan por la aparición de inflamación.

Las dos EII más comunes son la colitis ulcerosa crónica (CUC) y la enfermedad de Crohn (EC). Existe una tercera entidad conocida como colitis indeterminada que comparte características de las dos anteriores y que, al evolucionar, ocasionalmente puede ser identificada con una u otra.

intestino

¿Cuáles son las características de las EII?

Enfermedad de Crohn

Puede afectar cualquier parte del tubo digestivo, pero las áreas más frecuentes son el intestino delgado distal y el colon ascendente. Las lesiones son segmentadas y pueden dañar todas las capas de la pared intestinal.

Lee también: Tratamiento de la enfermedad de Crohn

Colitis ulcerosa

Afecta exclusivamente al colon y al recto. Las lesiones son continuas y aparecen en la mucosa y submucosa. Estas enfermedades alteran la función del sistema inmune del tracto digestivo provocando una respuesta inflamatoria prolongada.

¿Cuáles son los síntomas que presentan?

Los síntomas más frecuentes en ambas son cólicos intensos y diarrea crónica con sangre. Se produce pérdida de peso, malnutrición, fiebre y lesiones en piel y articulaciones.

La enfermed inflamatoria intestinal produce cólicos

Las lesiones en la mucosa intestinal provocan varios problemas nutricionales asociados, como pueden ser:

  • Anorexia.
  • Edema.
  • Anemia
  • Deshidratación.
  • Pérdida de proteínas y vitaminas.
  • Alteración en el equilibrio de los minerales como zinc, hierro, magnesio, calcio y selenio.

Causas de la malnutrición

La malnutrición se produce por varios factores como:

  • Disminución de la ingesta de alimentos.
  • Por la misma enfermedad, que genera dolor, diarrea y vómitos.
  • Exclusión de ciertos alimentos.
  • Aumento de los requerimientos por fiebre, estrés y pérdida de proteínas.
  • Malabsorción de nutrientes.
  • Interacción entre fármacos y nutrientes. Según la Fundación Española del Aparato Digestivo, los fármacos que se usan para el tratamiento de estas afecciones son los antiinflamatorios, corticoides, inmunosupresores y antibióticos.

¿Cómo debe ser la alimentación en la enfermedad inflamatoria intestinal?

Cabe aclarar que las EII presentan fases de remisión y fases en las que los síntomas vuelven a aparecer con episodios agudos. Por lo tanto, la dieta deberá depender del momento en que nos encontremos. Cuando no hay síntomas, se puede manejar un plan de alimentación saludable sin restricciones innecesarias.

En caso de periodos agudos, se deberá adaptar la alimentación cubriendo las necesidades nutricionales. Es clave que se realicen varias comidas a lo largo del día, consumir abundante agua segura y evitar las temperaturas frías extremas.

La dieta baja en carbohidratos de cadena corta o FODMAP es beneficiosa en el tratamiento. Se deberá considerar que la dieta debe contar con una proporción de:

  • 50 a 60 % de las calorías en hidratos de carbono.
  • 15 a 20 % de proteínas.
  • 25 a 30 % de grasas, limitándolas si hay pérdida en diarrea.

No debemos olvidar que, en algunos casos, se puede desarrollar una malnutrición grave con compromiso intestinal. En esta situación, la opción es la alimentación parenteral o mediante una vía central.

alimentación en la enfermedad inflamatoria intestinal

Alimentos que deben evitarse cuando hay síntomas

Cuando estamos en una fase sintomática, deben evitarse todos aquellos alimentos que puedan producir gases y generar molestias. Estos son:

  • Legumbres y cereales.
  • Lácteos, principalmente leche.
  • Papa, batata, choclo, yuca, ajo, cebolla, coles.
  • Quesos duros y condimentados.
  • Frutas frescas y secas.
  • Miel, azúcar, dulces, jarabes, mermeladas endulzadas con ciertos edulcorantes como xilitol o sorbitol.
  • Carnes procesadas, embutidos y derivados
  • Bebidas alcohólicas, gaseosas y sodas, bebidas fermentadas y café.
  • Alimentos picantes o muy condimentados.

Además, se deberá evaluar si hay deficiencias de vitaminas y minerales. En estos casos, podrá usarse suplementación.

Te puede interesar: Alimentos recomendados para el colon irritable

Alimentación cuando no hay síntomas

Por todo lo mencionado anteriormente, cuando los síntomas desaparecen, es fundamental volver a introducir poco a poco los alimentos restringidos. Generalmente, se comienza con:

  • Verduras cocidas que tienen fibra soluble, como: zapallo, calabaza, zanahoria, remolacha, zapallito.
  • Frutas cocidas al vapor o al horno: manzana, banana madura, damasco, durazno, pera.
  • Cereales y derivados refinados.
  • Carnes bajas en grasa, como pescados y pollo.

Cabe destacar que el avance en la dieta puede demorar varias semanas y debe hacerse acorde al paciente. El tiempo entre una progresión y otra depende de los síntomas. En conclusión, la clave de la alimentación en la enfermedad inflamatoria intestinal es adaptarla a los síntomas y las fases de cada paciente.

  • Jasinski C, Tanzi MN, Lagomarsino G, López C, Iglesias C. Enfermedad inflamatoria intestinal. Arch Pediatría Urug. 2004;75(1):74-77.
  • Martínez Gómez MJ, Melián Fernández C, Romeo Donlo M. Nutrición en enfermedad inflamatoria intestinal. Nutr Hosp. 2016;33(4):59-62.
  • Vásquez A, Hazel E, Romero G. Nutrición en la Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Gen. 2012;66(3):207-212.
  • Torresani ME, Somoza MI. Lineamientos para el cuidado nutricional. 3a ed. Buenos Aires: Eudeba; 2009.
  • Saludigestivo. Enfermedad de Crohn [Internet]. Saludigestivo. [citado 12 de abril de 2020]. Disponible en: https://www.saludigestivo.es/enfermedades-digestivas-y-sintomas/enfermedad-de-crohn/