Alimentación para prevenir las patas de gallo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande el 4 enero, 2019
Elena Martínez Blasco · 4 enero, 2019
Las patas de gallo están relacionadas con nuestro hígado, por lo que, con un plan de alimentación para cuidar nuestro hígado, podemos prevenir su aparición desde el interior.

La aparición de las arrugas en el contorno de ojos o patas de gallo es una de las señales de envejecimiento más odiadas y molestas. Pero el envejecimiento no es el único factor que juega un papel importante en la aparición de estas temibles arrugas. Por ello, es importante conocer las causas para poder tratar las patas de gallo.

Antes de deducir que es únicamente el paso del tiempo lo que esta provocando patas de gallo en el contorno de los ojos, tenemos que descartar problemas internos en nuestro organismo.

Una de las causas más comunes en la formación de patas de gallo a temprana edad son los problemas de visión. Cualquier trastorno en la visión que nos haga forzar un poco la vista hará que entrecerremos los ojos. Este ligero movimiento poco a poco provoca la aparición de arrugas.

Cada parte de nuestro rostro está relacionada con una parte interna del cuerpo, es decir, con algún órgano. En el caso del contorno de ojos, se relaciona con el hígado. Podemos decir que la aparición de líneas de expresión o arrugas a temprana edad puede deberse a que el hígado este mal.

Asimismo, hay que cuidar la alimentación  y tener hábitos saludables para tu hígado. Por consiguiente, debes evitar el consumo de grasas no saludables, sal y azúcares. También debes evitar el alcohol, tabaco o drogas y episodios repetitivos de ira que dañan el hígado.

 

Patas de gallo

 

Alimentos para  prevenir las patas de gallo

Como hemos dicho, una de las causas de la aparición de las patas de gallo es un hígado debilitado. Por este motivo a continuación te recomendamos una serie de alimentos que cuidaran tu hígado, y te ayudarán a prevenir las patas de gallo.

Verduras y especias amargas

Los alimentos que más benefician a nuestro hígado son aquellos que tienen un sabor amargo. Destacamos algunos de ellos:

  • Alcachofa. Se puede consumir cocida, al horno y en infusión.
  • Pomelo. Excelente cítrico para tomarlo en ayunas.
  • Ajenjo. Tiene propiedades digestivas. Se emplea como especia o en infusión.
  • Endibia.
  • Berros.
  • Diente de león. Esta planta se puede usar fresca en las ensaladas, o bien seca para preparar infusiones. Además de ayudar a nuestro hígado también es buena para el riñón.
  • Cúrcuma. Esta especia tiene propiedades depurativas para el hígado.

Debes consumir a diario al menos uno de estos alimentos, y puedes ir alternándolos según tus preferencias.

curcuma para prevenir las patas de gallo

Alimentos verdes

Los alimentos de color verde contienen una gran cantidad de clorofila. Este nutriente es muy depurativo, ya que absorbe y elimina las sustancias tóxicas del organismo.

Además de los alimentos amargos citados, algunos de los cuales también son verdes, destacamos los siguientes:

  • Espinacas.
  • Acelgas.
  • Rúcula.
  • Espirulina.
  • Manzana verde.

Lee también: 4 cremas faciales para prevenir y atenuar las patas de gallo

Aceite y limón

Estos dos alimentos medicinales, a pesar de nos ser amargos, provocan que el hígado y la vesícula biliar eliminen gradualmente los cálculos y arenillas que la mayoría de las personas tenemos sin saberlo.

En primer lugar toma una cucharada sopera de zumo de limón e Inmediatamente después toma  una cucharada sopera de aceite de oliva. Debes esperar media hora antes de desayunar. Se aconseja repetir a diario.

Cardo mariano

El cardo mariano es una planta medicinal que ayuda a regenerar el hígado. Tiene como principio activo la silimarina, cuyo beneficio principal es su potente capacidad para estimular la síntesis de proteínas. Esta estimulación favorece la capacidad de este órgano para reemplazar las células dañadas por las nuevas.

Cardo mariano para tratar el hígado graso..

Zumo de manzana

El zumo de manzana, siempre y cuando sea natural, es muy beneficioso para el hígado gracias a su contenido en ácido málico. El mejor momento para tomarlo es a media mañana o a media tarde.

También te puede interesar: Hígado graso: combátelo con 5 remedios con alcachofa

Grasas saludables

Para nutrir la piel y evitar la aparición de todo tipo de arrugas no debes olvidarte de hidratar y nutrir la piel desde el interior. Además de beber suficiente agua fuera de las comidas, debes consumir a diario alimentos ricos en grasas saludables como los aceites vegetales, los frutos secos, semillas y aguacate

 Pepitas de uva

Finalmente, un alimento potente para prevenir el envejecimiento de la piel y la aparición de las arrugas es la semilla de uva. Por su composición en antioxidantes y otros activos eficaces, además del consumo como alimento, se emplea como ingrediente en algunos cosméticos

  • Manuel, H. T. (2014). Envejecimiento. Revista Cubana de Salud Publica. https://doi.org/10.1002/jmv.10290
  • Instituto de Mayores y Servicios Sociales. (2011). Envejecimiento Activo. Libro blanco. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
  • de Jaeger, C. (2018). Fisiología del envejecimiento. EMC – Kinesiterapia – Medicina Física. https://doi.org/10.1016/S1293-2965(18)89822-X