Alimentación para prevenir las patas de gallo

Las patas de gallo están relacionadas con nuestro hígado, por lo que, con un plan de alimentación adecuado, podemos combatirlas desde el interior.

Las patas de gallo son esas arrugas que aparecen debajo de los ojos y en los laterales, en forma de líneas más o menos horizontales, y que se acentúan cuando nos reímos o entrecerramos los ojos.

Estas arrugas están muy relacionadas con nuestro hígado y por eso en este artículo te recomendamos un plan de alimentación para prevenirlas y combatirlas desde el interior, para que las cremas que te apliques externamente sean todavía más efectivas.

Alimentos amargos

Los alimentos que más benefician a nuestro hígado son aquellos que tienen un sabor amargo. Destacamos algunos de ellos:

  • Alcachofa: La podemos comer cocida o al horno, y con sus hojas más duras podemos hacer una infusión.
  • Pomelo: Excelente cítrico para tomarlo en ayunas o antes de acostarnos, solo o endulzando con un poco de miel de abeja.
  • Ajenjo: Esta planta resulta muy amarga y a la vez muy beneficiosa, ya que se ha recomendado desde la antigüedad como remedio digestivo. Lo tomaremos como especia o en infusión.
  • Endibia: La endibia tiene un toque amargo pero también refrescante. La podemos usar en ensaladas o bien como aperitivo, usando sus hojas rígidas como si fueran tostadas.
  • Berros: Los berros tienen un sabor bastante suave y son ideales para incluir en la ensalada o bien para preparar una salsa pesto.
  • Diente de león: Esta planta que aparece de manera silvestre podemos usarla fresca en las ensaladas, o bien comprarla seca para preparar infusiones. Además de ayudar a nuestro hígado también es buena para el riñón.
  • Cúrcuma: Esta especia es altamente medicinal y también tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y anticancerígenas.

Diariamente deberemos consumir al menos uno de estos alimentos, y podemos ir alternándolos según nuestras preferencias.

curcuma Frabisa

Alimentos verdes

Otra manera de seleccionar los alimentos más adecuados para nuestro hígado, y por lo tanto para eliminar las patas de gallo, son todos aquellos de color verde.

Este color confirma que el alimento contiene una gran cantidad de clorofila, un nutriente muy depurativo que absorbe y elimina las sustancias tóxicas del organismo.

Además de los alimentos amargos citados, algunos de los cuales también son verdes, destacamos los siguientes:

  • Espinacas.
  • Acelgas.
  • Rúcula.
  • Espirulina.
  • Manzana verde.
  • Hojas de mostaza.
  • Achicoria.

manzana peladura torbakhopper

Aceite y limón

Estos dos alimentos medicinales, a pesar de nos ser amargos, provocan que el hígado y la vesícula biliar eliminen gradualmente los cálculos y arenillas de bilis que la mayoría de las personas tenemos sin saberlo. Para que sean efectivos, deberemos tomarlos en ayunas de la siguiente manera:

  1. Exprimiremos jugo de limón hasta tener una cucharada sopera y la tomaremos.
  2. Inmediatamente tomaremos una cucharada sopera de aceite de oliva de primera presión en frío.
  3. Esperaremos media hora antes de desayunar.
  4. Lo haremos diariamente.

aceite y limón elle_ann

Cardo mariano

El cardo mariano lo destacamos porque es una planta medicinal que ayuda a regenerar el hígado. Tiene como principio activo la silimarina, cuyo beneficio principal es su potente capacidad para estimular la síntesis de proteínas. Esta estimulación favorece la capacidad de este órgano para reemplazar las células dañadas por las nuevas. Por el contrario, en ningún caso la silimarina regenera las células que son malignas.

Si no padecemos ninguna enfermedad del hígado podemos tomar una infusión diaria de cardo mariano antes de acostarnos.

Zumo de manzana

El zumo de manzana, siempre y cuando sea natural, a ser posible licuado por nosotros mismos, es muy beneficioso para el hígado gracias a su contenido en ácido málico.

El mejor momento para tomarlo es a media mañana o a media tarde.

Grasas saludables

Para nutrir nuestra piel y evitar la aparición de todo tipo de arrugas no debemos olvidarnos de hidratar y nutrir nuestra piel desde el interior. Además de beber suficiente agua fuera de las comidas, deberemos comer diariamente algunos de estos alimentos, ricos en grasas saludables:

  • Aceites vegetales de primera presión en frío: sésamo, lino, oliva, coco, etc.
  • Frutos secos y semillas.
  • Aguacate.
  • Mantequilla o mantequilla clarificada (ghee).
  • Yema de huevo.

Semilla de uva

Finalmente, un poderoso remedio para evitar el envejecimiento de la piel y la aparición de las arrugas es la semilla de uva, que actualmente se vende en extracto y en aceite. También podemos comer uvas sin quitar las semillas, masticándolas bien antes de tragarlas.

Imágenes por cortesía de Frabisa, torbakhopper y elle_ann

Te puede gustar