Alimentos adecuados para pacientes con cáncer

Debido a las posibles cirugías y a la quimioterapia se puede originar una deficiencia de minerales en el cuerpo, por lo que es fundamental seguir una dieta rica en nutrientes para prevenir estos problemas.

Para las personas que padecen cáncer, es muy importante mantener una nutrición adecuada durante y después de los tratamientos; una dieta adecuada puede ayudar a mantener la masa muscular, la fuerza y los nutrientes necesarios para soportar la quimioterapia, la radiación y la cirugía.

Necesidades nutricionales de pacientes con cáncer

MACRONUTRIENTES: PROTEÍNAS, CARBOHIDRATOS Y GRASAS

Las proteínas, carbohidratos y grasas en la dieta son totalmente necesarios para mantener la resistencia y la fuerza, y soportar el tratamiento contra el cáncer; es importante conseguir alimentos energéticos y proteicos, como batidos y leche enriquecida y hacer ejercicio entre las comidas para aumentar el hambre.

MICRONUTRIENTES: VITAMINAS, MINERALES Y OLIGOELEMENTOS

Llevar una dieta equilibrada rica en vitaminas, minerales y oligoelementos ayuda a prevenir la desnutrición en pacientes con cáncer, sujetos a recibir quimioterapia o cirugías.

Lo cual puede producir deficiencias en el organismo, especialmente de magnesio y potasio, por lo que será reomendable aumentar su ingesta cuando el médico así lo comunique.

INGESTA DE LÍQUIDOS Y ELECTROLITOS

Es importante obtener los líquidos y electrolitos adecuados para ayudar a recuperarse de episodios de diarrea y vómitos durante el tratamiento del cáncer.

El agua, sodio, calcio, magnesio, potasio, fosfato, cloruro, y carbonato son importantes para que funcionen correctamente todos los órganos del cuerpo; el desequilibrio en cualquiera de estas áreas pueden comprometer aún más la salud del paciente con cáncer, pudiendo tener consecuencias fatales.

Alimentos beneficiosos para pacientes con cáncer

FRUTAS Y VERDURAS

Las frutas y verduras son fuentes ricas en antioxidantes, minerales y vitaminas, que pueden proteger el cuerpo de agentes tóxicos.

Los antioxidantes fortalecen el sistema inmunológico, disminuyendo el riesgo de contraer virus e infecciones, que pueden dificultar la recuperación. En este grupo se encuentran las ciruelas, peras, cítricos, kiwis, melón, mango, y papaya; así como pimientos, alcachofas, espárragos, col rizada, brócoli, batatas, tomates y zanahorias.

Los zumos de verduras, de frutas y los batidos proporcionan valiosas comidas, especialmente si el paciente sufre de náuseas y anorexia. Los pacientes con cáncer deben consumir al menos cinco porciones de verduras y frutas todos los días, ya sea como zumo o en forma sólida.

LEGUMBRES

Las legumbres, como los guisantes, las lentejas y los frijoles, proporcionan cantidades importantes de fibra y proteínas vegetales además de vitaminas y minerales. Es recomendable comerlas varias veces a la semana para los pacientes con cáncer. No poseen grasas saturadas y mantienen estables los niveles de colesterol.

GRASAS SALUDABLES

El consumo de grandes cantidades de calorías durante el tratamiento del cáncer puede ser una tarea difícil de lograr; es recomendable el aceite de oliva, fuente de grasas insaturadas.

Palta o aguacate

Otras fuentes de grasas saludables pueden ser: semillas de girasol, semillas de calabaza, semillas de lino, aceite de cánola, aguacates y frutos secos como los anacardos, cacahuetes, almendras, y nueces.

Alimentos que se deben evitar

En la dieta de pacientes con cáncer es importante evitar los alimentos manipulados. Evita también los alimentos grasos, fritos y la comida rápida, debido a la falta de nutrientes y a la presencia de acrilamida, un carcinógeno que se desprende durante el proceso de fritura.

Los pacientes de cáncer deben evitar los productos lácteos, carnes rojas de vacuno y de cerdo, azúcar de mesa y edulcorantes artificiales.