Alimentos aptos y prohibidos para mascotas

Yamila Papa · 17 septiembre, 2014

Los perros y gatos forman parte de nuestra familia, son un integrante más. Es por ello que muchas personas optan por darles de comer “cualquier cosa”. Es necesario saber que esto no es bueno para las mascotas, ya que ellos deben llevar una dieta balanceada y acorde a sus requerimientos nutricionales. Conoce cuáles son los alimentos permitidos y prohibidos para las mascotas en el siguiente artículo.

Alimentos perjudiciales para la salud del perro (o gato)

La comida que está incluida en la dieta humana no siempre es beneficiosa para los perros o los gatos. Todo lo contrario, hasta puede ser bastante perjudicial para su salud si la ingiere en cantidad o ser tóxicos para ellos. Algunos ingredientes sólo producen molestias digestivas leves pero en otros casos, trastornos o enfermedades graves e incluso la muerte. Estos son los alimentos que nunca le debes dar a tu mascota:

Chocolate

A la mayoría les encanta pero es peligroso para su organismo. Esto se debe a que presenta teobromina (un componente del cacao), que es tóxico para el animal. Una ingesta de 100 gramos de chocolate en un perro que pesa 15 kilos causa graves complicaciones. Si se le da en altas dosis, puede comprometer las funciones vitales, como ser aumentar la contractilidad cardíaca, producir deshidratación al actuar como diurético, provocar diarrea y vómitos al afectar el sistema gastrointestinal, causar úlceras en la mucosa gástrica, provocar convulsiones, modificar su sistema nervioso y hasta desencadenar en el fallecimiento del perro.
chocolate

Cafeína

Si en exceso es mala para las personas, imagina lo que puede ocurrir en una mascota. Las sustancias que contiene el café, el té o los refrescos cola estimulan los sistemas nervioso y cardíaco. En muy poco tiempo puede causar taquicardias, hiperactividad y vómitos. Si bebe en exceso, existe la posibilidad de provocar la muerte.
Cafe-Beber

Cebolla y ajo

Provocan anemia hemolítica, un tipo muy grave. Atacan los glóbulos rojos del animal, causando a su vez debilidad o problemas respiratorios. Es preciso tener cuidado cuando se le dan sobras al perro si tiene estos ingredientes. Si nuestra mascota consume cebolla o ajo periódicamente, se producirá un efecto oxidativo en la sangre, originando “burbujas” que debilitan la estructura de los glóbulos. Los síntomas son taquicardia, debilidad, dificultad para respirar y falta de coordinación al caminar. En caso del ajo, también produce daños en el hígado, vómitos y diarrea.
Cebolla y ajo

Aguacate

Es muy alto en grasas y puede causar varios problemas digestivos en el perro, como ser dolores de estómago, diarrea, vómitos, entre otros.

Hígado, grasa, huesos

Si bien se cree que el hígado de vaca es bueno para el perro, cuando lo consume en cantidad provoca toxicidad debido a la ingesta de vitamina A. Esto causa perjuicios en los músculos y los huesos del animal. Prestar atención también a los recortes de grasa (que compramos para el perro en al carnicería), porque pueden ocasionar pancreatitis y exceso de grasas en la sangre. En el caso de los huesos de cordero, pollo o conejo, es necesario tener cuidado porque estas piezas pueden astillarse y clavarse en la garganta, causando perforaciones intestinales o estomacales. Se aconsejan los huesos largos que no se astillan, porque sirven para jugar y fortalecer su dentadura.
mascotas2

Productos lácteos

Existe una gran controversia en relación a este tema, lo mismo que ocurre con las personas. El perro es un mamífero que sólo precisa la leche cuando está en la etapa de amamantamiento y únicamente por parte de su madre. A su vez, la leche tiene lactosa y en grandes cantidades no puede ser asimilada porque el animal no cuenta con la enzima encargada de esta “tarea” en el organismo. Provoca problemas digestivos serios, vómitos, diarreas e intoxicación.

Lacteos

Uvas, pasas y nueces

Las dos primeras pueden ocasionar insuficiencia renal aguda en los perros. Los síntomas son diarrea, vómitos, elevada ingesta de agua y letargia. En el caso de las nueces, las que no se recomiendan son las de macademia. Éstas pueden producir problemas motores, como ser temblores musculares, parálisis en las patas traseras, debilidad, hipertemia y vómitos.
pasas2

Azúcar y sobras de comida

Los alimentos azucarados llevan a la obesidad, diabetes y problemas dentales. En el caso de las sobras, no se recomiendan en lo absoluto, porque además de causar sobrepeso en el animal (con trastornos cardíacos o renales como consecuencia), le estás ofreciendo muchas grasas, harinas e ingredientes que no son buenos para él. Los condimentos pueden provocar úlceras, gastroenteritis, colitis, etc. Tener mucho cuidado cuando el perro come algo que está en la basura, porque probablemente se encuentre en mal estado y puede ocasionar trastornos digestivos o intoxicación.
mascotas4

Comidas permitidas para perros y gatos

Los veterinarios indican que la mejor dieta para una mascota es el pienso. Esto es así porque contiene los nutrientes que el animal necesita. Sin embargo, varias investigaciones indican que esta alimentación no es buena porque sólo contiene harinas y colorantes. Lo ideal es que las ingestas sean equilibradas y ofrecerle también “comida de personas” pero no las que se encuentran en el listado anterior.

Por otra parte, los perros pueden comer algunas frutas, porque les aportan muchos beneficios, como ser vitaminas, minerales y fibras. Las frutas que si pueden comer los perros son: arándanos, plátanos, manzanas, peras, mangos, papayas, melones, albaricoques, ciruelas y naranjas. Entre las precauciones al momento de ofrecerle estos “postres”: prestar atención si causa alguna alergia, tener cuidado con las semillas y cáscaras e introducir de a poco las frutas en la dieta del perro.