¿Los alimentos ayudan a bajar grasa localizada?

24 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Hemos escuchado que comer determinados alimentos puede ayudar a combatir la grasa localizada. ¿Qué tan cierto es esto? ¿En verdad es posible reducir la grasa de una zona específica del cuerpo?

En los últimos años ha crecido el interés de las personas por los métodos para bajar «grasa localizada». Debido a la aparición de productos quema grasa, dietas milagro y ciertos planes de entrenamiento, muchos se han hecho a la idea de que es posible reducir de forma específica la grasa que se acumula en ciertas partes del cuerpo.

Pero… ¿Qué tan cierto es esto? ¿Hay alimentos que nos ayudan a bajar la grasa localizada? Dar respuesta a estos interrogantes permite encontrar maneras efectivas de combatir la acumulación de grasa y moldear la figura. Por eso, a continuación queremos abordar este tema en detalle.

Alimentos para bajar grasa localizada: lo que debes saber

Bajar la grasa localizada

Una buena alimentación es clave para tener un peso saludable y equilibrado. De hecho, una investigación publicada a través de Journal of the American Dietetic Association concluye que aumentar el consumo de frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa contribuye a lograr la pérdida de peso y su mantenimiento.

Sin embargo, respecto a la dieta y la pérdida de peso hay decenas de mitos que, inclusive, han puesto en riesgo la salud de las personas. Así, por ejemplo, nos encontramos con la idea de que consumir ciertos tipos de alimentos ayuda a bajar grasa localizada de zonas específicas del cuerpo, como puede ser el abdomen, brazos o piernas.

No obstante, no hay evidencias que respalden este hecho y, por tanto, es una de las tantas creencias que se deben desterrar. De hecho, las investigaciones señalan que ni siquiera con el ejercicio físico se puede conseguir esto. Aunque el entrenamiento físico ayuda a reducir la acumulación de grasa, no hay evidencias que señalen que lo haga de forma localizada.

El que una persona tienda a subir o bajar la grasa de ciertas regiones de su cuerpo depende en gran medida de la genética, el género y la edad. Por ejemplo, como lo explican en Current Opinion in Clinical Nutrition & Metabolic Care, los hombres tienden a acumular grasa en la zona abdominal, mientras que las mujeres lo hacen en piernas y caderas en su edad fértil.

En el caso de las mujeres, pasados los 40 años, algunas empiezan a tener acumulación de grasa en la región abdominal. Sin embargo, como ya lo mencionamos, es algo que puede variar entre una u otra debido a los factores genéticos implicados.

Te interesa leer: Tipos de grasa corporal: blanca, beige y marrón

Alimentos que puedes incluir en tu dieta para bajar la acumulación de grasa

Grasas saludables.

Aunque los alimentos no tienen un efecto «milagroso» sobre la acumulación de grasa, existen algunos que, por sus propiedades nutricionales, pueden ayudar a reducirla. Por supuesto, esto siempre y cuando esté apoyado con una rutina de ejercicio y hábitos saludables.

Además, como ya mencionamos, no producirán una reducción de grasa localizada. El peso que se pierde puede notarse en una zona u otra, no en una en concreto. ¡Inclúyelos en tu dieta!

  • Lácteos bajos en grasas: en este grupo se incluye la leche desnatada, yogur y quesos bajos en grasas, pero todos altos en contenido de calcio.
  • Cítricos: algunos cítricos, como las naranjas, los pomelos y los limones tiene un alto contenido de vitamina C.
  • Melón: rico en potasio, permite regular los niveles de sodio y lidiar con los problemas de hinchazón.
  • Nueces: debido a su alto contenido en Omega 3, las nueces ayudan a reducir los niveles de hormonas del estrés como el cortisol, que contribuye al aumento de peso. Lo importante es consumirlas en dosis adecuadas y no abusar de ellas.
  • Almendras: son ricas en proteínas, calcio, fibra y Omega 3, transformándolas en importantes fuentes de energía.
  • Avena: tiene altos niveles de fibras y proteínas, lo que favorece la disminución de los niveles de colesterol.
  • Salmón: este alimento representa una alta fuente de Omega 3 y posee proteínas que contribuye a la formación del colesterol bueno o HDL.
  • Aceite de oliva: este producto es rico en grasas no saturadas, lo que beneficia a nuestro cuerpo. Además, favorece la absorción de nutrientes y disminuye los niveles de colesterol.

Debes leer: ¿Es correcto eliminar las fuentes de grasa de la dieta?

En definitiva

Aunque los alimentos no tienen la capacidad de bajar la grasa localizada, una adecuada nutrición sí puede contribuir a la pérdida de peso. Por ello, además de tener en cuenta lo que hemos recomendado, procura consultar a tu nutricionista para obtener una dieta personalizada y acorde a tus necesidades.

  • Champagne CM, Broyles ST, Moran LD, et al. Dietary intakes associated with successful weight loss and maintenance during the Weight Loss Maintenance trial. J Am Diet Assoc. 2011;111(12):1826–1835. doi:10.1016/j.jada.2011.09.014
  • Roby, F. B. (1962). Effect of exercise on regional subcutaneous fat accumulations. Research Quarterly of the American Association for Health, Physical Education and Recreation. https://doi.org/10.1080/10671188.1962.10613202
  • Aguilar-Salinas, C. A. (2007). Mesa redonda XXV. Adiposidad abdominal como factor de riesgo para enfermedades crónicas. Salud pública de México49, 311-316.
  • Bouza, A., Bellido, D., Rodríguez, B., Pita, S., & Carreira, J. (2008). Estimacíon de la grasa abdominal visceral y subcutánea en pacientes obesos a través de ecuaciones de regressíon antropométricas. Rev Esp Obes6(3), 153-62.
  • Pérez Miguelsanz, M., Cabrera Parra, W., Varela Moreiras, G., & Garaulet, M. (2010). Distribución regional de la grasa corporal: Uso de técnicas de imagen como herramienta de diagnóstico nutricional. Nutrición Hospitalaria25(2), 207-223.
  • Blaak, E. (2001). Gender differences in fat metabolism. Current Opinion in Clinical Nutrition and Metabolic Care. https://doi.org/10.1097/00075197-200111000-00006