7 alimentos que te permitirán regular el nivel de sodio para cuidar de tu salud renal

7 alimentos que te permitirán regular el nivel de sodio para cuidar de tu salud renal

Para regular los niveles de sodio en nuestro organismo es conveniente que incluyamos en nuestra dieta alimentos que apoyen nuestra salud renal y que nos permitan depurar el exceso de toxinas

Por curioso que nos parezca, el sodio está presente en casi todos los alimentos industriales y precocinados que tomamos a diario. Entre estos también se incluyen los jugos de supermercado o las bebidas carbonatadas.

Un consumo excesivo de este mineral no solo trae como consecuencia la clásica hipertensión. Los efectos van más allá, hasta el punto de derivar en problemas óseos, digestivos, cardiovasculares o de la piel.

Ahora bien, el que siempre sea recomendable moderar la ingesta de sodio no significa que debamos caer en el error de restringirlo por completo.

La clave, como en todo a lo que afecta a nuestra alimentación, está en el equilibrio.

No podemos olvidar que el sodio tiene una importancia básica en el  metabolismo celular, que media en la contracción muscular, y que favorece el adecuado equilibrio “ácido-base” en nuestro organismo.

Por otro lado, una buena parte de este mineral lo perdemos a través de la orina, en las heces y el sudor.

Por eso es vital, por un lado, no acumular más del necesario, pero tampoco perder más del que el propio cuerpo necesita para cumplir sus funciones.

¿Qué te parece si a partir de hoy empezamos a cuidarnos un poco más regulando el consumo de sodio? A continuación, te explicamos cómo llevarlo a cabo.

1. La piña

La piña tiene como principales beneficios su acción diurética y antiinflamatoria.

  • Favorece la circulación linfática y es rica en cobre y manganeso, dos minerales esenciales que nos ayudan a depurar el exceso de sodio de nuestro cuerpo.
  • Asimismo, gracias a la bromelina y a la vitamina C, reducimos esos procesos inflamatorios que cursan con la acumulación de sodio en el organismo y que tanto afectan a nuestra salud renal.

Consúmela siempre fresca, evita la piña envasada y saca partido a tu imaginación para tenerla siempre presente en tu dieta.

Descubre también qué alimentos alivian la hipotensión

2. El orégano

Orégano

El orégano lo podemos utilizar como fabuloso condimento y sustituto de la sal.

  • Algo que es recomendable recordar en nuestro día a día es que el sodio está presente en todos aquellos alimentos procesados, como puede ser por ejemplo, el pan.
  • Un modo de reducir esa carga de sal presente en el pan que comemos a diario es añadiéndole una cucharada de aceite de oliva con un poco de orégano. Te encantará.
  • Además, el orégano contiene beta-cariofilina (E-BCP), una sustancia que inhibe la inflamación y que favorece la circulación sanguínea.

No dudes en tenerlo siempre presente en tu dieta.

3. Las fresas

El consumo regular de fresas orgánicas nos ayudará no solo disfrutar de una mejor salud renal, sino que, además, reduciremos los niveles de ácido úrico, la hipertensión y nuestro colesterol malo o LDL.

  • Sin embargo, recuerda consumirlas siempre de forma natural.

En el momento en que tomemos la clásica mermelada de fresas o ese jugo envasado, estaremos añadiendo sin saberlo, un alto nivel de sodio a nuestro cuerpo.

  • Las fresas maduras, al igual que las frambuesas maduras, son más ricas en flavonoides que las fresas más verdes o las congeladas que encontramos a día de hoy en el supermercado.

No dudes en aprovechar la temporada de esta fruta y hacer partícipe a toda la familia de su maravilloso sabor y sus beneficios.

Conoce cómo detener la caída del cabello con estos remedios

4. Las alcachofas

alcachofa-limón (Copy)

  • La alcachofa equilibra la presión sanguínea gracias a su vitaminas y a su reducida cantidad de sodio.
  • Es maravillosa si la consumimos con un poco de aceite y jugo de limón. De ese modo, favorecemos la depuración del hígado y el cuidado de nuestra salud renal gracias a sus ácidos, sus vitaminas y sus enzimas.

5. El cilantro

El cilantro es un diurético natural muy potente del que podemos aprovecharnos añadiéndolo en nuestras sopas o ensalada.

Su sabor es intenso y original combina muy bien en ciertos platos donde puede actuar como adecuado sustituto de la sal.

Además, nos ayuda a disminuir la presión sanguínea, reduciendo los clásicos efectos asociados a la hipertensión como pude ser, por ejemplo, el dolor de cabeza o las migrañas.

6. El ajo

¿Tienes ya en tu cocina sal de ajo? Si no es así, no dudes en hacerte con este recurso natural y más que acertado para reducir tu hipertensión y seguir disfrutando de tus comidas sin echar en falta la sal de mesa.

El ajo es un alimento medicinal que no puede faltar en la cocina. Actúa como antibiótico, reduce la hipertensión, y contiene alicina, una enzima que cuida de nuestro corazón y de la salud renal.

7. Los rábanos

Rábanos sodio

Los rábanos tienen un sabor inconfundible, sientan bien y son casi tan medicinales como los propios ajos.

  • Este vegetal tan común en la cocina de la India, dispone de notables efectos antihipertensivos.
  • Su secreto está en el acetato de etilo, un compuesto del que podemos beneficiarnos siempre y cuando lo consumamos de modo natural.

El esfuerzo por “masticarlo” y sentir su intenso sabor vale sin duda la pena… Y la salud.

Descubre también por qué los rábanos son tan buenos para tu hígado y vesícula

Para concluir, tal y como hemos señalado al inicio, no se trata de evitar el consumo de sodio, sino de regularlo y de elegir siempre esos alimentos más frescos y naturales.

Esos que, por sí mismos, ya nos aportan una buena parte de ese equilibrio nutricional que necesitamos.

¿Empezamos hoy mismo a cuidarnos un poco mejor?