7 alimentos que puedes comer cuando padeces cálculos en la vesícula

Aunque cuando son pequeñas no suelen presentar problemas, las piedras en la vesícula pueden provocarnos problemas de salud importantes. Afortunadamente, hay alimentos que nos pueden ayudar a depurarlas de forma natural

Los cálculos en la vesícula o piedras biliares son un trastorno que se desarrolla por la acumulación de colesterol o el exceso de bilirrubina en la bilis.

Se trata de unos depósitos duros dentro de la vesícula biliar cuyo tamaño puede ser tan pequeño como un grano de arena o tan grande como una pelota de golf.

Son muy habituales en la población femenina, aunque también los pueden desarrollar los hombres, en especial a partir de los 40 años y en casos de sobrepeso.

A menudo se descubren en radiografías de rutina o procedimientos quirúrgicos, dado que cuando son muy pequeños no suelen presentar síntomas contundentes.

Sin embargo, cuando las durezas aumentan de tamaño y bloquean el conducto que drena la vesícula, ocasiona una fuerte sensación de dolor desde la mitad hacia la parte superior del abdomen y, algunas veces, náuseas y fiebre.

La buena noticia es que hay algunos alimentos que, por sus propiedades, ayudan a disolverlos para evitar que crezcan y generen obstrucciones.

Estos deben incorporarse dentro de un plan de alimentación bajo en grasas y azúcares, ya que la dieta desempeña un papel principal en su tratamiento.

¡Descúbrelos!

1. Alcachofas

alcachofas

Las alcachofas contienen una sustancia conocida como cinarina que, tras ser absorbida, promueve el buen funcionamiento del hígado y la vesícula biliar.

Nos aportan vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes que estimulan la fabricación de la bilis. Además, mantienen una composición adecuada en la misma y mejoran el proceso de digestión de las grasas.

De paso, es un apoyo para la función intestinal, lo cual es clave para lograr un vaciado correcto de la bilis que se produce en la vesícula.

Ver también: Cómo cuidar la vesícula con remedios naturales

2. Semillas

Las semillas contienen fibra, antioxidantes y ácidos grasos esenciales que resultan beneficiosos para los pacientes con piedras en la vesícula.

Estos nutrientes esenciales promueven la limpieza de los conductos biliares. Así, evitan que el colesterol y la bilirrubina se queden acumulados.

A su vez, mejoran el proceso de digestión de las grasas ya que ayudan a mantener la bilis en niveles adecuados.

Entre las más destacadas cabe mencionar las semillas de:

  • Lino
  • Chía
  • Girasol
  • Sésamo

3. Pomelo

pomelo

El pomelo es una fruta cítrica con un bajo aporte de calorías y un alto contenido de vitamina C, un nutriente esencial que reduce y combate los cálculos en la vesícula biliar.

Su ingesta impulsa la producción de enzimas digestivas en el hígado, de modo que facilita la eliminación de las toxinas, los compuestos cancerígenos y las grasas.

Es un buen complemento para remover las piedras biliares, dado que promueve la limpieza de los conductos y protege la función intestinal.

Incluso, está recomendado para las dietas con fines de pérdida de peso, no solo porque facilita las funciones metabólicas sino porque controla la ansiedad.

4. Pimientos

La riqueza de sustancias antioxidantes y antiinflamatorias de los pimientos hace que sean buenos aliados de la salud de la vesícula biliar y el hígado.

Su consumo, preferiblemente crudos, equilibra la producción de jugos biliares y apoya el proceso de digestión de las grasas.

También aportan hasta 4 veces más cantidad de vitamina C que los cítricos, lo que resulta determinante para la destrucción de los cálculos.

5. Avena

avena

Por su alto contenido de fibra dietética, la avena es uno de los mejores alimentos para prevenir y tratar esta condición en la vesícula.

Tras ser absorbida en el organismo, facilita el control y la digestión del colesterol. Así evita que se quede retenido en la vesícula y el torrente sanguíneo.

Durante su paso por el intestino captura la bilis y ayuda a utilizarla de forma óptima para una correcta digestión de las grasas.

6. Papaya

La papaya contiene una enzima llamada papaína que ayuda a controla la inflamación y apoya los procesos de desintoxicación.

Este compuesto activo promueve la limpieza hepática y de la vesícula biliar, disminuyendo la presencia de colesterol y otros tipos de lípidos.

A nivel digestivo, mejora los movimientos peristálticos y protege la flora intestinal, lo cual es clave para eliminar los desechos y optimizar la absorción de los nutrientes.

Te recomendamos leer: Desayunos para depurar el organismo después de una cena pesada

7. Higos

Higos-para-limpiar-el-pancreas

Los higos contienen fibra, antioxidantes y minerales esenciales que apoyan el buen funcionamiento de la vesícula biliar.

Su ligero efecto laxante promueve la eliminación de las toxinas retenidas en el colon y, junto a la bilis segregada en la vesícula, ayuda a digerir las grasas y proteínas.

Por otro lado, son un buen complemento alimentario contra los cálculos biliares, dado que limpian los conductos y minimizan la acumulación de colesterol.

El consumo habitual de estos alimentos es una forma natural de hacerle frente a la formación de cálculos en la vesícula; no obstante, tras sospechar su presencia, lo mejor es consultar al médico.

 

 

Te puede gustar