9 alimentos que puedes comer por la noche para tener un vientre plano

Valeria Sabater·
30 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez al
05 Junio, 2019
Para lograr un vientre plano debemos ser pacientes y combinar la ingesta de alimentos diuréticos y naturales con la actividad física frecuente para favorecer la quema de calorías.
 

Si deseas tener un vientre plano, lo primero que debes tener en cuenta es que el cuerpo premia dos cosas: la coherencia y la constancia. Por lo tanto, para lograr tu objetivo debes mantener todo un conjunto de buenos hábitos de vida y no solo una dieta restrictiva, por ejemplo.

De hecho, se considera que además de una dieta acorde, las tres pautas básicas para lograr el adelgazamiento de forma saludable son ejercicio físico diario, constancia y paciencia.

Para ayudarte con la parte de la dieta, a continuación te comentaremos cuáles son los alimentos que puedes comer por la noche, dentro de una dieta equilibrada, para lograr un abdomen más plano.

1. Verduras de hoja verde

Las verduras de hoja verde (acelgas, espinacas, kale, canónigos, rúcula, etc.) son una buena opción para complementar la dieta, y no solo porque contienen hierro, sino porque contienen varios bioactivos y nutrientes esenciales.

Es interesante saber que según un estudio publicado recientemente en la revista Neurology, los vegetales de hoja verde pueden contribuir con la salud cerebral. Concretamente, porque disminuyen el riesgo de tener deterioro cognitivo prematuro.

Además, no hay que olvidar que los vegetales de hoja verde son una buena fuente de fibra. Por ello, no solo ayudan a conseguir un vientre más plano, sino a gozar de buena salud en líneas generales.

Puedes incluirlas en tus cenas de diferentes maneras para conseguir un plato nutritivo, saciante y ligero, apto tanto para conseguir un vientre plano y un buen descanso nocturno.

 

Para ello, puedes prepararlas al vapor y acompañarlas con una mezcla de frutos secos y una pieza de fruta (manzana o pera) por ejemplo.

Descubre: Deliciosos wraps de espinacas

2. Aceite de oliva, el mejor para lograr un vientre plano

Los mejores y peores aceites de cocina para su salud

No prescindas del aceite de oliva ni temas consumirlo a diario (con moderación, dentro de una dieta equilibrada) para conseguir un vientre plano.

Los ácidos grasos del aceite de oliva virgen extra como, por ejemplo, el ácido oleico, pueden favorecer la descomposición de las grasas más resistentes del cuerpo, en especial las del abdomen.

Entonces, adereza tus ensaladas con un toque de aceite de oliva (de la presentación de tu preferencia). Tu salud y tu silueta te lo agradecerán.

Descubre: Las grasas son esenciales en nuestra dieta

3. Avena

La llamada ‘reina de los cereales’ también es una buena opción para hacer una cena ligera. Se puede preparar de diferentes maneras, con diversos ingredientes y el resultado es delicioso.

Por su contenido de fibra, no solo contribuye a saciar el apetito, sino también a promover el buen tránsito intestinal, el cual es indispensable para conseguir un vientre plano. 

 

4. Algas kelp

Algas quelpo o kelp

Las algas kelp son otra opción para disfrutar de una cena ligera. Destacan por su aporte de yodo y fibra, aunque en su composición se pueden encontrar otros nutrientes esenciales, en menor cantidad.

Según creencias, el consumo de estas algas podrían ayudar a regular la tasa metabólica, es decir, la velocidad a la que un organismo utiliza la energía disponible.

5. Espárragos

De acuerdo con los expertos de la Fundación Española de la Nutrición, los espárragos son alimentos que aportan cierta cantidad de proteínas, vitaminas C y E, folatos, lignanos y flavonoides. Además, tienen un efecto diurético, lo que ayuda a combatir la retención de líquidos y conseguir un vientre plano.

6. Pepinos

Aunque las ensaladas de pepino son comunes en las dieta para perder peso, dado que son refrescantes, ligeras y muy fáciles de preparar, existen otras opciones para aprovechar este alimento.

Si quieres disfrutar de una cena deliciosa, puedes prepararte una crema fría de yogur griego y pepino. Y como acompañante, puedes elegir una pieza de fruta que te guste. Así da gusto esforzarse para conseguir un vientre plano, ¿no?

 

Descubre: 5 consejos para eliminar líquidos retenidos

7. Sandía, melón, piña

Las frutas son buenas opciones para la cena porque además de brindar vitaminas y minerales varios, aportan fibra, que ayuda a conseguir un vientre plano. Dentro de las más recomendables están aquellas que contienen un alto contenido de agua, como el melón, la sandía y la piña.

Todas son recomendables, pero deben consumirse unas dos o tres horas antes de ir a la cama, ya que por su alto contenido de agua tiene un efecto diurético. Así que si no quieres levantarte varias veces por la noche para orinar, consúmelas temprano y en cantidades moderadas.

8. Tomates

Los tomates son alimentos que pueden ayudar a conseguir un vientre plano.

Los tomates son un alimento ligero que también se puede integrar a las cenas de diversas maneras. Una deliciosa opción es en forma de gazpacho o sopa, según se prefiera.

De acuerdo con los expertos de la FEN, el tomate es una fuente de proteínas, carotenoides y vitamina C. Además, contiene antioxidantes, entre ellos el principal es el licopeno que le da al tomate su color rojo.

Te interesa saber: Por qué son importantes los antioxidantes

9. Alcachofas

 
Alcachofas rellenas al horno.

Las alcachofas no podían faltar en la lista de alimentos que pueden ayudarte a conseguir un vientre plano a la hora de cenar. Principalmente porque son muy ligeras, contienen fibra y admiten varios tipos de preparación.

Según los expertos de la FEN, las alcachofas pueden aportar cierta cantidad de proteínas, fibra, fósforo, potasio, esteroles y cinarina.

Cena ligero, pero sin renunciar al buen sabor

Como puedes ver, existen varios alimentos que puedes disfrutar por la noche con tranquilidad, mientras procuras conseguir un vientre plano. La clave está en buscar las diferentes recetas saludables y probarlas.

Por supuesto, para poder conseguir un vientre plano, no solo deberás comer sano por la noche, sino mantener toda una serie de buenos hábitos de vida. Además, no te olvides de hacer ejercicio a diario.