Alimentos comunes que puede tomar el bebé

Siempre y cuando evitemos los alimentos demasiado duros, podemos ir incluyendo distintos sabores para que el bebé vaya acostumbrándose y adaptándose a una consistencia más sólida

Es una duda frecuente en padres, sobre todo primerizos: ¿qué alimentos puede tomar el bebé?

Lactancia materna: exclusiva hasta los 6 meses

Los últimos años han estado acompañados por campañas dirigidas desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros entes. Se han llevado a cabo acciones a favor de la lactancia materna.

El debate ha sido superado: Seis meses de lactancia exclusiva, siempre que la madre esté en capacidad para ello y bajo supervisión médica.

De igual forma, se recomienda mantener la leche materna, por lo menos, hasta el año de edad.

Son varias las razones que esgrimen para retrasar el destete lo más que se pueda. Y ello, aunque el infante haya diversificado su dieta.

  • Una de ellas es que el alimento que obtienen de la madre previene la aparición de alergias.
  • También ha quedado demostrado que reduce la incidencia de algunos trastornos, como la enfermedad celiaca.

Señales que indican que el bebé está listo para probar nuevos alimentos.

Lee también: ¿Por qué es importante la lactancia materna?

Más allá del calendario, se deben tomar en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Los bebés son capaces de mantener la cabeza erguida sin ayuda.
  • Se sientan correctamente.
  • Muestran curiosidad por lo que comen las personas a su alrededor.

La confirmación definitiva vendrá cuando, al darle los nuevos alimentos, ocurra lo siguiente:

  • El pequeño sea capaz de cerrar la boca alrededor de la cuchara o de su propia mano, al sostener un trozo de comida.
  • Realiza los movimientos propios del masticado.
  • No expulse por reflejo los alimentos de su boca con la lengua.

La pregunta clave: ¿qué alimentos puede tomar el bebé?

qué alimentos puede tomar el bebé

Hasta no hace mucho tiempo se consideraba que lo primero que podía tomar el bebé eran papillas de verduras trituradas. Entre otras cosas, porque incluso con 6 meses de edad, los pequeños carecen de la capacidad para masticar.

Hoy en día, esto está superado. Los argumentos son los siguientes:

  • A los 6 meses, los bebés sí están listos para masticar alimentos. Es un proceso que han venido practicando gracias a succionar la leche del pecho de la madre. Los músculos empleados para mamar y para masticar son los mismos.
  • Las papillas, por lo general, se preparan con varias verduras. En consecuencia, los bebés estarían probando con ellas una combinación de sabores, no uno nuevo específico.
  • Al probar con un nuevo alimento, siempre de uno en uno, también es más sencillo evaluar posibles reacciones adversas. Con las papillas, no hay manera de determinar cuál de sus componentes genera síntomas de intolerancia en el organismo.
  • Los bebés se acostumbran a la consistencia suave de los purés y las papillas. Por tanto, deberán atravesar otro proceso de adaptación con los alimentos más sólidos.

Sólidos, pero no tanto

Al introducir las verduras y otros alimentos en estado sólido, se debe actuar con sentido común y precaución.

El bebé debe llevarse a la boca pequeños trozos de alimento blando, frutas suaves o pan, que le permitan masticar o chupar sin mayores dificultades.

En ningún caso deben suministrársele alimentos que, incluso en personas adultas, demanden mucho trabajo para ingerir.

Comer en familia

Comiendo en familia

Es otra recomendación extendida. No solo para fomentar los buenos hábitos alimenticios, también para fortalecer los lazos familiares. Los menores deben comer en la mesa, de los mismos alimentos que sus padres y hermanos (si los tiene).

Para tal fin, el menú debe adaptarse con comidas pueda tomar el bebé. Y, como el resto de la familia, deberá comer por sí solo, utilizando para ello sus propias manos.

Ver también: Hábitos que crean familias felices

¿Puede tomar el bebé huevos y pescados?

Se trata de dos alimentos controvertidos y no hay unanimidad de opiniones.

  • Algunos expertos afirman que deben incluirse en el menú solo después del año de edad. Hay quienes incluso aconsejan esperar hasta los 18 meses.
  • También se argumenta que, estadísticamente, hay muy pocos casos de alergias crónicas en niños que tomaron estos alimentos desde los 6 meses.

Lácteos: después del año

Lácteos después del año

Con los productos lácteos no hay discusión. Son aptos para los niños solo después del año.

Para otros alimentos, como los frutos secos, chocolate o dulces industriales, también se recomienda esperar más tiempo. Siempre por encima de los 18 meses de edad.

Categorías: Maternidad Etiquetas:
Te puede gustar