11 alimentos para “deshinchar” los michelines

Para acabar con los michelines debemos incluir en nuestra dieta alimentos que nos ayuden a desinflamar el organismo y que, a su vez, favorezcan la quema de grasas

Aunque haya pasado el verano y las vacaciones en la playa parezcan tan lejanas, siempre podemos hacer algo para reducir el abdomen y acabar con esos michelines sin esperar a los días calurosos.

Es verdad que durante el otoño y el invierno estamos más vestidos y comemos más, pero también es necesario cuidarnos para no tener que pasar hambre cuando el clima es más agradable.

En este artículo te contamos cuáles son los alimentos que deshinchan los famosos michelines.

Alimentación sana y vientre plano

vientre plano

Por supuesto que existe una relación entre lo que comemos y cómo nos vemos. Si consumimos alimentos grasosos o azucarados el abdomen estará más hinchado.

En cambio si optamos por frutas y verduras (por ejemplo) el vientre se aplanará. Por supuesto que no es un truco de magia ni algo que se consigue de la noche a la mañana.

El esfuerzo, el ejercicio y el compromiso no deben faltar.

Entre los alimentos que puedes incorporar a tu dieta para bajar de peso y acabar con esa odiosa grasa que se acumula en los laterales del cuerpo te aconsejamos:

Salmón

Los llamados “pescados azules”, entre los que encontramos al salmón, tienen muchos nutrientes y vitaminas. No aportan casi calorías y, además, ofrecen prostaglandinas, unos compuestos que ayudan a regular la hinchazón en el cuerpo.

A su vez cuenta con ácidos grasos omega 3, buenos y saludables.

Te recomendamos leer: 6 razones por las que comer salmón mejora tu salud

Yogur natural

Yogur-natural

El también conocido como yogur griego es perfecto para la hora de la merienda, el desayuno o como tentempié, porque sacia el apetito y no aporta casi calorías.

Como si no fuese suficiente sirve para conseguir un vientre plano ya que sus proteínas controlan los antojos y evitan comer de más o a deshoras.

Si lo deseas puedes añadirle unos trozos de fruta, avena o pasas de uva para convertirlo en un aperitivo saludable y delicioso.

Semillas de lino

Si, por ejemplo, eres vegetariano o no te gusta mucho el pescado, no te preocupes. Existe una alternativa de origen vegetal que te encantará: las semillas de lino.

Aportan una buena cantidad de ácidos grasos omega 3, 6 y 9. No te olvides de que, antes de consumirlas, tendrás que hidratarlas con agua. Luego la puedes esparcir en ensaladas, tartas, zumos, yogur o lo que se te ocurra.

Frutos rojos

Frutos-rojos

Los frutos del bosque son bajos en azúcares pero muy altos en antioxidantes por lo que son un postre perfecto para lograr un vientre plano.

Si buscas tener unos abdominales más tonificados, no dudes en comer una taza de frutos rojos por día.

Son ideales cuando haces ejercicio, para mejorar la digestión, reducir la hinchazón del abdomen y estabilizar los niveles de azúcar en sangre.

Entre los frutos rojos te aconsejamos que elijas los arándanos, porque tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes superiores a los demás de su especie. Al eliminar los radicales libres, el vientre se desinflama.

Huevos

Siempre y cuando los consumas con moderación son muy buenos para ayudarte a deshinchar los michelines. Los huevos queman grasas debido a los aminoácidos que nos aportan.

Comer uno en el desayuno además sacia el apetito y evita que piques cualquier cosa durante la mañana. Trata de consumirlos cocidos o crudos, no fritos.

Curry

Curry

El color amarillo de este condimento se debe a un componente llamado curcumina. Este nutriente ayuda a regular el sistema inmunitario y evitar la hinchazón y la retención de líquidos.

No dudes en aportarle sabor a tus comidas añadiéndole curry. Ideal para arroces o salsas.

Frutos secos

Si bien es verdad que aportan una buena dosis de calorías y son altos en grasas, los frutos secos sirven para bajar de peso y desinflamar el vientre.

Esto se debe a que cuentan con grasas saludables (como sucede con el pescado, por ejemplo).

Por ello te aconsejamos que comas un puñado de frutos secos al día (sobre todo cuando tienes antojos por cosas dulces).

Para no aburrirte haz una combinación entre varios: almendras, nueces, pistachos, anacardos, pasas de uva, nueces de Brasil… ¡son todos deliciosos!

Té verde

El té verde

Esta infusión tiene la capacidad para eliminar los líquidos que se acumulan en cualquier parte del cuerpo y también de quemar grasas del abdomen. El té verde es el más potente para deshinchar los michelines.

Bebe varias tazas al día, frío o caliente y endulzado con miel. Otra opción es beberlo con jugo de limón. ¡Es muy rico!

Ver también: Qué pasa con tu cuerpo si tomas té verde cada día

Soja

Las semillas de soja aportan muchas proteínas, antioxidantes y fibras. Puedes comprarlas en tiendas naturistas y usarlas en variadas preparaciones como, por ejemplo, empanados, hamburguesas, rellenos de tartas, sopas y más.

La leche de soja también es muy buena porque, a diferencia de la de vaca, no tiene lactosa (que en muchos casos ocasiona hinchazón en el vientre por la intolerancia).

Cereales integrales

Cereales integrales

Muchos creen que los cereales integrales engordan al igual que los frutos secos. En realidad sacian más el apetito en comparación con los refinados.

La avena, la cebada o el arroz integral bajan los niveles de proteína C responsable de la hinchazón. Además la harina integral es más saludable que la refinada.

Manzana

Es uno de los alimentos más sanos que existen y tiene la capacidad de saciar el apetito, e incluso de reducir los antojos por los dulces.

Cada manzana tiene fibras y pectina, un quemador de grasas eficaz. Además, esta fruta no aporta casi calorías o azúcar. Es un perfecto aperitivo para antes o después de hacer ejercicio.