Alimentos para después de hacer ejercicio físico

Nuestras opciones alimenticias después de practicar ejercicio físico van a depender de la intensidad del mismo y del tiempo que estemos realizando la actividad en cuestión

Los alimentos para después de hacer ejercicio físico son decisivos. Su función básica es la de facilitar la recuperación del organismo. Son una garantía tanto de buena salud como de aprovechamiento de la actividad.

Después de hacer ejercicio físico hay un agotamiento de los depósitos de glucógeno. Esta sustancia es el combustible de los músculos.

Es fundamental recuperar esta energía a través de la alimentación, ya que esto es lo que permite volver a equilibrar el organismo.

Así mismo, después de hacer ejercicio físico, es necesario reparar los daños en las fibras musculares.

Estos se producen porque la actividad deportiva lleva a la destrucción de la proteína muscular. Por suerte, basta con que se ingieran los alimentos adecuados para corregir esta situación.

Reparadores para después de hacer ejercicio físico

mujer-comiendo-yogur

Inmediatamente después de hacer ejercicio físico es importante consumir nutrientes con efectos reparadores a corto plazo (básicamente, carbohidratos y proteínas de alta calidad).

Estas son algunas sugerencias:

  • Yogur de frutas con uvas pasas
  • Batido de chocolate o leche de soja con un plátano
  • Arroz con leche
  • Batido de plátano o yogur con galletas y miel
  • Pan con queso y mermelada
  • Natilla con cereales
  • Una porción de tortilla francesa

En general, cada persona debe ingerir las comidas que más le gusten. Lo importante es que sean alimentos ricos en carbohidratos de rápida asimilación.

  • Ejemplo de ello son el pan, el arroz, las patatas, etc.
  • También conviene incluir alimentos con elevado nivel de proteína, como queso, jamón, huevos, yogur, etc.

Si se desayuna o se almuerza inmediatamente después de hacer ejercicio físico, no es necesario tomar esos bocadillos. En cambio, si transcurre más de media hora, sí es importante consumirlos.

Lee también: Yogur griego: beneficios y diferencias con el normal

Un entrenamiento de larga duración

640px-Bocadillo

Quienes llevan a cabo entrenamientos de larga duración o muy intensos pueden necesitar algo más. Si la actividad física implica alta exigencia, es posible que no sea suficiente con un bocadillo.

En esos casos el organismo exige una reparación gradual y potente.

  • Lo más adecuado es tomar el bocadillo en cuestión en los siguientes 30 minutos.
  • Luego ingerir una comida completa, después de una hora aproximadamente.
  • Y tras otra media hora, volver a tomar un bocadillo fuerte.

Si el músculo no recupera los niveles normales de glucógeno, habrá consecuencias. Por ejemplo, ser incapaz de completar la rutina al día siguiente. Incluso, hay quienes podrían llegar a enfermar por ese descuido.

Una nutrición para cada momento

Las-mejores-proteinas-magras-para-adelgazar

Aunque muchos acostumbran a hacer ejercicio en ayunas, esto puede tener riesgos. Lo mejor es comer algo antes de realizar un entrenamiento.

La cuestión más importante, en todo caso, es tener una buena hidratación previa. Es ideal acompañarla con alimentos ricos en hidratos de carbono, proteínas y grasa.

Mientras se lleva a cabo la actividad física también es necesario alimentarse. Obviamente, tiene que haber una hidratación constante y adecuada. Sin embargo, esta no tiene que incluir exclusivamente agua.

También se pueden consumir alimentos ricos en agua. Estos contribuyen a eliminar toxinas y desechos.

Después de hacer ejercicio físico, como ya hemos indicado, lo esencial son los carbohidratos y las proteínas.

  • Conviene complementar estos alimentos con una buena dosis de fibra y de vitamina C. Luego del entrenamiento, una ensalada de fruta o un gazpacho son más que ideales.

Visita este artículo: Buenos carbohidratos frente a malos carbohidratos: rompiendo mitos

Otras consideraciones

Hay algunos pequeños secretos que vale la pena conocer, ya que contribuyen a pulir las opciones de nutrición. Estos son algunos de ellos:

  • Consumir café antes del entrenamiento sirve para mejorar el rendimiento y disminuir el dolor muscular. Está comprobado que el café incrementa la resistencia.

Lo importante es tomarlo con moderación y en una concentración no muy intensa.

  • Las grasas saludables también ayudan a que los músculos se comporten mejor.
  • Un puñado de frutos secos puede tener magníficos efectos. No hay que excederse para no obtener un efecto contraproducente. Una cucharadita de mantequilla de almendras realiza un aporte similar.
  • Las semillas ricas en omega 3 son extraordinarias para después de hacer ejercicio.
  • Las bebidas isotónicas no son aconsejables después de un entrenamiento corto. Lo mejor es el agua fresca. No obstante, si el ejercicio fue largo o intenso sí causan un efecto positivo.

 

Te puede gustar