Alimentos debes evitar darle a tu bebé de 9 meses

18 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
A los 9 meses, el sistema digestivo de tu bebé es aún muy frágil, por lo que hay alimentos que debes evitar darle a tu bebé. Averigua cuáles son para ofrecerle una nutrición de calidad.

Hay una serie de alimentos que debes evitar darle a tu bebé. Y es que los alimentos que un niño debe consumir en sus primeros meses de vida deben ser ricos en nutrientes. Por ello, lo ideal es iniciar con la lactancia materna, ya que proporciona todo lo que necesita.

De igual manera, debes ir añadiendo paulatinamente a su dieta distintos alimentos que le brinden los nutrientes que necesita para su correcto desarrollo. Dependiendo de cada caso, a los 9 meses, el bebé puede ir degustando nuevos sabores.

Pero ten siempre presente que no todos los sistemas digestivos soportan las comidas de igual manera. A continuación, los alimentos que debes evitar darle a tu bebé.

11 alimentos que debes evitar darle a tu bebé

A pesar de que el bebé ya puede comer varios alimentos, es importante mantener la precaución a la hora de alimentarlo. Su organismo aún cuando esté sano, sigue siendo delicado y necesita adaptarse gradualmente a los cambios en la dieta.

Para el estómago de un bebé de 9 meses, aún hay muchos alimentos difíciles de digerir que además de causar reacciones adversas, también pueden causar alergias y otras complicaciones.

¿Quieres conocer más? Alimentos comunes que puede tomar el bebé

1. Leche de vaca o soja

Leche de soja

A los 9 meses de edad, las enzimas presentes en los intestinos no han alcanzado su máximo nivel de desarrollo. Un bebé de esta edad no puede digerir las proteínas de este tipo de leches. La mejor leche para alimentarlo durante este periodo sigue siendo la materna, de acuerdo con una investigación publicada en al revista Current Opinión in Clinical Nutrition and Metabolic Care.

En el caso de no poder seguir ofreciéndole lactancia materna, es necesario elegir una leche de fórmula de calidad, sin azúcares añadidos.

2. Espinacas y acelgas

No son del todo perjudiciales, a menos que exageres en las cantidades que le suministres. Los vegetales suelen contener nitrato de manera natural, en especial las hortalizas de hoja verde. Los nitratos se convierten en nitritos dentro del cuerpo.

Pero en altas concentraciones, los nitritos pueden originar un trastorno que afecta la correcta distribución del oxígeno por parte de las células sanguíneas. La piel suele tornarse azul-violeta (cianosis), lo que advierte de la alteración.

3. Sal

Otro producto que debes evitar darle a tu bebé es la sal. Esta sobrecarga los riñones de un niño. No es aconsejable añadir cubitos de caldo a las sopas o papillas por su alto contenido de sodio. Evita su uso en lo posible.

Ten en cuenta que, a diferencia de los adultos, los bebés no necesitan consumir comidas que contengan sal y otros ingredientes.

4. Azúcar refinada

Debes evitar darle a tu bebé azúcar refinada o procesada

El azúcar presente en los dulces o la añadida a jugos y papillas produce fluctuaciones importantes en los niveles de glucosa en la sangre. Si quieres endulzar los alimentos de tu bebé, usa plátanos triturados o leche materna. El hecho de incluir azúcar en los preparados del niño incrementa el riesgo de que este sufra diabetes en la edad adulta, tal y como afirma un artículo publicado en la revista Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition.

5. Miel de abejas

Generalmente, la miel de abeja suele contener esporas que en el organismo de un bebé de 9 meses pueden proliferar velozmente. Esto causa riesgo de provocar botulismo, poniendo su vida en peligro. Así lo afirma un estudio publicado en la revista Lakartidningen, donde se pone de manifiesto la sintomatología de dicha enfermedad.

6. Refrescos

Evidentemente, por su alto contenido de azúcar, cafeína y otros aditivos químicos, los refrescos son bebidas que no puedes darle a tu bebé en ningún caso. De hacerlo, la bebida puede provocar daños severos a nivel gástrico, así como causarle alteraciones en el sueño, entre otras cuestiones.

Nota: los refrescos no son bebidas recomendables a ninguna edad. No son un complemento sano para la dieta.

7. Bebidas de arroz

Debes evitar darle a tu bebé bebidas de arroz

Se aconseja evitar el consumo de bebidas de arroz en niños menores de 1 año, ya que contienen altas concentraciones de arsénico y otros metales recomendados únicamente como alimentación complementaria en otras edades.

8. Bollería

Cualquier tipo de alimentos nada nutritivo como pasteles, bollería, chips, entre otros, no son recomendables por su alto contenido en químicos, azúcar y sal añadida.

9. Huevos

Los huevos pueden generar varios tipos de reacciones alérgicas. Se recomienda comenzar con la yema, y meses más adelante darle a consumir la clara. Aunque, lo ideal es no ofrecerle este tipo alimentos potencialmente alergénicos hasta después del año de edad.

¿No lo sabías? Cómo combatir el estreñimiento en bebés

10. Alimentos pegajosos

Debes evitar dale a tu bebé malvaviscos y otros alimentos pegajosos

Las gomas de mascar, los frijoles dulces o los malvaviscos pueden atorarse en la garganta del bebé. Además, las golosinas contienen componentes químicos y azucarados igualmente perjudiciales para el niño.

11. Alimentos bajos en grasas

Las grasas aportan una cantidad importante de calorías necesarias en esta edad. Muchas de estas contienen vitaminas liposolubles como la vitamina D. No puedes alimentar a tu bebé con productos lights.

Cuida que tu bebé no se atragante

No está demás prestar suma atención al tamaño de las porciones que le ofreces a tu bebé. Los pedazos grandes pueden atorarse en su garganta y ahogarle. Lo indicado es presentarle la mayoría de los alimentos en puré. Si le ofreces comida en trocitos, procura que no excedan de media pulgada.

Se recomiendan esperar al año de vida para darle alimentos potencialmente alérgenos. Sin embargo, es aconsejable ir introduciendo esas comidas de manera gradual.

Debes ir observando de cerca las susceptibilidades que el bebé pueda presentar, especialmente si existe una predisposición genética a alergias, así sea moderada. Además debes consultar a tu médico para determinar juntos la mejor estrategia.

  • Eriksen KG., Christensen SH., Lind MV., Michaelsen KF., Human milk composition and infant growth. Curr Opin Clin Nutr Metab Care, 2018. 21 (3): 200-206.
  • Fidler Mis N., Braegger C., Bronsky J., Campoy C., et al., Sugar in infants, children and adolescents: a position paper of the european society for paediatric gastroenterology, hepatology and nutrition committee on nutrition. J Pediatr Gastroenterol Nutr, 2017. 65 (6): 681-696.
  • Wikstrom S., Holst E., Infant botulism - why honey should be avoided for children up to one year. Lakartidningen, 2017.