¿Qué alimentos evitar si tengo úlceras estomacales?

Dado que cada cuerpo reacciona de una manera determinada es muy importante que establezcas tu propia lista de alimentos, si bien deberías evitar los que te mencionamos para que no empeore los síntomas

Este problema que afecta a una gran cantidad de la población adulta tiene su origen en una bacteria llamada Helicobacter Pylori.

Una dieta equilibrada y unos hábitos saludables son necesarios para poder revertir o tratar la situación. En el siguiente artículo conocerás qué alimentos evitar si tienes úlceras estomacales.

Pautas generales para las úlceras estomacales

Son variadas las razones por las cuales la bacteria H. Pylori puede hacer estragos en nuestro estómago. Algunas de ellas:

  • Herencia
  • Edad
  • Alcohol
  • Tabaco
  • Estrés
  • Diabetes

Además de cuidarse con la comida, es preciso llevar a cabo una serie de hábitos más saludables que evitarán síntomas más graves o dolorosos. ¡Es posible disfrutar de una vida “normal” aunque padezcamos gastritis!

No obstante, para ello es preciso que te cuides, sobre todo cuando la mucosa del estómago está irritada y duele. En todo momento trata de:

Ver también: ¿Cómo saber si tengo úlceras estomacales?

Mantener una dieta acorde

Llevar-una-dieta-equilibrada

Esto quiere decir que elijas comida de textura blanda, con cocción suave y no a alta temperatura (mejor templada). Por ejemplo, verduras hervidas, cremas, sopas, purés. Evita cocinar con aceite o a la plancha y comer alimentos secos (pasta, arroz y harinas en general).

Comer cada 4 horas

Si pasas mucho tiempo sin consumir alimentos sentirás un dolor más intenso. No es preciso que ingieras demasiado. Simplemente, elige un tentempié o snack saludable. Se recomienda a su vez comer algo antes de dormir (un poco de leche tibia, medio plátano, compota de manzana, etc.) para evitar levantarse con acidez y molestias.

Se deben realizar 6 comidas diarias: el desayuno, la colación a media mañana, la comida, la merienda, la cena y la poscena.

Elegir alimentos protectores del estómago

En este grupo se encuentran los que aportan almidón como la patata, los ricos en vitamina E y el aceite de oliva.

Beber agua

Tomar-agua

Durante todo el día has de llevar contigo una botella de agua y consumirla. También pueden ser zumos naturales de pera o manzana (no cítricos), leche tibia con miel o bebidas isotónicas. No bebas refrescos ni zumos industriales.

Evitar los desencadenantes

Si la úlcera es provocada por el estrés, el exceso de alcohol o fumar, es preciso que modifiques estos hábitos. Realiza actividades que te tranquilicen, reduce las veces que bebes alcohol a la semana y deja el cigarrillo.

¿Qué alimentos evitar para la úlcera estomacal?

Si bien no existe una dieta específica para las úlceras estomacales, es preciso no consumir ciertos alimentos para no agravar el cuadro o evitar los síntomas (ardor, náuseas, indigestión o vómitos).

Si sufres este problema sería bueno que no consumieras:

Café y refrescos

Todo aquello que contenga cafeína está vedado para las personas con úlcera. También ciertos tipos de té. Estas bebidas estimulan la producción de ácido y causan indigestión.

Alcohol

El consumo de bebidas alcohólicas aumenta el reflujo gastroesofágico y, por lo tanto, agrava la situación si se tienen úlceras. Además, el alcohol irrita y erosiona las paredes que revisten el estómago y el intestino delgado y también potencia el sangrado y la hinchazón.

Puedes beber una copa de vino tinto con la cena, por ejemplo, pero no excederte.

Picantes

Picantes

Los chiles, los pimientos, el curry, el comino, el jengibre son algunas de las comidas y condimentos que no están recomendadas en personas con úlceras estomacales. Todos estos aumentan el ácido del estómago, desencadenan reflujo y empeoran los síntomas.

Ácidos

Como ya te hemos dicho lo importante es no aumentar el pH ácido del estómago. Este compuesto está presente en muchos alimentos los cuales es necesario evitar. Deja de consumir:

  • Naranja
  • Limón
  • Lima
  • Piña
  • Toronja
  • Zumo de frutas cítricas
  • Mermeladas y jaleas

Comida muy caliente

Por más de que estés famélico espera unos minutos para comer. ¡Tu estómago te lo agradecerá! (y tu boca también). La comida o la bebida muy caliente empeora la sensación de ardor estomacal e irrita las mucosas. Tampoco has de consumir todo frío, sino a temperatura ambiente o templada.

Fritos

Fritos

Las frituras son malas para nuestro organismo tengamos o no úlceras, porque hacen trabajar de más al estómago. Específicamente en este caso no son de gran ayuda, ya que aumentan las secreciones ácidas. Evita comer:

  • Patatas fritas
  • Croquetas
  • Snacks
  • Comida rápida

Alimentos a las brasas

Tampoco asados o la plancha. Básicamente por la textura seca y tostada de estas comidas. Irritan el tracto digestivo y aumentan los síntomas de úlcera. Es mejor que cocines los alimentos al vapor, al horno o hervidos y que las cocciones sean extensas (sobre todo para carnes o legumbres).

De esta manera estarás facilitando las labores estomacales.

Embutidos

Los productos cárnicos y los embutidos no son buenos si padeces úlceras, ya que la digestión es muy pesada y requiere demasiado trabajo por parte del estómago.

En el caso de los embutidos, a su vez, no son recomendables porque aportan mucha sal, grasas y especias… ¡Todos enemigos de las lesiones en las paredes estomacales! Como si fuera poco también se digieren lentamente.

Te recomendamos leer: Efectos en la salud al consumir embutidos de origen animal

Lácteos

Lácteos

Sobre todo cuando no son desnatados. Trata de no comer demasiados quesos, leches, natas o mantequillas.

En el caso del yogur a algunas personas les calma los síntomas de ardor. Puedes hacer la prueba. Eso sí, siempre bajos en grasas y, en lo posible, naturales o del tipo griego.

¿Qué puedo comer?

Qué-puedo-comer

Para que no pienses que tu dieta se reducirá a un puñado de alimentos presta atención a los permitidos si se tiene úlcera:

  • Patatas
  • Aceite de oliva
  • Lácteos desnatados
  • Huevo hervido
  • Legumbres cocidas y trituradas
  • Pescado
  • Verduras crudas o hervidas (a excepción de las coles y las de hoja verde)
  • Frutas cocidas o en compotas (excepto los cítricos)