Alimentos que favorecen la circulación de las piernas: ¡Descúbrelos!

Para cuidar la salud cardiovascular es fundamental mantener un consumo de sodio bajo, por ello, es necesario evitar la sal y, en su lugar, optar por saborizar las comidas con hierbas aromáticas.

La circulación de las piernas puede verse afectada por diversos factores, entre los cuales, se cuenta la nutrición. Sí, cuando la dieta es rica en sodio, grasas saturadas y alimentos coagulantes, la sangre puede llegar a espesarse; con ello, puede haber mayor tendencia a retener líquidos, puesto que el flujo sanguíneo se dificulta.

Afortunadamente, se puede mejorar la circulación de las piernas a través de la mejora de los hábitos alimenticios y el ejercicio. Por supuesto, no hay que dejar de lado las indicaciones del médico.

A continuación, te comentamos cuáles son los alimentos que favorecen especialmente la salud del sistema cardiovascular. Una vez los repases, los disfrutarás con mucho más agrado que antes.

1. Los alimentos ricos en vitamina C

Zumo-de-limon

Los alimentos con un alto contenido vitamina C resultarán muy beneficiosos para la circulación y la salud, en líneas generales. No obstante, lo cierto es que se suele cometer un error: recurrir a los zumos de supermercado, pensando que así cubrimos la demanda de nutrientes que necesita el organismo.

Lo más adecuado será siempre consumir la fruta natural, para asegurarnos de que obtenemos todas las vitaminas y minerales presentes en estos tesoros naturales tan adecuados para favorecer la circulación de las piernas.

Las naranjas, los limones, las papayas y otras frutas son muy ricas en vitamina C, y es este elemento el que nos va a ayudar en todas estas dimensiones:

  • Fortalecer el sistema inmunitario.
  • Fortalecer nuestras venas y capilares.
  • Evitar la acumulación de grasa en la sangre.
  • Favorecer la circulación sanguínea y reducir la hipertensión, así como el colesterol.
  • Depurar nuestro organismo de toxinas, evitando así la retención de líquidos.

2. El jengibre

Lo-que-debes-saber-antes-de-plantar-jengibre

El jengibre es una raíz muy famosa por ser un analgésico natural. Tiene una larga tradición dentro del campo de la medicina natural. El consumo regular de jengibre puede resultar un buen complemento, tanto para la dieta como para los demás hábitos de vida. Debes tomarlo siempre fresco para poder beneficiarte de todas sus propiedades.

3. Las semillas de calabaza

semillas de calabaza Food Thinkers

Nunca deseches la pepitas o semillas de calabaza. En ocasiones, no somos conscientes de los grandes beneficios de estos pequeños elementos para nuestra salud, como también nos ocurre en el caso de las semillas de la sandía.

Las semillas de calabaza son fuentes naturales de vitamina E, un componente ideal para proteger los tejidos del cuerpo y que nos aporta, a largo plazo, mayor elasticidad en venas y arterias. Así que, un consumo regular y, en la cantidad adecuada, favorecerá la circulación de las piernas y ayudará a prevenir coágulos.

4. El ajo crudo

Comer-ajo

Muchos coinciden en que el ajo es uno de los alimentos con mayor cantidad de propiedades beneficiosas para la salud cardiovascular. De hecho, se suele recomendar a los pacientes con trastornos circulatorios que consuman 1 diente de ajo al día, crudo, para obtener todos sus nutrientes, que no son pocos: vitamina C y B6, yodo, fósforo, entre otros.

El consumo de ajo, dentro de una dieta balanceada, puede aportar mucho, como la disminución de la presión arterial y la agregación plaquetaria. Y si bien es cierto que se suele recomendar el consumo de un diente de ajo, al día y en ayunas, para obtener todos los beneficios de este alimento, de acuerdo a algunos expertos, esta acción no resulta significativa.

5. La sandía

sorbete sandia

La sandía es refrescante, diurética y muy rica en licopeno, un antioxidante que también contienen los tomates y que nos ayudan a “impulsar” la circulación sanguínea hacia las extremidades; es decir, hacia los brazos y las piernas.

Gracias a sus propiedades, se considera que el consumo de sandía es ideal para prevenir la inflamación y la retención de líquidos (uno de los síntomas más molestos dentro de los trastornos circulatorios).

6. La cúrcuma

Cúrcuma

La cúrcuma es otra especia que, al tomarse de forma regular y la cantidad apropiada, puede llegar a constituir un beneficio para la salud cardiovascular. De hecho, puede alzarse como un gran sustituto de la sal a la hora de sazonar comidas.

Contiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas y antioxidantes. Por ello, la cúrcuma es una especia que ayudará a mejorar fluidez de la sangre. Su consumo ayudará a reducir considerablemente la inflamación de las piernas, así como el dolor y la sensación de ‘presión’ por mala circulación.

Otras medidas para cuidar circulación de las piernas

Recuerda siempre que, para mejorar la circulación de las piernas, debes eliminar la sal de tu dieta, beber muchos líquidos y hacer un poco de ejercicio al día. Estos vienen a ser pequeñas acciones que, a largo plazo, te ayudarán a tener una mejor calidad de vida y a reducir al mínimo las molestias causadas por la mala circulación.

Cabe destacar que, antes de basar tu dieta en alguno de los alimentos mencionados anteriormente, es importante que consultes con el médico acerca de dicho plan, para comprobar que resulta apropiado para tu salud. Recuerda que, el hecho de que sean alimentos saludables no quiere decir que sean los mejores para todos los casos.