5 alimentos que te ayudarán a combatir y a eliminar las grasas saturadas

Valeria Sabater 4 octubre, 2016
A pesar de su mala fama, las almendras, como parte de una dieta equilibrada, nos ayudan a eliminar las grasas saturadas, ya que limitan su absorción por parte de nuestro organismo

Las grasas saturadas son aquellas que suponen un importante riesgo para nuestra salud, ya que elevan la acumulación de colesterol en las arterias hasta endurecerlas u obstruirlas.

El gran problema de nuestro estilo de vida actual es que nuestra dieta es muy rica en ese tipo de alimentos compuestos por grasas saturadas o grasas “trans”.

Los lácteos, las carnes, el azúcar y la mayoría de comida etiquetada como “rápida” se convierte en una espada de Damocles.

Casi sin darnos cuenta, nos quita años de vida y nos acerca al abismo de un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

No obstante, hemos de tenerlo claro. No se trata en absoluto de eliminar al completo todos estos alimentos de nuestra dieta, ni aún menos prescindir de cualquier tipo de grasa.

La clave está en el equilibrio, en una alimentación variada y de buena calidad, donde respetemos las cantidades y esa pirámide nutricional que nos enseñaron en el colegio y que poco a poco olvidamos.

De hecho, recurrimos muchas veces a los alimentos ricos en grasas saturadas porque nos satisfacen. Porque alivian la ansiedad, son sabrosos y, generalmente, se preparan rápido.

La buena alimentación, en cambio, requiere mimo, dedicación y acierto.

A continuación, te explicamos qué 5 alimentos pueden ayudarte a eliminar o a “hacer menos resistente” la grasa saturada acumulada en nuestro organismo.

1. Eliminar las grasas saturadas con sandía

Las grasas saturadas proceden en su mayoría de esos ácidos grasos que consumimos en los alimentos fritos, los productos comerciales horneados, los procesados y en las margarinas que tanto nos gustan.

Hemos de consumirlos con moderación y buscar alternativas más saludables, que nos sienten mejor y que, además, nos gusten.

Lee también cómo adelgazar rápido con esta bebida a base de apio, coco y limón

Una propuesta que, sin duda, te agradará es la siguiente: la sandía. Cuando llegue la temporada vale la pena aprovecharla al máximo y consumirla en ensaladas, jugos, de forma natural…

  • La sandía es prácticamente un 90% de agua, lo cual no solo nos va a aportar saciedad, sino que, además, lograremos que esa grasa saturada vaya eliminándose poco a poco.
  • Otro dato interesante es que 1 taza de sandía (200 g) nos aporta casi el 30% de la vitamina C que necesitamos al día.

Asimismo, lejos de ver esta fruta como un alimento bajo en nutrientes, te sorprenderá saber que una buena ración te proporciona hierro y potasio y vitamina B-6.

  • El licopeno presente en la sandía es ese antioxidante tan apropiado para favorecer la pérdida de peso y, a su vez, la eliminación de las grasas saturadas.

2. Las almendras

Harina de almendra

Es posible que muchos se hayan sorprendido. ¿Las almendras favorecen la pérdida de peso?

Un estudio publicado en la revista International Journal of Obesity  nos reveló que las almendras, introducidas en una dieta variada y equilibrada, favorecen el que podamos eliminar las grasas saturadas.

  • Las almendras contienen un tipo de compuestos que limita la cantidad de grasa absorbida por el cuerpo.
  • Si las combinamos de modo adecuado, nos beneficiaremos de esta propiedad. Podemos tomar unas 8 0 10 almendras en nuestro desayuno, o tostadas con un plátano, por ejemplo.

3. El pepino

Un jugo de pepino con limón y manzana, ensalada de pepino, una sopa de pepino y menta… Las posibilidades son múltiples y los beneficios los mismos: bienestar, salud y menos grasa saturada en nuestro organismo.

  • El pepino contiene vitaminas A, C y K, y minerales, como el magnesio, calcio, manganeso, fósforo, cobre, hierro y cinc.
  • Es rico en agua, fibra y muy bajo en grasas. Nos ayuda a mantenernos hidratados y, además, nos permite depurar toxinas gracias a su efecto diurético.

Tenlo presente cada día en tu alimentación. Los resultados se notan.

Descubre 6 bebidas más saludables que el agua

4. Las manzanas verdes

manzana verde

¿Qué tal una manzana verde nada más levantarte? Su sabor ácido es toda una delicia a la cual vale la pena acostumbrarse.

  • Las manzanas verdes son una de las principales fuentes de flavonoides que, sumados a la cianidina y epicatequina, nos ayudan a cuidar de nuestra línea.
  • Lo consiguen al hacer frente a esos lípidos más resistentes almacenados en nuestro abdomen. A su vez, favorecen la circulación sanguínea y el que podamos eliminar los depósitos de colesterol malo creados por la grasa saturada.
  • Con apenas 80 calorías por pieza, tendrás a tu alcance una fruta saciante, que además, te ayudará a estabilizar los niveles de azúcar en sangre.

5. El aguacate

Aguacate frente a las grasas saturadas

Lo del aguacate es una realidad tan asombrosa como fascinante. ¿Cómo puede esta fruta calórica favorecer la pérdida de peso? 

Te puede interesar también “los cítricos nos ayudan a combatir la obesidad

  • Hay alimentos con un efecto saciante más interesante que sus propias calorías. De hecho, si nos tomáramos cada día medio aguacate, los efectos que notaríamos serían espectaculares.
  • Las grasas insaturadas del aguacate retardan la sensación de hambre y a su vez, cuidan de nuestro corazón y de nuestro hígado.

Ahora bien, la forma de comerlos también influye. Como recomendación, nada mejor que un arroz integral con trocitos de salmón, nueces, aguacate y un poco de pimienta blanca por encima.

¡Delicioso y saludable!

 

 

Te puede gustar