¿Existen alimentos para combatir el alzhéimer?

24 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Además de incluir vitaminas y ácidos grasos Omega 3 en nuestra alimentación, también es fundamental que evitemos la obesidad y que practiquemos ejercicios, tanto físicos como mentales, para mantenernos activos.

Un buena alimentación es indispensable para gozar de salud y bienestar. Por ello, comer sano no debe ser una cuestión de un día, sino un hábito. Partiendo de esta idea, hay quienes piensan que quizás podrían haber alimentos para combatir el alzhéimer.

Si los alimentos son capaces de ayudar a que el organismo cumpla sus funciones correctamente… ¿Esto indica que también contribuyen con la salud cerebral? De hecho sí, pero no siempre de la forma en que nos imaginamos.

Por ejemplo, aunque las nueces son alimentos saludables para el cerebro, eso no quiere decir que por comer una, dos, tres o un puñado de nueces una vez cada tanto vayamos a tener un cerebro más sano y protegido.

Sin embargo, si consumimos nueces con moderación y regularmente dentro de una dieta equilibrada, a la par que mantenemos un estilo de vida saludable y atendemos a las recomendaciones del médico en cada etapa de nuestra vida, sí que podríamos apreciar sus beneficios en general.

Alimentación y salud cerebral

Las nueces ayudan a reducir la tensión arterial

Como veníamos comentando, comer un puñado de nueces al año no nos va a proteger del alzhéimer y otras enfermedades y, por otra parte, comer sano no es cuestión de hacerlo solo por un día o un tiempo determinado para obtener un beneficio concreto (como puede ser adelgazar).

En realidad, comer sano debe ser un hábito que se mantenga en el tiempo, a la par de otros hábitos saludables, como hacer ejercicio físico con regularidad, para que pueda brindar múltiples beneficios a corto y largo plazo.

Sin una alimentación adecuada, hay mayores probabilidades de desarrollar diversas enfermedades. De hecho, se ha comprobado que cuando no consumimos suficiente cantida de ácidos grasos omega 3, el riesgo de padecer estados depresivos y enfermedades neurodegenerativas aumenta.

Por esta razón, hoy en día muchas personas le dan una gran importancia a su alimentación y produran adoptar modelos que les permiten obtener todos los nutrientes que tanto su cerebro como el resto de su cuerpo necesitan para estar saludables.

Raquel Marín, neurocientífica y autora de Pon en forma tu cerebro, comenta que la dieta mediterránea es una opción muy recomendable, ya que permite obtener vitaminas del grupo B, C, D y E, ácidos grasos omega 3, antioxidantes, yodo, fibra y otros nutrientes esenciales para la salud cerebral.

Sigue leyendo: Vitaminas del grupo B para un cerebro joven

Alzhéimer y dieta

De acuerdo con un estudio publicado en Elsevier, “la enfermedad de Alzheimer (EA) es una patología neurodegenerativa de origen multifactorial, que se caracteriza por desarrollar una demencia progresiva asociada a una pérdida global de las funciones cognitivas”.

Al ser multifactorial, no es posible tratarla o prevenirla desde un solo ámbito. Esto quiere decir que si bien es importante llevar una buena alimentación, para prevenirlo ─en la medida de lo posible─ es necesario llevar un estilo de vida saludable.

Es más, según algunos estudios, la obesidad, la diabetes y la hipertensión podrían estar relacionadas con el alzhéimer. Por ello, siempre serán factores de prevención fundamentales:

  • Una buena hidratación
  • Una alimentación equilibrada y saludable
  • La pŕactica regular de ejercicio físico e intelectual
  • No fumar, beber alcohol ni tomar drogas

Descubre: ¿Existen superalimentos para el cerebro?

¿Cuáles son los mejores alimentos para combatir el alzhéimer?

En líneas generales, es posible decir que los alimentos ricos en antioxidantes, ácidos grasos omega 3 y otras vitaminas y minerales esenciales serían buenos aliados contra el alzhéimer, dentro de un estilo de vida saludable.

Los antioxidantes ayudan a evitar el daño oxidativo. Por eso, previenen la degeneración de la estructura cerebral. En los últimos años se han vuelto más populares, ya que varios estudios científicos respaldan su asimilación como una clave para ralentizar los procesos degenerativos de las células a nivel cerebral. Esto, por supuesto, resultaría clave para ralentizar la progresión de los síntomas de los pacientes con enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, se requieren más estudios para corroborarlo.

Las frutas, las verduras y los frutos secos son alimentos ricos en antioxidantes. Otras fuentes son el aceite de oliva extra virgen, el cacao y el té verde.

La fruta como postre
Las frutas en el postre aportan fibra y nutrientes que son esenciales para la salud metabólica.

Quizás te interese: Alimentos ricos en antioxidantes para agregar a tu dieta

Los ácidos grasos omega 3 fortalecen las neuronas. Así, algunas investigaciones muestran que los alimentos ricos en omega 3, combinados con la acción de otros agentes como los antioxidantes, podrían tener efectos positivos en la prevención del alzhéimer.

Podemos encontrarlo en pescados azules, sardinas, anchoas, salmón, etc. También está presente en verduras, como las espinacas o el rábano. Por otra parte, también son fuente de omega 3 los aceites vegetales, especialmente el de linaza.

Las vitaminas B, C y D ayudan a mantener un cerebro sano. Por eso, pueden prevenir la degeneración producida por el alzhéimer según muestran diversos estudios.

Las vitaminas del grupo B se encuentran en numerosos alimentos, como el salmón, las sardinas, los frutos secos o las legumbres. En cuanto a la vitamina C, la podemos encontrar en numerosas frutas como la piña, el mango, la papaya, los cítricos en general o el kiwi, entre otras.

Por último, la vitamina D está presente en alimentos como las zanahorias, seguramente el más conocido, pero también en los lácteos o la yema de huevo. Lo ideal es ingerir estas vitaminas a través de una alimentación equilibrada. 

Alimentación para cuidar el corazón.

¿Son los alimentos mencionados una cura?

Hasta la fecha, no se ha demostrado que los alimentos anteriormente mencionados sean una “cura” para el alzhéimer u otras enfermedades. No obstante, esto no significa que no sean beneficiosos para la salud o que no valga la pena incorporarlos con regularidad a la dieta.

En definitiva, no existe una lista como tal de “alimentos para combatir el alzhéimer” sino una serie de alimentos que conviene incluir con regularidad en la dieta para mantener una buena salud… incluso a nivel cerebral.