Alimentos para ayudar a prevenir el Alzheimer

Las causas exactas de esta enfermedad no están claras, aunque se cree que el beta-amiloide juega un papel principal. Esta proteína puede agruparse formando placas que interrumpen la comunicación entre las neuronas. 

El Alzheimer es una enfermedad que se caracteriza por la disminución de las funciones intelectuales como la memoria y el deterioro del pensamiento. El paciente suele presentarcambios de personalidad, desorientación de tiempo y espacio, alteraciones del juicio, y en el último de los casos desconocimiento de sí mismo.

El Alzheimer no es reversible. Durante el proceso degenerativo de la enfermedad, se crea una proteína llamada amiloidea. Ésta interactúa con las células nerviosas, ocasionando su muerte, y logrando el avance de enfermedades neuro-degenerativas.

Las causas exactas de esta enfermedad no están claras, aunque se cree que el beta-amiloide juega un papel principal. Esta proteína puede agruparse formando placas que interrumpen la comunicación entre las neuronas.

A pesar de los estudios científicos, de investigadores y médicos, a día de hoy aún no se ha encontrado una cura. Sin embargo, sí existen tratamientos capaces de ralentizar los efectos de la enfermedad.

Así mismo, se puede prevenir la aparición de la misma a base de mantener una buena dieta y calidad de vida. Existen ciertos alimentos que, gracias a sus componentes y nutrientes, son de gran ayuda para la prevención de esta enfermedad.

Tal vez te interese: 5 mejores ejercicios para mejorar nuestra memoria

Té verde para prevenir el alzhéimer

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa progresiva que afecta a casi 50 millones de personas en el planeta. De hecho, se estima para 2050 podrían ser más de 130 millones de personas las afectadas.

Diversas investigaciones, entre las que destacan la liderada por la Universidad de McMaster, en Canadá, así como la Universidad de Leeds, han demostrado cómo un compuesto del té verde es capaz de alterar la formación de placas tóxicas que contribuyen al desarrollo del problema. 

Del mismo modo, en un estudio de la Universidad de Leeds, ciertos investigadores descubrieron que los antioxidantes que se presentan en el té verde posiblemente alteran la forma de los beta-amiloides.

Así, se evita que interactúen con una proteína en especial de las células que se encuentran en el cerebro. Al impedir esta interacción se pierde el efecto amiloideo.

Cítricos y el vino

Los cítricos contienen antioxidantes importantes para el cerebro. La vitamina C, por ejemplo ayuda a evitar la acumulación de sustancias dañinas en el tejido cerebral. Lo que los hace alimentos muy recomendados para las enfermedades del cerebro.

Según la Dra. Christine von Arnim, de la universidad Ulm, en Alemania, los antioxidantes ayudan en la prevención del Alzheimer. Aunque en los cítricos es donde comúnmente se encuentra la vitamina C , este elemento abunda también en alimentos como la papaya, la guayaba, la fresa y el kiwi.

Al igual que el té verde, se comprobó que el vino tinto también puede ayudar a interrumpir la muerte de la células en el cerebro.

“Es un paso importante para aumentar nuestra comprensión de la causa y la progresión de la enfermedad de Alzheimer”, señala el investigador principal, el profesor Nigel Hooper, de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Leeds.

Por si quieres saber más: Sistema Nervioso Parasimpático

Café y chocolate

El café es la segunda bebida más consumida en el planeta. Ésta, al igual que los cítricos y el té verde, contiene antioxidantes que estimulan la actividad neuronal. Al mismo tiempo, previene la muerte cerebral y la perdida de memoria.

La Organización Panamericana de la Salud recomienda consumir de 3 a 4 tazas de café al día. Lo que son 300 o 400 mg de cafeína.

Del mismo modo, el Dr Giovambattista Desideri, de la Universidad L’Aquila, en Italia, asegura el chocolate es uno de los alimentos con mayor capacidad de mejorar las habilidades cognitivas. Este ayuda a evitar la aparición de Alzheimer.

Además, también es eficaz a la hora de prevenir otras enfermedades cerebrales. Esto es, mejorando el flujo de sangre al cerebro y cuidando las neuronas.

Aceite de coco y frutas

Un estudio del Spring Hill Regional Hospital demostró como el aceite de coco podría ser últil para mantener sanas algunas células del cerebro.

La Dra Mary Newport intentó experimentar con muchos productos combatiendo el Alzheimer de su esposo. Finalmente, al experimentar con el aceite de coco y otros tratamientos químicos combinados, notó ciertas mejorías.