Alimentos que debes comer para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas

Carolina Betancourth 5 junio, 2015
Además de regular la glucosa en sangre, la avena ayuda a reducir los niveles de colesterol malo, previene la obstrucción arterial y disminuye el riesgo cardiovascular.

Las enfermedades cardíacas y los problemas circulatorios son una de las principales causas de muertes anuales en todo el mundo, ya que en estas influyen diferentes elementos y trastornos de salud. Algunos de estos factores no son modificables, como es el caso de la genética o la edad; sin embargo, otros como la mala alimentación, la obesidad, el estilo de vida sedentaria, o el tabaquismo sí lo son y está en cada uno contar con la capacidad y, sobre todo, voluntad de controlarlos.

La Organización Mundial de la Salud recomienda llevar una dieta saludable como clave principal de la prevención de las enfermedades del corazón y problemas cardiovasculares. Por ello hay algunos alimentos con propiedades cardioprotectoras que pueden ayudar a cuidar del corazón y prevenir enfermedades. Te los presentamos a continuación.

Salmón

Es una fuente rica en ácidos grasos omega 3, nutriente capaz de reducir el colesterol malo (LDL) y aumentar el colesterol bueno (HDL). Su consumo regular ayuda a prevenir la inflamación de los vasos sanguíneos, los triglicéridos altos en la sangre, las arritmias, la hipertensión y la formación de coágulos.

El omega 3 también se puede obtener mediante el consumo de atún, sardinas, bacalao o caballa, entre otros tipos de pescado azul.

Aceite de oliva virgen extra

Aceite-de-oliva-extra-virgen

El aceite de oliva virgen extra se considera como un ingrediente excepcional de la dieta mediterránea, ya que ayuda a prevenir problemas cardiovasculares, el envejecimiento prematuro y, además, está asociado con una vida más longeva.

Este tipo de grasa de alta calidad contiene polifelones, un grupo de sustancias químicas que protegen los vasos sanguíneos, reducen el colesterol malo y la presión arterial alta.

Legumbres

Una dieta saludable debe incluir regularmente alguna porción de legumbres. Los fríjoles negros, pintos, rojos o los garbanzos y las lentejas le aportan al corazón nutrientes importantes como son los del complejo B, folato, magnesio y fibra, los cuales contribuyen a regular los niveles de colesterol malo y glucosa en la sangre.

Bayas

Los arándanos, frambuesas, moras y fresas son frutas deliciosas y, sobre todo, ricas en nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes que mejoran la salud del corazón, promueven la buena circulación sanguínea y reducen el riesgo cardiovascular. Asimismo, gracias a sus altos contenidos de vitamina C, ayudan en la prevención de la cardiopatía.

Naranjas

Naranjas

Este delicioso cítrico contiene antioxidantes como los carotenoides y flavonoides que ayudan a controlar los niveles de presión arterial. De igual manera, la fibra y la pectina ayudan a eliminar las toxinas presentes en el torrente sanguíneo, previniendo a su vez problemas de obstrucción arterial.

Almendras

Además de aportar grasas saludables, las almendras contienen esteroles, compuestos capaces de reducir los niveles de colesterol malo presente en la sangre. También tienen un alto índice de magnesio, que es un nutriente que previene el endurecimiento de las arterias y la hipertensión arterial.

Soja

Soja

La soja, el tofú  y otros alimentos derivados contienen propiedades que ayudan a disminuir los niveles de triglicéridos en la sangre y el colesterol. Estos alimentos, siempre y cuando sean de origen orgánico, son muy bajos en calorías, por lo cual también colaboran en la pérdida de peso.

Avena

La avena es un alimento que no debería faltar en ningún tipo de dieta, ya que es altamente beneficioso para el organismo. El beta-glucano, la fibra soluble en la avena, ayuda a reducir los niveles de colesterol malo, previene la obstrucción arterial y disminuye el riesgo cardiovascular. Adicional a ello, ayuda a regular los niveles de glucosa en la sangre y mejora el funcionamiento digestivo.

Coles

Coles
Los vegetales pertenecientes a la familia de las crucíferas o brasicáceas reducen los niveles de colesterol malo en la sangre y previene la arteriosclerosis. Las coles, el brécol, el repollo, la coliflor, la lombarda o las coles de Bruselas contienen compuestos como fibra, ácido fólico, potasio y vitamina E, los cuales se encargan de proteger el corazón y reducir el riesgo cardiovascular.

Te puede gustar