Alimentos para tener una piel más saludable

Yamila Papa Pintor · 19 marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 17 marzo, 2020
Brócoli, zanahoria, pimiento rojo y semillas de calabaza son algunos de los alimentos que te ayudarán a conseguir una piel sana y reluciente.

Además del cuidado externo, también hay que prestar atención a la dieta si queremos tener una piel más saludable. Toma nota de estos alimentos con los que nutrir el organismo para mejorar la cutis.

Más allá de hacer cientos de tratamientos de belleza, lo que comemos es muy importante para conseguir una piel más saludable. Por tanto, conviene empezar por cuidar la piel desde el interior.

Muchas de las vitaminas, los aminoácidos, los antioxidantes, los ácidos grasos insaturados y los oligoelementos que están presentes en las fórmulas de las cremas más costosas del mercado se toman de los alimentos y de otros elementos naturales, como las plantas. Por ende, apelar a ellos también puede ayudarnos a mejorar el estado de la piel.

Alimentos que ayudan a tener una piel más saludable

La alimentación es vital para el cuidado de la piel, tal y como se explica en un estudio del The American Journal of Clinical Nutrition. Por este motivo, es importante incluir los siguientes alimentos en el menú a partir de ahora, para favorecer no solo la salud de la piel, sino también la de todo el cuerpo.

Se ha de tener cuenta que lo ideal es planificar una dieta con un nutricionista para adecuarla a las necesidades de cada persona. Además, si padeces algún problema en la piel, debes consultar con un dermatólogo.

AguaAgua

Si bien algunas personas no la consideran un alimento, el agua es un elemento fundamental en la dieta diaria y muy importante para la piel, según revela un estudio publicado en Nutrition Reviews. Suele recomendarse beber agua mineral o filtrada, y preferiblemente sin gas, pero esto puede consultarse con el nutricionista.

Ten en cuenta también que las frutas y muchas verduras tienen una gran cantidad de agua en su composición, como se describe en un estudio científico del Iranian Journal of Public Health. La cantidad de agua que debe beberse al día para mantener el cuerpo hidratado puede variar según la persona.

Brócoli

Este vegetal de la familia de las coles contiene antioxidantes y vitaminas E y C, entre otros tantos nutrientes. Esta última tiene la capacidad de producir colágeno, con lo que favorece el mantenimiento de una piel más saludable y flexible.

La vitamina E contribuye a proteger las membranas celulares de la dermis para defenderlas de los daños que pueden causar el envejecimiento y otras afecciones, como se detalla en una publicación especializada de Medline.

Lee este artículo: Increíbles beneficios que el brócoli tiene para tu salud

Avellanas

Los frutos secos como las avellanas son una gran fuente de vitamina E, al igual que el brócoli. Además, si consumes un puñado al día de avellanas, te aportarán también ácidos grasos saludables, como se describe en un estudio del Journal of Agricultural and Food Chemistry que compara el contenido de este nutriente en las diferentes variedades de las avellanas.

Puedes tomarlas como entrante o como merienda en la tarde, y también usarlas para diferentes recetas saladas y dulces. ¡Y son deliciosas!

Zanahorias

Las zanahorias ofrecen una buena cantidad de beta-carotenos, un antioxidante que luego se transforma en vitamina A en el organismo. Estos contribuyen a reparar los tejidos y proteger la piel de los rayos ultravioleta y de los radicales libres, como se explica en un estudio de Nutrients. Para aprovechar sus propiedades, come la zanahoria en cualquiera de sus variadas presentaciones.

Semillas de calabaza

Como se mencionó antes, la verdura en general es buena para cuidar la piel, ya que es una fuente de beta-carotenos. Las semillas de calabaza, en particular, son buenas aliadas de la dermis porque contienen zinc.

Según un estudio de 2002 publicado en el International Journal of Dermatology, este nutriente ayuda a proteger las membranas celulares de los daños causados por los rayos UV y el estrés oxidativo.

Pescados azules

En este grupo se encuentran el salmón, la sardina, el atún, la anchoa, el bonito y el verdel. Contienen omega-3, que, al ser un ácido graso, presenta diversos beneficios para la salud de la piel, como se detalla en un artículo de The American Journal of Clinical Nutrition.

Por otro lado, un estudio de Nutrients Reviews de 2010 afirma también que este ácido, además, es antiinflamatorio. Se aconseja consumir los pescados azules al vapor, al horno, hervidos o asados, pero no fritos.

Cereales integrales

Los cereales integrales y los granos enteros contienen minerales y otros nutrientes beneficiosos para la piel y el cuerpo en general, como se indica en un artículo de Mayo Clinic. Por tal motivo, consumir pastas, panes o arroz integral influye positivamente en la protección de la piel.

Las harinas de los cereales integrales, por lo general, son más sanas que las refinadas (blancas).

Frutas de verano

Hay que prestar atención a aquellas especies que se cosechan durante los meses de calor, como es el caso de las ciruelas, las uvas o las naranjas. Como se menciona en el estudio iraní citado en el apartado en el que hablamos del agua, las frutas poseen antioxidantes y vitamina C. y contienen mucha agua, lo que las hace perfectas para zumos, batidos o licuados hidratantes.

Pimiento rojo

Pimientos rojos

Aparte de brindar un sabor delicioso a las comidas, el pimiento rojo posee vitamina C y B6 y fibras. A su vez, contiene carotenoides, que sirven para reducir y prevenir las arrugas según investigaciones científicas de la Universidad de Berlín.

El pimiento rojo se utiliza también en belleza para combatir el acné. Un estudio del Asian Journal of Clinical Nutrition —que en principio pretendía estudiar la relación entre el consumo de pimiento y el acné— descubrió que puede paliarlo, aunque su influencia no sea demasiado importante tampoco.

Chocolate amargo

Presta atención, porque no se recomienda el que tiene menos de 70 % de cacao. El chocolate negro y amargo contiene flavonoides, ácidos grasos y antioxidantes que, según un estudio de la Revista Chilena de Nutrición, ayudan a tener una piel más saludable, ya que contribuyen a reducir el efecto de los radicales libres.

Un estudio de 2014 de la revista científica Nutrients también confirma las consecuencias positivas de la ingesta de cacao para el cuidado de la piel.

Por otro lado, el consumo de chocolate también puede ayudar en la protección de la piel contra los daños causados por los rayos ultravioletas. Esto se expresa en un estudio publicado por el Journal of Cosmetic Dermatology.

Aceite de coco

Un estudio de 2014 que fue publicado en el International Journal of Life Sciences Research habla del aceite de coco como un producto muy bueno para el cuidado de la piel. Entre sus propiedades se encuentran la capacidad de hidratar, tratar afecciones como la dermatitis y la psoriasis —entre otras— y retrasar las marcas por el envejecimiento.

Asimismo, el aceite de coco se destaca, según la misma fuente, por su capacidad antioxidante y su acción para cuidar la piel en el día a día sin efectos adversos conocidos.

Té verdeHojas de té verde

Según una publicación del Comparative Biochemistry and Physiology, el té verde tiene muchos antioxidantes y L-teanina, una sustancia que disminuye el estrés y relaja el cuerpo. Por este motivo, como describimos con otros de los alimentos naturales citados, retrasa los efectos del envejecimiento y de los radicales libres.

Lee también: 3 infusiones caseras para disfrutar en tus meriendas

Conclusión

En síntesis, para tener una piel más saludable, aparte de tu rutina diaria de belleza, puedes incorporar estos alimentos a tu dieta y también adoptar hábitos saludables que cuiden tu salud integral. Recuerda que si presentas algún problema en la piel en particular, es imprescindible la consulta con el médico.

  • Osada K, Takahashi M, Hoshina S, Nakamura M, Nakamura S, Sugano M. 2001. Tea catechins inhibit cholesterol oxidation accompanying oxidation of low density lipoprotein in vitro. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11239828
  • Esther Boelsma, Lucy PL van de Vijver, R Alexandra Goldbohm, Ineke AA Klöpping-Ketelaars, Henk FJ Hendriks, Len Roza, Human skin condition and its associations with nutrient concentrations in serum and diet, The American Journal of Clinical Nutrition, Volume 77, Issue 2, February 2003, Pages 348–355, https://doi.org/10.1093/ajcn/77.2.348
  • Popkin, B. M., D'Anci, K. E., & Rosenberg, I. H. (2010). Water, hydration, and health. Nutrition reviews, 68(8), 439–458. https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.2010.00304.x
  • Pem, D., & Jeewon, R. (2015). Fruit and Vegetable Intake: Benefits and Progress of Nutrition Education Interventions- Narrative Review Article. Iranian journal of public health, 44(10), 1309–1321.
  • Vitamina E. Medline Plus. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002406.htm
  • J. Parcerisa; J. Boatella; R. Codony; M. Rafecas; A. I. Castellote; A. Romero. J. Agric. Food Chem. 1995, 43, 1, 13-16. 1995. https://doi.org/10.1021/jf00049a004
  • Rostan, E.F., DeBuys, H.V., Madey, D.L. and Pinnell, .S.R. (2002), Evidence supporting zinc as an important antioxidant for skin. International Journal of Dermatology, 41: 606-611. doi:10.1046/j.1365-4362.2002.01567.x
  • Julie A. Evans and Elizabeth J. Johnson. The Role of Phytonutrients in Skin Health. Nutrients 2010, 2(8), 903-928; https://doi.org/10.3390/nu2080903
  • Esther Boelsma, Henk FJ Hendriks, Len Roza, Nutritional skin care: health effects of micronutrients and fatty acids, The American Journal of Clinical Nutrition, Volume 73, Issue 5, May 2001, Pages 853–864, https://doi.org/10.1093/ajcn/73.5.853
  • Rebecca Wall, R Paul Ross, Gerald F Fitzgerald, Catherine Stanton, Fatty acids from fish: the anti-inflammatory potential of long-chain omega-3 fatty acids, Nutrition Reviews, Volume 68, Issue 5, 1 May 2010, Pages 280–289, https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.2010.00287.x
  • Cereales integrales: opciones saludables para una alimentación saludable. Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/nutrition-and-healthy-eating/in-depth/whole-grains/art-20047826
  • Lademann, J., Meinke, M.C., Sterry, W. and Darvin, M.E. (2011), Carotenoids in human skin. Experimental Dermatology, 20: 377-382. doi:10.1111/j.1600-0625.2010.01189.x
  • Valenzuela B, Alfonso. (2007). EL CHOCOLATE, UN PLACER SALUDABLE. Revista chilena de nutrición, 34(3), 180-190. https://dx.doi.org/10.4067/S0717-75182007000300001
  • Giovanni Scapagnini; Sergio Davinelli; Laura Di Renzo; Antonino De Lorenzo; Hector Hugo Olarte; Giuseppe Micali; Arrigo F. Cicero; Salvador Gonzalez. Cocoa Bioactive Compounds: Significance and Potential for the Maintenance of Skin Health. Nutrients 2014, 6(8), 3202-3213; https://doi.org/10.3390/nu6083202.
  • Vala, Gambhirsinh & Kapadiya, P. (2014). Medicinal Benefits of Coconut Oil (A Review paper). 2. 124-126.