Alimentos para un cabello saludable

Brunilda Zuñiga 12 noviembre, 2014
Si tu pelo está reseco, frágil y quebradizo es señal de que debes incluir más proteínas en tu dieta. Evita el consumo de azúcar y fritos si quieres que tu cabello crezca sano y fuerte.

El cabello saludable, lustroso y hermoso es el resultado de una dieta sana y balanceada. Las deficiencias de nutrientes pueden ocasionarnos problemas como resequedad, falta de brillo, caída excesiva y caspa. Si notas que alguno de estos problemas está presente, debes comenzar a vigilar tu dieta porque con el tiempo aparecerán los demás síntomas. En tu dieta procura incluir:

Alimentos ricos en proteínas

La composición primordial del cabello es la proteína por lo que debemos asegurarnos de que este nutriente está presente en nuestra dieta del día a día. Te darás cuenta que debes incluir más proteína cuando tu cabello se vea reseco, frágil y débil. Las dietas que son pobres en proteína suelen provocar que el cabello se caiga y tarde mucho en volver a crecer. Los alimentos infaltables son: pollo, pavo, pescado, huevos, leche, queso. Si buscas una dieta más vegetariana, las legumbres y nueces son un buen recurso para obtener proteína.

Vegetales verdes

Brocoli

La anemia es la principal causa de pérdida de cabello y aparece cuando no consumimos suficiente hierro. El folículo y la raíz del cabello se alimentan de los nutrientes de la sangre. Si el folículo no obtiene la cantidad de hierro que necesita, el cabello no crece como debería y se vuelve muy débil, lo que facilita su caída. Los productos adecuados para obtener este nutriente son: lechuga, brócoli, acelgas, espinacas, etc.

Cítricos

Ya que el hierro es tan necesario para un cabello saludable, la vitamina C siempre debe acompañar nuestra dieta. Esta vitamina ayuda a mejorar la absorción del hierro en el cuerpo, algo vital para que el nutriente sea aprovechado adecuadamente. Esta vitamina también ayuda en la producción de colágeno, uno de los componentes principales del cabello. Los mejores alimentos son las frutas, aunque hay vegetales que también son ricos en vitamina C: papaya, moras, guayabas, kiwi, naranjas, limones, toronjas, etc.

Pescado y semillas

Pescado

Nuestro cuerpo es incapaz de producir este tipo de grasas de forma natural a pesar de ser necesaria para el cabello saludable. Estas grasas ayudan a alimentar las células que componen al cabello y cuero cabelludo, haciéndolos ver hidratados. Busca los omega 3 en aguacate, semillas de calabaza, nueces, salmón y sardinas. Con apenas 5 gramos de omega 3 al día tenemos más que suficiente y equivalen a un puñado de semillas o un trozo pequeño de pescado.

Vegetales amarillos y naranja

Los vegetales naranja y amarillos como zanahorias y calabaza nos aportan vitamina A. Esta vitamina ayuda a la producción de sebo en el cuero cabelludo. El sebo es una sustancia grasa que actúa como acondicionador natural que evita la aparición de caspa y resequedad del cabello. Los vegetales amarillos y naranja son ricos en betacarotenos, ricos en vitamina A.

Nueces

Nueces

Además de ser una botana deliciosa y fácil de llevar, las nueces son ricas en vitamin E, selenio y zinc. Estos tres nutrientes previenen la caída del cabello, aparición de caspa y la resequedad del cuero cabelludo. Por otra parte, la l-arginina que está presente en estos alimentos es muy usada en productos tópicos para provocar el crecimiento del cabello, pero al comerla es más eficiente.

Agua

Una cuarta parte de la estructura del cabello está compuesta por agua. Esta es el medio para eliminar las toxinas, químicos, colorantes y cualquier otro elemento externo que puede afectar al cabello. Cuando consumimos la cantidad necesaria de agua obtenemos un cabello saludable, sedoso y brillante. Lo ideal es consumir entre 8 y 10 vasos de agua al día.

Alimentos a evitar

La caída del cabello se ha vuelto un problema bastante común en los últimos años. Esto se debe a varios factores de la vida moderna: ansiedad, insomnio, uso excesivo de químicos, tratamientos decolorantes, permantentes, etc. Los alimentos chatarra y poco saludables también son una causa importante, por lo que hay que evitarlos siempre que sea posible.

El azúcar es altamente ácido, destruye la vitamina B y minimiza los beneficios de los minerales, haciendo que nuestro cabello luzca enfermo y desgastado. A su vez, los alimentos fritos, refrescos y botanas con demasiados conservadores limitan el crecimiento del cabello.

El cabello saludable como resultado de tu dieta

Comer bien, ejercitarse, reducir el estrés y dormir adecuadamente son claves para tener un cabello saludable con un crecimiento natural.

Te puede gustar