Alimentos permitidos y prohibidos en una dieta blanda

Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
· 22 mayo, 2019
A los pacientes que deben tomar una dieta blanda se les recomienda que sigan una serie de medidas para que el efecto de la dieta sea mejor. En primer consejo es que las raciones deben ser pequeñas y la selección de alimentos debe ser específica para evitar las indigestiones.

Una dieta blanda, también llamada dieta de protección gástrica, está indicada para pacientes con enfermedades digestivas como úlceras, hernias de hiato, reflujo gastro-esofágico, gastritis o como dieta de transición en el postoperatorio de una cirugía digestiva.

La dieta blanda está dentro de las “dietas de tolerancia”, pues sirve para que el organismo se adapte progresivamente a una alimentación normal después de una enfermedad, ayuno o cirugía.

El objetivo principal de la dieta blanda es que los alimentos sean fáciles de digerir y que no se estimule la secreción gástrica, favoreciendo la digestión y la absorción de los nutrientes.

¿Cómo deben ser las comidas?

Mujer comiendo
En una dieta blanda se deben hacer al menos 5 comidas de pequeñas cantidades y comer despacio.

A los pacientes que deben tomar una dieta blanda se les recomienda que sigan una serie de medidas para que el efecto de la dieta sea mejor:

El primer consejo es que las raciones deben ser pequeñas. Llenar el estómago hasta no poder más lo único que va a acarrear son más problemas digestivos. Es bueno que se hagan al menos 5 comidas al día de pequeñas cantidades para ir acostumbrado al estómago.

También se recomienda que se mastiquen bien los alimentos, así como comer despacio para facilitar la digestión. Después de cada comida se debe reposar durante unos 20 minutos.

Otras recomendaciones que deberían adoptar las personas que deban tomar una dieta blanda son:

  • Utilizar cocciones sencillas: cocinar a la plancha, al vapor o al horno, por ejemplo.
  • La temperatura de la comida debe ser tibia. No se recomienda tomar comida ni excesivamente fría ni excesivamente calientes.
  • Cocinar con poca sal y poca grasa.

Por último, comentar que este tipo de dietas suele mantenerse durante tres o cuatro días. Después, se irán introduciendo alimentos poco a poco hacia una dieta normal, eso sí, siempre sana y equilibrada.

Quizás también te interese leer: ¿Cómo repartir bien los hidratos de carbono?

Alimentos permitidos en la dieta blanda

Arroz cocido para una dieta blanda.
El arroz, así como otros cereales no integrales, son alimentos recomendados en una dieta banda.

Muchas personas piensan que una dieta blanda solamente se basa en arroz y pavo. Sin embargo, hay otro tipo de alimentos que puedes tomar si necesitas llevar a cabo este tipo de alimentación. A continuación, se señalan una serie de los alimentos permitidos en la dieta blanda:

  • Cereales y féculas: ambos deben ser refinados, es decir, en forma de pan blanco tostado, pasta, arroz blanco, etc.
  • Carnes y pescados: las carnes pueden ser de pollo, ternera o pavo siempre cocidos, al horno, hervidos o a la plancha, como hemos comentado anteriormente. En cuanto al pescado, debe ser blanco.
  • Huevos: en principio pueden incorporarse a la dieta huevos pasados por agua, tortilla francesa o escalfado. No obstante, en pacientes con una afección intestinal delicada, se incluirán los primeros días la clara y unos días después la yema.

Quizás también te interese leer: ¿El consumo diario de huevos afecta a la salud cardiovascular?

  • Lácteos: las personas que lleven una dieta blanda pueden tomar leche desnatada, yogurt natural o queso fresco.
  • Verduras: siempre tienen que estar cocinadas, en forma de puré o caldo.
  • Legumbres: solo se tomarán pequeñas cantidades cocidas y en puré, o previamente tamizadas para eliminar la piel.
  • Frutas: se pueden tomar siempre y cuando esté cocidas al horno o en forma de compota. A menos que sean frutas no ácidas y bien maduras.
  • Grasas: solamente se pueden tomar en pequeñas cantidades. Se recomienda que se eviten las mantequillas y margarinas. Es preferible tomar aceite de oliva.
  • Bebidas: están permitidas el agua, la leche desnatada y algunos zumos. También se puede tomar alguna infusión de hierbas naturales que no produzcan irritación intestinal.

Alimentos prohibidos en la dieta blanda

Alimentos fritos
Los alimentos grasos como los fritos o los lácteos enteros deben evitarse al completo.

A pesar de todos los alimentos permitidos mencionados en la lista anterior, la realidad es que hay otra larga lista que incluye los que están prohibidos en la dieta blanda. Algunos de estos alimentos son:

  • Quesos fuertes, lácteos grasos, leche entera y nata.
  • Verduras crudas y las que tienden a producir gases como coliflor o brócoli.
  • Bollería.
  • Carnes y pescados grasos.
  • Embutidos.
  • Cereales integrales.
  • Salazones.
  • Bebidas con gas y algunos zumos cítricos, aunque el de melocotón sí se puede tomar. Tampoco son recomendables las bebidas con cafeína como café, refrescos o algunos tés.
  • Alimentos fritos.
  • Mermeladas.
  • Especias picantes, palomitas de maíz o salsas.

Conclusión

La dieta blanda se suele llevar a cabo en situaciones específicas para que el organismo se vuelva a adaptar a una alimentación normal. A pesar de que hay muchos alimentos que no están permitidos, también hay otra lista larga de los que sí se pueden consumir. Infórmate bien sobre ello para poder tener una mejor recuperación.

  • Martins, A. S., Durão, C., & Pasadas, S. (2002). Dieta Mediterrânica. Revista Nutrícias.
  • Rivas García, F., & Giménez Martínez, R. (2004). Dieta y cáncer. Revista Espanola de Nutricion Comunitaria.
  • Carrillo Fernández, L., Dalmau Serra, J., Martínez Álvarez, J. R., Solà Alberich, R., & Pérez-Jiménez, F. (2011). Grasas de la dieta y salud cardiovascular. Nutricion Clinica y Dietetica Hospitalaria.