Alimentos para prevenir la flacidez

Yamila Papa · 26 noviembre, 2017
Cuando se trata de combatir la flacidez, las aceitunas, los frutos secos, el pepino y la zanahoria, son algunos de los alimentos que no pueden faltar en tu dieta diaria.

Las zonas más afectadas por la flacidez son los brazos, el abdomen y el rostro. Si bien muchas mujeres quieren verse bien cuando llega el verano, sería ideal que llevasen una dieta balanceada todo el año para mantenerse en forma y sin áreas “rebeldes”. Entérate cuáles son los alimentos antiflacidez en el siguiente artículo.

¿Por qué aparece la flacidez?

Es una pesadilla junto con la celulitis. Pareciera que nada de lo que hacemos funciona para eliminarla de una buena vez y para siempre. La flacidez es la pérdida de firmeza de la piel ; es causada por la disminución o la debilidad del colágeno y la elastina (que sostienen los tejidos).

Las áreas más afectadas suelen ser el rostro (párpados y papada), los brazos, los glúteos, los muslos y el abdomen.

Si bien existen diferentes causas de la flacidez, la más frecuente es el paso del tiempo. Con los años las proteínas encargadas de mantener la piel firme pierden su eficacia.

Además podemos indicar que la obesidad, la pérdida abrupta de peso, los múltiples embarazos y la dieta pobre en proteínas aceleran este proceso natural del ser humano.

Para retrasar la aparición de las estrías es importante tomar en cuenta los hábitos cotidianos. Por ejemplo, debemos llevar una alimentación más saludable, practicar ejercicio de moderado a intenso, evitar el sedentarismo y no exponerse demasiado al sol (esto además propicia las arrugas y las manchas).

Alimentos para evitar la flacidez

Si bien existen una gran variedad de tratamientos, como por ejemplo: las cremas tonificantes, la radiofrecuencia o la electroestimulación (si queremos reducir la flacidez de los brazos, abdomen o piernas), la verdad no nos queda mejor alternativa que realizar ejercicio y comer sano.

Cuando se trata de combatir la flacidez, los alimentos que no pueden faltar en tu dieta son:

Lee también: Método japonés para endurecer tu abdomen en solo 4 minutos

1. Frutos secos

Frutos secos

Las almendras, avellanas o pistachos aportan ácidos grasos benéficos que se encargan, entre otras cosas, de recuperar la tonicidad de la piel y retrasar la oxidación de las células. A su vez los frutos secos dejan la dermis más elástica y mejoran los resultados del entrenamiento.

2. Cítricos

La naranja o la toronja son dos frutas que deberías consumir más a menudo si buscas reducir la flacidez. Los cítricos aportan una gran cantidad de vitamina C, la cual permite la producción de colágeno. Además tienen proteínas necesarias para que la piel no desarrolle arrugas y esté más firme.

3. Pepino

pepino

Esta rica verdura está formada por 96% de agua, por lo tanto hidrata al cuerpo si es que no somos muy amantes de beber agua “sola”. Además el pepino aporta enzimas para cuidar los vasos sanguíneos y los tejidos.

Y por supuesto puedes usarlo de forma externa a través de una mascarilla que no sólo reducirá la flacidez, sino también le aportará hidratación a la dermis. Sólo corta un pepino en rebanadas y aplícalo sobre el rostro durante 15 minutos.

4. Zanahoria

La flacidez en el rostro es visible a partir de los 45 años. Pero puede aparecer antes sí por ejemplo, nos exponemos demasiado al sol. Una manera de revertir esta situación es consumiendo zanahoria cruda. Esta rica verdura anaranjada tiene una gran cantidad de betacarotenos, un nutriente que favorece la producción de colágeno y elastina.

Además puedes aprovechar sus bondades preparando una mascarilla natural. Debes usarla dos veces por semana un rato antes de irte a la cama.

Ingredientes:

  • 1 zanahoria
  • ½ taza de agua (125 gramos)

Preparación:

  • Pela la zanahoria y rállala o córtala en cubitos pequeños.
  • Coloca en el vaso de la licuadora junto al agua.
  • Mezcla bien hasta obtener una pasta homogéna (no líquida).
  • Lava el rostro con jabón neutro y aplica la mascarilla.
  • Deja que actúe 15 minutos y retira con agua tibia.
  • Aplica una crema humectante al terminar.

5. Aceitunas

aceitunas

Es un alimento muy nutritivo que aporta ácidos grasos Omega 3 y 6, los cuales tienen la capacidad para reparar tejidos y mejorar la salud de la dermis. La vitamina A de las aceitunas sirve para reducir la flacidez.

6. Aceite de oliva

Ya que hablamos de aceitunas el aceite de oliva no podía faltar en este listado. El consumo de este “oro líquido” propicia no sólo salud a nivel general sino también en cuanto a estética se refiere. Aporta ácidos grasos de buena calidad que favorecen la regeneración de células y tejidos retrasando el envejecimiento. Puedes usarlo en todas tus comidas para además disfrutar de su delicioso sabor.

Visita este artículo: 6 beneficios del aceite de oliva virgen extra para la salud

7. Manzanas

Mascarilla de manzana y aceite de oliva

La cáscara de esta rica fruta tiene ácido ursólico, el cual interviene en el crecimiento de los músculos, en la reparación de tejidos y en la formación de colágeno y elastina. Por ello, la manzana es un gran aliado contra la flacidez. Trata de comerla cruda y sin pelar. Además no tiene casi calorías, es saciante y tiene mucha agua. Ideal si estás haciendo dieta o padeces ansiedad por la comida.

8. Legumbres

No dudes en añadir a tu dieta las lentejas, los garbanzos, las habas o las judías. Todas estas legumbres (hay muchas más) aportan hierro, minerales y ácido fólico. Si estás haciendo ejercicio para tonificar los músculos y evitar la flacidez, este alimento te dará más fuerza y resistencia para cumplir el entrenamiento. Además ayudará en la recuperación de las áreas trabajadas.