¿Qué alimentos producen un efecto saciante?

El efecto saciante de los alimentos está muy relacionado con el momento del día en que los consumimos. Si lo tomamos en el desayuno se prolongará durante toda la jornada

Todos queremos una fórmula mágica que nos permita sentirnos satisfechos con lo que comemos y bajar de peso. No obstante, no creemos que ese tipo de magia exista.

Lo que sí es posible es conocer cuáles alimentos producen un efecto saciante. Así calmamos el hambre por más tiempo y, por ende, comeremos menos.

¿Por qué un alimento puede saciar más que otro?

La saciedad es la satisfacción completa de un deseo. En el caso que nos ocupa, este deseo es el de seguir comiendo.

Una vez que nuestro cerebro recibe la señal de saciedad deja de necesitar alimentos. Si no existiera la sensación de saciedad estaríamos comiendo constantemente, sin límite.

Cuando los alimentos producen un efecto saciante, necesitamos menos cantidad para sentirnos llenos. De esta forma consumimos menos calorías, lo que nos beneficia si queremos bajar de peso o mantener el que tenemos.

Un alimento puede saciar más que otro por varias razones y una de ellas es su acción sobre las hormonas. Hay alimentos que actúan de manera directa sobre las hormonas de la saciedad. Así, inhiben el apetito.

Los alimentos que aumentan su volumen al ser ingeridos y con alto contenido de fibra también producen un efecto saciante. Estos hacen que se alargue el tiempo de la digestión y el estómago se vacíe más lentamente.

También aquellos cuyo volumen está compuesto sobre todo por agua y aire llenan más que otros. De igual manera, los productos menos procesados y los de alto contenido proteínico saciarán más al ser ingeridos.

Conocer cuáles alimentos producen un efecto saciante nos ayudará a alimentarnos adecuadamente. Consumiremos las raciones justas que satisfagan nuestras necesidades nutricionales y mejorará el funcionamiento de nuestro organismo.

Lee también: ¿Cuándo no debo consumir alimentos ricos en fibra?

Estos alimentos producen un efecto saciante

El cocinado atractivo de las verduras en la dieta

Por su gran contenido de agua y fibra, las frutas, así como las verduras y hortalizas, aumentan la sensación de saciedad.

No tienen un alto contenido calórico y, al satisfacernos, evitan que consumamos otros alimentos con  más calorías.

Su gran variedad contribuye a que no nos aburramos y mantengamos su consumo de manera constante:

  • Entre las frutas que nos dan más sensación de plenitud están las manzanas. Estas contienen fibra soluble que se hincha al llegar al estómago lo que reduce el apetito.
  • El melón y las fresas tienen pocas calorías y mucho contenido de agua. Esto es ideal para darnos sensación de llenura.

No hay que olvidar, en materia de zumos y jugos, que para mayor saciedad es mejor consumir las frutas enteras en vez de en zumos.

En lo que respecta a los vegetales:

  • El tomate cuenta con un gran contenido de agua.
  • Las alcachofas gozan de niveles importantes de insulina, por lo que estabilizan la glucosa en sangre y disminuyen el apetito.
  • Las berenjenas también entran en el grupo de alimentos saciantes. Tiene pocas calorías, mucha fibra y se digieren fácilmente.
  • Las patatas cocidas son de los alimentos que más dan sensación de estómago lleno. Son saludables y de buen contenido nutricional.

Además, tienen fibra, lo cual favorece el tránsito intestinal. Son bajas en grasa y contienen una proteína que suprime el apetito.

Desayunos saciantes con huevo y avena

Desayunos saciantes con huevo y avena

Otro alimento que produce un efecto saciante es el huevo. Por su gran contenido proteico, desayunar huevos disminuye el consumo de calorías del día.

Se ha comprobado que este hábito contribuye a la pérdida de peso. El huevo, además, se digiere de una forma más compleja, por lo que tarda más en abandonar el estómago.

Otra opción que encontramos al investigar qué alimentos producen un efecto saciante es la avena. Baja en calorías y alta en fibra, es ideal para aplacar el hambre y saciarnos.

Desayunar con avena nos permite llegar a la hora del almuerzo con menos hambre, con lo cual, ingeriremos menos alimentos.

Te recomendamos leer: 4 desayunos con avena para acelerar el metabolismo

Una buena sopa para el alma… y legumbres también

Una buena sopa para el alma… y legumbres también

Aunque la lógica nos pueda decir que al ser líquida no nos quitará mucho el hambre, no es así.

Según las investigaciones sobre qué alimentos producen un efecto saciante, la sopa tiene un papel importante. Bien sea gruesa o suave, la sopa permanece más tiempo en el estómago lo que produce sensación de llenura.

Las legumbres producen saciedad, nos proporcionan fibra para regular el tránsito intestinal y su contenido calórico no es alto.

Además de hacernos sentir llenos, los frijoles, las lentejas y los guisantes tienen un gran valor nutritivo.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar