¡Cuidado! Alimentos que amarillean tus dientes, ¿cómo combatirlos?

Todos estamos acostumbrados a ver en la televisión sonrisas perfectas y de relucientes dientes blancos. ¿Cómo lo hacen? Obviamente, la mayoría pasan por costosos tratamientos para blanquear los dientes, ya que es frecuente que, con el tiempo y nuestros hábitos de vida, los dientes acaben adquiriendo un color amarillo.

Como ya sabes, una de las principales causas suele ser el tabaco, pero es interesante saber que muchos de esos alimentos que tomamos cada día atacan también nuestro esmalte, volviéndolo amarillo. Y, sin duda, es algo que nos molesta mucho. ¿Cómo evitarlo? Descúbrelo hoy con nosotros.

Alimentos que amarillean tus dientes

dientes Rupert Taylor-Price

Generalmente, el proceso mediante el cual nuestros dientes se vuelven amarillentos es lento pero continuo. Lo que sucede es que el ácido de muchos de los alimentos que tomamos normalmente ataca nuestro esmalte dejando asomar la dentina, es decir, una capa algo más profunda del diente.

Lo más habitual es que las personas ancianas, debido al tiempo, tengan los dientes más amarillos que las personas jóvenes. No obstante, ese tono amarillo puede percibirse ya de modo temprano si llevamos una dieta inadecuada. Descubre qué alimentos serán tus enemigos para lucir una sonrisa bonita.

1. El café y el té

Beber cafe

Lo sabemos ¿qué sería de nuestras mañanas si esa taza de café? ¿Y nuestras tardes sin esa saludable taza de té? Bien, hemos de decirte que, por lo general, suelen ser los alimentos más dañinos para los dientes. La razón es sencilla: es lo que más tomamos a lo largo de nuestra vida y lo que más fácilmente entra por los poros de nuestro esmalte.

No obstante, no se trata de eliminarlos por completo de nuestra dieta, sino de no excedernos. Lo ideal, por ejemplo, es mezclar ese café o ese té con un poco de leche, o de bebida de soja o avena. El impacto es mucho menor.

2. El vino tinto

vino2

Otro de los enemigos más clásicos para el esmalte de nuestros dientes. Es muy frecuente que después de haber bebido una copa de un buen vino tinto, nuestros dientes queden manchados. ¿Qué podemos hacer? Como siempre, el mejor remedio es mantener el equilibrio y no excedernos.

Ya sabes que una copa de vino al día es muy beneficiosa para nuestra salud, así que no prescindas de ella. No obstante, recuerda cepillarte los dientes después de haberla tomado.

3. Los refrescos de cola

¡Cuidado! Los refrescos de cola son unos grandes enemigos para la salud de tus dientes. Sus ácidos fosfóricos no solo amarillean los dientes, sino que erosionan el esmalte y atacan a la propia pieza dental, sin hablar de sus edulcorantes, los cuales nos ocasionan caries.

¿Recomendación? Prescinde de los refrescos de cola.

4. Helados y granizados

Helado de limon

Puede que este dato te sorprenda, pero los clásicos helados de hielo con sabores que consumimos en verano, o los ricos granizados, son unos grandes enemigos para tu esmalte dental. Son productos refrescantes elaborados con numerosos químicos, con edulcorantes, con ácidos que le aportan esos atractivos colores.

Nunca te equivoques: mejor no los tomes y conseguirás así una sonrisa más sana y bonita.

5. Cuidado con los jugos de colores oscuros

jugo de uva

Estamos hablando de los jugos de moras, de grosellas, de arándanos, de remolacha (betabel)… Sabemos que son muy buenos para nuestra salud, pero también amarillean nuestros dientes. Todas las frutas de color oscuro, e incluso vegetales como los tomates, disponen de ácidos que se filtran en los dientes y que los estropean.

Consúmelos siempre con equilibrio.

6. La salsa de soja

salsa de soja

Nos encanta la salsa de soja. Es ideal para combinar con nuestras verduras, nuestras salsas, en esos platos orientales que tanto nos gustan. Sin embargo, es muy dañina para nuestros dientes.

7. El vinagre balsámico

vinagre5

Con el vinagre balsámico ocurre lo mismo que con la salsa de soja. Es ese acompañante indispensable para nuestras ensaladas, nuestras verduras… Siempre que el vinagre sea oscuro, como es el caso del balsámico, hará daño a nuestros dientes.

No obstante, los dentistas nos advierten de algo interesante: Siempre que incluyas lechuga, estarás utilizando una barrera natural para proteger tu esmalte de los ácidos. Así que, no lo olvides, pon siempre un poco de lechuga para evitar los dientes amarillos.

¿Cómo combatir los dientes amarillos?

Cepillar los dientes

  • Lo ideal es cuidar siempre de nuestra alimentación. Cuando un diente se amarillea significa que está perdiendo su esmalte, así que lo más probable es que necesitemos un tratamiento médico para restaurarlo. Es básico que, para no llegar  a este extremo, protejas bien tu esmalte del impacto de los ácidos presentes en los alimentos.
  • Come una manzana al día. Es ideal para cuidar del esmalte dental y fortalecerlo.
  • Bebe un vaso de agua después de comer. De ese modo facilitas la salivación y evitas que el esmalte se amarillee.
  • Recuerda cepillarte los dientes después de cada comida.
  • Otro remedio muy tradicional para blanquear los dientes, que puedes probar si lo deseas, es frotar los dientes con la piel de un banano. Al contener ácido salicílico, nos ayuda a mantenerlos en buen estado.

¿Te animas a poner estos consejos en práctica?

 

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar