Alimentos que ayudan a regular la tiroides

Llevar una dieta adecuada es fundamental para mejorar estas condiciones y nuestra calidad de vida.

Es posible que ya hayas escuchado hablar de la tiroides y los problemas que puede generar a la salud, especialmente en el caso de las mujeres. Si no tienes claro de qué hablamos, debes saber que se trata de una glándula ubicada en el cuello, la cual interfiere en muchas funciones de nuestro organismo.

Esta glándula participa en la producción de las hormonas tiroxina (o T4) y triyodotironina (o T3), que son las que regulan el metabolismo y afectan el funcionamiento de otros órganos de nuestro cuerpo.

Cuando la tiroides funciona de manera normal, podemos llevar una dieta más libre, sin alimentos específicos. Sin embargo, cuando sufrimos algún tipo de anomalía en la tiroides, como por ejemplo el hipertiroidismo (cuando la glándula produce más hormonas de las que debería) o hipotiroidismo (produce menos hormonas de las que debería), es necesario llevar una dieta especial, pues la alimentación desempeña un papel muy importante a la hora de mejorar estas condiciones y nuestra calidad de vida.

Alimentos para regular el hipertiroidismo

Hipertiroidismo

Se dice que una persona sufre de hipertiroidismo cuando su glándula tiroides está muy estimulada y produce más hormonas de las que debería producir en un estado normal.

Como consecuencia de este exceso de hormonas, se puede generar un estado de catabolismo en el organismo y, a su vez, pérdida de peso y de masa muscular. Para estos casos la alimentación debe ser sobre todo energética y, por supuesto, equilibrada.

Lácteos: leche, yogur y queso

  • En lo posible se debe consumir leche y yogur como bebida habitual o a través de diferentes cocciones.
  • Prepara una leche enriquecida utilizando yogur, leche condensada y leche en polvo entera. El resultado lo puedes utilizar en tus batidos de fruta, postres, purés o para comer con cereales.
  • No dudes en utilizar leche o yogur para darle mejor sabor a tus batidos y aprovechar sus beneficios.
  • Incluye queso en las ensaladas, en las sopas, la pasta, o las tortillas, entre otros.

Alimentos proteicos: huevos, carnes y pescados

  • Cuece un huevo, déjalo endurecer y trocéalo en ensaladas, pasta, sopas o verduras. Esto mismo puedes hacer con las carnes y pescados, en pequeñas porciones.
  • Bate un huevo y agrégalo a purés, sopas, cremas, salsas o batidos de leche.
  • Haz rollos de carne y verduras, o bien prepara tortillas rellenas.

Aceites y grasas

  • Utiliza nata, crema de leche, mantequilla, mayonesa, aceite de oliva y otras grasas.

Frutos secos

  • No olvides incrementar el consumo de frutos secos agregándolos a las ensaladas, guisos, batidos o consumiéndolos directamente.

Azúcar, miel, pan y galletas

  • En cantidades moderadas, le puedes agregar azúcar o preferiblemente miel, a tus batidos de fruta, zumos, leche o postres.
  • El pan y las galletas (integrales) los puedes consumir en el desayuno o la merienda.
  • Si gustas puedes consumir pan frito con sopas y purés.

 

Alimentos para regular el hipotiroidismo

Hipotiroidismo-500x325

El hipotiroidismo es otra anomalía en la glándula tiroides que se produce cuando hay una disminución en la producción de hormonas tiroideas. Esta dolencia suele venir acompañada de síntomas como fatiga, cansancio, caída del cabello, somnolencia y puede llegar a producir sobrepeso u obesidad.

En este caso, es muy importante acudir a un médico endocrino, pues él es el único que puede recetar y supervisar el tratamiento de hormonas tiroideas vía oral, así como una dieta específica. En estos casos hay que tener una dieta más estricta y equilibrada que incluya alimentos de todos los grupos: lácteos, verdura cruda o cocida, fruta, alimentos proteicos, cereales, grasas, entre otros.

Alimentos ricos en fibra y pobres en grasas

  • Consume carnes magras, como pollo, ternera, pavo y conejo. Pescado blanco y azul, y huevos. Todos estos alimentos se deben consumir en porciones reducidas, preferiblemente de 3 a 4 porciones por semana.
  • Si quieres consumir lácteos, éstos deben ser leches desnatadas y yogures y quesos descremados.
  • En lugar se azúcar se debe consumir estevia o miel.
  • Incrementa el consumo de verduras y frutas, especialmente aquellas que se consumen crudas.
  • Ingiere cereales y féculas en porciones moderadas, tales como pan, patatas, arroz, legumbres, pasta, entre otros.
  • Utiliza aceite de oliva como grasa, pero sin excederse.
  • Incrementa el consumo de agua, bebe infusiones y jugos naturales.
  • Consume más limón y especias.

Consejos finales

  • Al ser una alimentación más delicada y una dolencia más difícil de tratar, quienes sufren de hipotiroidismo deben utilizar formas de cocción como la plancha, el horno, el hervido, el microondas, el vapor o el papillote. En lo posible deben evitar los fritos, rebozados, guisos, empanados y conservas en aceite.
  • Esta dolencia exige un incremento de actividad física, ya sea caminar, correr, subir escaleras, bicicleta, o ejercicios de fuerza. Cualquiera vale.
  • Las comidas se deben distribuir entre 4 y 5 porciones al día, sin calmar “antojitos” entre ellas.
  • Por ningún motivo se debe saltar una comida principal.
Te puede gustar