Alimentos que causan celulitis

Los refrescos son ricos en azúcar y sodio por lo que, además de agravar la celulitis, pueden favorecer la aparición de otros problemas. Los refrescos light tampoco son una opción sana

Siempre se habla de los alimentos, las rutinas y los ejercicios que sirven para eliminar la celulitis, pero no se suelen tener en cuenta los causantes de este problema que afecta a casi todas las mujeres en el mundo, sin importar su peso o contextura física. La celulitis es un proceso tanto circulatorio como hormonal, por ello es que puede ser difícil de erradicar. Conoce cuáles son los hábitos y alimentos que causan celulitis en el siguiente artículo.

¿Qué saber sobre la celulitis?

La celulitis causa la acumulación de grasa y líquido en ciertas zonas (glúteos y muslos mayormente), muy difícil de erradicar. Afecta siempre a las mujeres y existe una tendencia genética a padecerla. En diferentes etapas de la vida como puede ser la pubertad, el embarazo o al consumir anticonceptivos orales, quedan expuestas a una mayor concentración de estrógenos, que condicionan la aparición de los “pocitos” tan antiestéticos y que son culpables de muchas pesadillas, sobre todo en verano.

Las altas concentraciones de esta hormona en la sangre provoca más porosidad y fragilidad en los vasos sanguíneos y es por ello que se acumulan líquidos y toxinas debajo del tejido subcutáneo. Otras de las causas de la celulitis es el estreñimiento, alteraciones en la circulación y en la función hepática. Por último, el estrés, la alimentación inadecuada, la vida sedentaria y el tabaquismo son factores de mucho riesgo para su aparición.
Celulitis-Cuerpo

Alimentos que provocan celulitis

  • Los dulces: Son uno de los mayores causantes de celulitis, porque aumentan la cantidad de grasas que agravan el problema. Las galletas, los postres, los refrescos, las golosinas y todo aquello que contenga mucho azúcar y sobre todo grasas trans son altamente inflamatorios. El cuerpo no tiene la capacidad de transformar todo esto en energía y el resto, termina convirtiéndose en grasa que se deposita en ciertos sitios. En el caso de las mujeres, en los muslos, caderas y nalgas. Modera la ingesta de dulces a como máximo 220 Kcal al día. Puedes también sustituir el azúcar por endulzantes naturales tales como la Stevia y elegir chocolates semi amargos.

Evitar engordar si comemos dulces

  • Las grasas: Están en el segundo puesto del ránking de enemigos del cuerpo y amigos de la celulitis. Evita todo aquello que contenga grasas o bien reduce su ingesta a dos porciones diarias como máximo. Por ejemplo, lácteos enteros (leche, nata, margarina, queso, crema chantilly, crema de leche), carnes rojas, embutidos (chorizos, salames, salchichas, tocino, panceta) y frituras (sobre todo con grasa).
  • La sal: El sodio no sólo está presente en la sal que le echas a los alimentos, sino que está incluido en muchos productos elaborados, sobre todo los empanados. El exceso de sodio produce retención de líquidos y, por consecuencia, provoca la aparición de celulitis. Se aconseja consumir no más de 1,5 gramos por día, no llevar el salero a la mesa, no añadir más sal a la comida y en lo posible, cocinar sin sal o usando sal marina.

sal2

  • Los refrescos o gaseosas: Esto se debe a que son muy ricos en azúcar y sodio, pero también porque contienen productos químicos como aditivos y conservantes que agravan el proceso de la celulitis, además de causar otros problemas a nuestro organismo. Y ten cuidado con los que en su etiqueta dicen “light” o “cero azúcar”, porque cuentan con otros ingredientes como edulcorante artificial y colorantes.
  • El café: Hay voces a favor y otras en contra del café para diversos problemas de salud. Algunas investigaciones indican que perjudica la circulación sanguínea, favorece la inflamación y perjudica la irrigación de los tejidos. Otros consideran que si se bebe moderadamente, es bueno para la salud. Lo mejor es controlar la ingesta, porque los excesos nunca son buenos. Una taza de café en el desayuno no te hará mal, pero si bebes cinco tazas al día, no hará bien a tu organismo, no sólo aumentando tu celulitis, sino también generando insomnio, por ejemplo.
  • La comida chatarra: El “fast food” tan popular en todo el mundo es malo para la salud en muchos aspectos. Sobre todo, las hamburguesas y las patatas fritas. Esto es así porque contienen una gran cantidad de calorías y toxinas, así como grasas saturadas. Cuánto más comida chatarra consumas, más posibilidad de que tus pocitos aumenten de tamaño. Nada de aros de cebolla, alitas de pollo fritas, combos, pizzas, etc. Si te cuesta mucho dejar esta comida, reduce la ingesta a una vez a la semana o cada quince días.

patatas fritas stevebott

  • Las bebidas alcohólicas: El alcohol es nocivo para nuestra salud en varios aspectos, entre ellos, la aparición de la celulitis. Contiene muchas calorías y toxinas que se acumulan debajo de la piel. Además, en muchos casos los tragos y bebidas están preparados con refrescos o con zumos industriales, por lo que son más nocivos todavía. Esto no quiere decir que no puedas ir de copas con tus amigos una vez o dos al mes, pero no abuses del alcohol en cada salida si quieres ver tus muslos, glúteos y piernas sin celulitis.
  • El harina refinada: Todo lo que sea de color “blanco” no es tan puro como nos lo quieren vender. La pasta, el pan, el arroz, el azúcar (ya se habló de él antes), tienen hidratos de carbono complicados de metabolizar y se convierten en grasas cuando se consumen en exceso. Por ello es que suelen saciar tanto el hambre. Una buena idea es sustituir la harina blanca por cereales integrales (de color marrón o amarillo).