Alimentos que combaten la inflamación y la grasa en el vientre

Valeria Sabater·
14 Enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante al
04 Enero, 2019
Llevar un estilo de vida sano y activo es clave para gozar de bienestar a diario y prevenir problemas como la hinchazón, la acumulación de grasa abdominal y la retención de líquidos.
 

La molesta hinchazón y la grasa en el vientre están relacionadas, aunque no son lo mismo. Ahora bien, ambas pueden ponerse en contra a menudo cuando intentamos lucir un vientre plano y una figura esbelta.

Según el informe de los expertos de la Clínica Mayo, es habitual que, con los años, el metabolismo se vuelva más lento. Esto quiere decir que, a medida que pasa el tiempo, dejamos de quemar calorías con la misma facilidad que lo hacíamos anteriormente.

A esa ralentización se le añaden los cambios hormonales y otros factores que, entre otras cuestiones, pueden favorecer la retención de líquidos y el aumento de volumen.

La hinchazón y la grasa en el vientre: aspectos a tener en cuenta

  • Nuestro metabolismo cambia con el tiempo. Es frecuente, por ejemplo, que un alimento que antes nos sentaba bien, tiempo después no nos caiga igual.
  • Lo más recomendable es que consultemos con un médico o nutricionista si creemos que sufrimos alguna intolerancia alimentaria.
  • Cada cuerpo es diferente. Por ello, debemos aprender a conocer nuestro cuerpo y entender sus necesidades. Esta es la razón por la que no todas las dietas le funcionan a todas las personas.
  • Es imprescindible que evitemos el tabaquismo y el sedentarismo, ya que estos son factores de riesgo de una gran cantidad de enfermedades.
  • En el caso de las mujeres, los cambios hormonales pueden producir hinchazón, retención de líquidos y aumento de volumen.
    • Por ejemplo, en los días previos a la menstruación, la hormona progesterona promueve la retención de líquidos.
    • Además, con los años el nivel de estrógenos baja y con ello aumenta la acumulación de grasa en la zona del abdomen. Esto viene a ser una cuestión común durante la menopausia.

Descubre: Entrevista a Alejandra Menassa: el síndrome premenstrual y sus detonantes

 

Alimentos para combatir la hinchazón y la grasa abdominal

Debemos prestar atención a los alimentos que elegimos, la forma de combinarlos y prepararlos, pues a veces podemos estarnos perjudicando, sin saberlo.

Las bebidas y comestibles industriales, sumados al consumo de azúcar, sal y grasas varias promueven la acumulación de grasa en el vientre. Por ello, hay que aprender a minimizar su consumo.

Ahora bien, hay alimentos que pueden ayudarnos a combatir la hinchazón, puesto que tienen propiedades antiinflamatorias, digestivas y diuréticas. Veámoslos a continuación.

1. Especias: cúrcuma y jengibre

Cúrcuma para bajar la grasa en el vientre

Hay especias que nos pueden ayudar a evitar la hinchazón y llevar una dieta más saludable. Además de dar sabor a nuestros guisos, arroces o ensaladas, podemos disfrutarlas en infusiones.

Ciertas especias nos ayudan a poner en marcha nuestro metabolismo y así «quemar» más grasa, sin olvidar los nutrientes que nos proporcionan. Toma nota de cuáles son:

La cúrcuma y el jengibre son recomendables porque contienen antioxidantes y tienen propiedades antiinflamatorias.

2. Frutas

dieta sin carbohidratos
 

Hay frutas son alimentos muy versátiles que nos pueden ayudar eficazmente a reducir la hinchazón abdominal. Podemos consumirlas al natural y así aprovechar todos sus beneficios. 

Algunas de las más recomendables son la papaya, la banana, el kiwi, la ciruela, el melocotón y la manzana, pero podemos disfrutar de la que más nos guste o bien, de varias, en un ensalada mixta.

¿Has probado alguna vez preparar una ensalada a base de espinacas, piña y nueces? ¡Es una buena opción para una merienda!

Nota importante: en algunas personas la hinchazón puede deberse al exceso de fermentación en los intestinos. Si este es tu caso, prueba a reducir el consumo de frutas con hueso, incluidas las manzanas, y frutas muy dulces en general, y aumenta el consumo de cítricos.

3. Verduras y hortalizas (cocidas)

Palitos de apio

Existen muchas verduras que pueden ayudarnos a combatir la hinchazón. Consumir verduras crudas es muy beneficioso, pero si tienes problemas digestivos e hinchazón abdominal, es conveniente que las consumas cocinadas.

¿Por qué? Las verduras pueden contener dos tipos de fibra: soluble e insoluble. La fibra insoluble es aquella que el cuerpo no puede procesar y por lo tanto desecha.

 

Las personas con hinchazón abdominal suelen tener dificultad para digerir este tipo de fibra, y cocinar el alimento es una buena forma de reducir su impacto. Puedes cocinarlas al vapor para no perder muchos nutrientes.

Las cebollas, la col, el brócoli o incluso las berenjenas son ejemplos de verduras muy nutritivas pero ricas en fibra insoluble. Prueba a cocinarlas, notarás el cambio. Al mismo tiempo, puedes aumentar tu consumo de verduras ricas en fibra soluble.

La fibra soluble es fundamental para mantener una flora intestinal saludable, lo que se traducirá en menos hinchazón en el vientre. Estos son algunos ejemplos:

  • La zanahoria.
  • La calabaza.
  • El calabacín.
  • La batata.
  • La remolacha o betabel.
  • La yuca o mandioca.

4. Grasas saludables

Cucharada de aceite de oliva

Hay grasas saludables que son imprescindibles para nuestro organismo. Cuidan de nuestro corazón, regulan el colesterol, combaten la inflamación y nos ayudan a mantenernos en forma.

Algunas fuentes de grasas saludables son el aguacate, el salmón, el aceite de oliva, las semillas de lino, las nueces y las almendras.

Nota final

Si deseamos lucir una figura acorde a lo normal de nuestro índice de masa corporal, lo más recomendable es que procuremos adoptar (o mejorar, según sea el caso) nuestros hábitos de vida.  

 

Si tenemos dudas acerca de cómo hacerlo, podemos consultar con el médico o el nutricionista.

  • Rojas J, S., Lopera V, J.S., Cardona V, J., Vargas G, N., and Hormaza A, M.P. (2014). Síndrome metabólico en la menopausia, conceptos clave. Revista Chilena de Obstetricia y Ginecología 79, 121–128.
  • Balboa Rodríguez, A., Carrillo Muñoz, R., Mínguez Pérez, M., Valdepérez Torrubia, J.., Tort Donada, S., Mearin Manrique, F., and Alonso-Coello, P. (2005). Síndome del intestino irritable. Guía de Práctica Clínica 5, 112.
  • Alvis, A., Arrazola, G., and Martinez, W. (2012). Evaluación de la actividad y el potencial antioxidante de extractos hidro-alcohólicos de Cúrcuma (Cúrcuma longa). Informacion Tecnologica 23, 11–18.
  • Garcia, M. (2010). ¿Qué es la grasa ? Grasas saludables : Omega-3 , mono insaturadas y poliinsaturadas. Manual de Salud 1–5.