Alimentos que cuidan de tu salud cardíaca - Mejor con Salud

Alimentos que cuidan de tu salud cardíaca

El aceite de oliva es un básico de la dieta mediterránea que mantendrá en buen estado tu presión arterial y te ayudará a vivir más años y con una salud de hierro.

¿Qué tal mantienes tu salud cardíaca? ¿Cuidas tus hábitos de vida para disponer de un corazón sano y fuerte? Como ya sabes, la alimentación es una pieza clave para que nuestras funciones básicas estén optimizadas. Niveles bajos de estrés y algo de ejercicio son las pautas básicas. Hoy, te invitamos a conocer 8 alimentos que harán mucho por tu corazón.

1. Las almendras

Leche-de-almendras-propiedades

¿Tienes ahora mismo un buen puñado de almendras en casa? Pues no lo dudes, consume unas cinco al día y cuida de tu corazón. Pero eso sí, no les añadas sal, de ese modo se convertiría en un alimento muy nocivo, ya que es habitual que nos las vendan como snaks con un alto contenido en sal.

Pero las almendras por sí solas y naturales, nos permiten reducir el colesterol malo, evitar que las arterias se vuelvan rígidas y que se eleve la tensión arterial. Sin olvidar tampoco que son ricas en magnesio y que disponen de grasas saludables omega 3 y fibra.

2. La avena

AVENA

Deliciosa e imprescindible para empezar el día. La avena es rica en beta-glucano, una fibra soluble que nos permite reducir el colesterol malo o LDL. Es maravillosa para nuestro sistema digestivo, para adelgazar y mantener estabilizados los niveles de glucosa en sangre. No lo dudes, es ideal para empezar el día junto a una pieza de fruta y una taza de café, por ejemplo. ¿Te apuntas?

3. Un yogur griego

mousse-de-yogur-con-higos-final

El yogur griego es el lácteo que menos lactosa dispone, pero a su vez, es el más rico en calcio y potasio, minerales que ayudan a regular la presión arterial. Encontrarás una buena dosis de vitamina D que nos permite además sintetizar mejor las vitaminas. Es muy adecuado además para elevar las defensas y cuidar de nuestra flora bacteriana.

El yogur griego es, por así decirlo, un mediador idóneo para tener una buena salud general y permitir que las vitaminas se sinteticen mejor para nuestra salud cardíaca.

4. Los cítricos

Jengibre-Limon-Menta

Ricas naranjas, limones, kiwis o mangos. ¿Por qué son buenos para nuestro corazón? Básicamente porque disponen de carotenoides y flavonoides, ricos antioxidantes que reducen la presión arterial. Sin olvidar tampoco que disponen de bastante fibra presente en la pectina, perfectas para eliminar toxinas y reducir el colesterol. La vitamina C es básica para mantener un corazón fuerte y sano, cuidar de la presión arterial y evitar inflamaciones.

5. Frutas del bosque

Arandanos

¿Tienes oportunidad de adquirir frutas de bosque en tu ciudad? Si es así no lo dudes, son los remedios más eficaces para conseguir una excelente salud cardíaca. Frutas como los sabrosos arándanos, frambuesas, moras y fresas, disponen de un tesoro natural de nutrientes básicos para cuidar de nuestro corazón.

La vitamina C se encuentra en muy altas cantidades, un antioxidante natural perfecto para venas y arterias, previniendo muchas cardiopatías. Tampoco podemos olvidar que las frutas del bosque disponen de  magnesio y potasio que regulan muy bien la presión elevada.

6. Aceite de oliva virgen extra

Cura-de-limon-y-aceite-de-oliva_diaporama_550

El aceite de oliva es ese tesoro natural utilizado desde la antigüedad que nunca debe faltar en nuestras vidas. Su esencia es un conglomerado medicinal de ricos polifenoles, esos antioxidantes que nos permiten proteger los vasos sanguíneos, evitando que se endurezcan, que aparezca la arterioesclerosis, por ejemplo.

Nos permite además reducir el colesterol malo o LDL  y mantener en buen estado nuestra presión arterial. El aceite de oliva, además, es un alimento básico de la saludable dieta mediterránea, que te permitirá vivir más años y con una buena salud. Añádelo pues a tus platos, a tus ensaladas… y perfecto empezar el día por ejemplo con una tostada con unas gotitas de aceite de oliva.

7. El salmón

Salmon

Sería muy recomendable tomarlo unas dos veces a la semana. Sabemos que no es un pescado de los baratos, desde luego, pero tenerlo de forma habitual en nuestra dieta es un modo más que efectivo de cuidar de nuestra salud cardiovascular. ¿Sabes por qué razón? Porque es una fuente natural de ácidos grasos omega 3. Nos evita, por ejemplo, la clásica  inflamación de los vasos sanguíneos y el riesgo de coágulos.

Tampoco podemos olvidar que nos va a permitir reducir el índice de triglicéridos en la sangre, equilibrar la presión arterial, evitar arritmias… etc. Es sabroso, fácil de hacer  y es uno de los pescados más ricos en omega 3. Vale la pena entonces tenerlo en cuenta.

Debería ser un alimento en la dieta de nuestros hijos, pues además de sus beneficios a nivel cardiovascular, los ácidos grasos Omega 3 mejoran la concentración y el nivel de atención, siendo un complemento básico para los niños y personas en edad escolar.

8. El aguacate

Beneficios-de-comer-aguacate

El aguacate es también muy beneficioso, pero eso sí, es adecuado no excedernos en su consumo. Una pieza al día por ejemplo sería suficiente. Este fruto dispone de una alta cantidad de grasas monoinsaturadas y ácidos grasos omega 6, perfectos para nuestra salud cardíaca siempre que no nos excedamos, dado su aporte calórico. Al igual que el aceite de oliva, este es beneficioso para la reducción de los niveles de LDL y mantenimiento de los HDL. Muy saludable y sabroso.