¿Alimentos que estimulan la capacidad de atención?

Paula Aroca · 6 marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva el 11 diciembre, 2018
La alimentación es la ingesta de alimentos para conseguir los nutrientes necesarios y obtener las energías para lograr un desarrollo equilibrado. Es importante reconocer que algunos alimentos podrían ayudar a estimular la capacidad de atención.

La nutrición es el proceso biológico en el que los organismos asimilan los alimentos y los líquidos necesarios para el funcionamiento, el crecimiento y el mantenimiento de sus funciones vitales. También es conocida como una de las disciplinas de la medicina que más se vincula con la alimentación. Así mismo, es el área que se encarga de trabajar cómo una persona consume alimentos, qué variedad y qué conviene más de acuerdo a su situación particular.

Por otro lado, este estudio, realizado en la Universidad de La Rioja, explica que la alimentación tiene una influencia importante en las personas, la cual podría determinar aspectos importantes del ritmo de vida, por ejemplo: los cognitivos, los del aprendizaje y hasta la manera en la que puedan concentrarse para hacer determinadas actividades.

¿Qué es la atención?

La atención se puede definir como el proceso cognitivo que permite estar orientado y concentrado en un momento determinado. La consecuencia es que los estímulos de la atención ayudan a responder a determinadas tareas. Cabe destacar que no es un proceso único, sino que existen distintos tipos de atención, como la atención selectiva, la dividida y la alternada, por mencionar algunos.

Los psicólogos establecen dos tipos de determinantes de la atención:

  • Determinantes internos: definidos como aquellos que son propios del individuo y que dependen de él.
  • Determinantes externos: los que proceden del medio. Dentro de estos se encuentra la alimentación.
Niño leyendo

Se ha mencionado que la alimentación es un determinante externo. Por esta razón es posible hablar de los alimentos que pueden contribuir a potenciar la atención y la concentración. Su consumo puede aportar vitaminas, minerales y nutrientes que intervienen en el proceso de desarrollo de estas dos.

Los alimentos que se van a mencionar a continuación, tienen una o dos de estas características:

  1. Tienen suficientes nutrientes y fibra para saciar el apetito.
  2. Son ricos en ácidos grasos que favorecen las conexiones cerebrales.

La científica en nutrición Patricia Bannan, autora del libro Eat Right When Time is Tight, recomienda la ingesta regular de estos alimentos para mejorar la capacidad de atención y concentración.

Lee también:6 factores que pueden estar afectando tu memoria

Alimentos que estimulan la capacidad de atención

Huevo

Los huevos son considerados una importante fuente de proteínas, y en ellos, podemos encontrar vitaminas A,B,D y E. Según este estudio publicado por la Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal, estas vitaminas son consideradas como responsables de ayudar a proteger la membrana neuronal y de mantenerla en buen estado.

Además, estas vitaminas pueden ayudar a estimular el flujo sanguíneo, y por ende, la oxigenación, la cual es vital para las actividades de carácter intelectual. Es decir, este alimento, a través del aporte de sus vitaminas, puede colaborar para que se produzca el proceso de estimulación de la atención.

Consumir un huevo al día es aceptable, en el caso de personas sanas sin alteraciones metabólicas. Algunos gustan de esta proteína y además, hay varias opciones para preparar diferentes platos deliciosos a base de huevo.

Frutos secos

 Frutos secos y semillas

Algunas investigaciones se han enfocado en demostrar, de manera científica, que las capacidades cognoscitivas pueden mejorar al consumir ciertos alimentos. Por ejemplo, este estudio publicado por la Universidad Autónoma Nacional de México, explica lo siguiente: «El contenido de los alimentos que vamos a escribir en forma de lista es alto en triptófanos, lo cual contribuye a una regulación de la serotonina, la famosa hormona de la felicidad.»

Estos alimentos mencionados en el estudio son las siguientes:

  1. Nueces.
  2. Cacahuete.
  3. Almendras.
  4. Semillas de girasol.

La relación que existe entre el consumo de estos alimentos y la estimulación de la capacidad de atención está explicada en este estudio realizado en la Universidad Complutense de Madrid. Aquí se demuestra que el autocontrol psicoemocional y el rendimiento escolar, dependen en gran medida de la alimentación. El aporte de triptófanos que se obtiene al consumir estos alimentos, en especial los frutos secos, contribuye a la mejora del proceso de concentración.

Chocolate amargo

Uno de los principales componentes del chocolate negro son los flavonoides, que según este estudio publicado por el Departamento de Fisiología de la Universidad de León, son pigmentos naturales presentes en los vegetales que protegen al organismo del daño producido por agentes oxidantes. Así mismo, pueden ayudar a facilitar el flujo sanguíneo hacia el cerebro, lo que a su vez, influye positivamente en la concentración y la atención.

Arándanos

Esta fruta contiene antioxidantes que son capaces de controlar radicales dañinos que se liberan en nuestro organismo. Este estudio, publicado por la Universidad Fasta, explica que a través de los aportes del arándano, puede obtenerse una purificación natural que ayuda a remover toxinas y desperdicios del cuerpo.

Continúa explicando que el agua que aportan los arándanos tiene el beneficio de lubricar y apoyar al torrente sanguíneo en su tarea de transportar los nutrientes a todas las áreas del cuerpo.

Si este proceso de purificación natural no se da correctamente, entonces es normal sentirse aletargado. La fatiga muchas veces ocurre por una falta de agua en la dieta y es aquí donde aparecen los beneficios de los nutrientes que aporta esta fruta, los cuales pueden ayudar a estimular la capacidad de atención.

Lee también: Añade esta especia a tus alimentos para mejorar tu memoria

Carne de res y pescado

Algunas investigaciones de carácter científico han demostrado que un corte de carne magra contiene vitamina B y creatina, utilizadas por el cerebro como “combustible”. La l-tirosina es, según este estudio, realizado en la Universidad Autónoma de Madrid, un aminoácido encontrado en las proteínas de carne de res y pescado. Es considerado un aminoácido positivo para individuos con déficit de atención.

Según este estudio, realizado en la Universidad de Sao Paulo, el omega-3 del pescado facilita la comunicación entre las células del cerebro. Dicha sustancia incrementa los niveles de dopamina y serotonina, químicos que juegan un papel fundamental cuando se trata de enfoque y concentración en una determinada actividad.

  • Agua

Puede encontrarse información que sugiera beber, como mínimo, 8 vasos de agua todos los días. Dependiendo de la actividad realizada, ya que el cuerpo puede demandar una mayor cantidad de líquido si se realizan esfuerzos físicos significativos. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha sugerido que deben ingerirse entre 2 y 2,5 litros de agua al día. Si se está deshidratado, es muy difícil que el cerebro pueda rendir al máximo manteniendo la concentración.

La falta de reposición de líquidos y la deshidratación afectan a la actividad intelectual, destacando de manera especial las de atención, las psicomotrices, las de memoria inmediata y las evaluaciones de estado subjetivo, según un estudio dirigido por la doctora Ana Adan, de la Universidad de Barcelona.

Tomar agua

Aguacate

El aguacate contiene grasas monoinsaturadas que ayudan a mejorar la comunicación neuronal y también a limpiar las arterias. Al mismo tiempo, contribuyen en la mejora de la circulación sanguínea del cerebro, lo cual es positivo para ayudar a aumentar los niveles de concentración. Esta información puede ser consultada en este estudio publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT), en Granada, España, en el año 2012.

Plátano

El plátano contiene potasio, magnesio, vitamina C y fibra. Estos nutrientes lo hacen un alimento bueno para la salud del cerebro, pues todos esos elementos son conocidos por su efecto en la memoria. Así lo muestra este estudio publicado por el Sistema de Información Científica y la Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal, el cual hemos citado en líneas anteriores para hablar sobre el huevo.

Dicho estudio también explica que la vitamina B6, presente en dicho alimento, ayuda en la producción natural de serotonina, norepinefrina y dopamina, todos ellos, neurotransmisores relacionados con la concentración.

Nota final

Las personas son responsables tanto de los alimentos que consumen, como de su calidad. Por ello, se sugiere hacer una dieta balanceada, que contenga todos los macronutrientes que el organismo necesita.

Si la intención es estar seguro de la cantidad y calidad de alimentos a consumir, se recomienda consultar con un nutricionista. Este profesional podrá sugerir una dieta adecuada basada en las necesidades y características de cada persona.

Por último, hacer ejercicio físico, bien sea coger la bici e ir de paseo unos 30 minutos, o comenzar rutinas en un gimnasio, también puede resultar de provecho. Al combinar estos dos elementos (alimentos de calidad y ejercicio), se podrá estar más concentrado y dedicarse a tareas específicas sin mayor contratiempo.

  • Claudia Sanpedro Fernández (2016). La importancia de la alimentación en el desarrollo de las funciones cognitivas del niño. (España) https://biblioteca.unirioja.es/tfe_e/TFE002097.pdf
  • Julio Sanhueza Catalán, Samuel Durán Agüero y Jairo Torres García (2018). Los ácidos grasos dietarios y su relación con la salud. (Chile). http://www.aulamedica.es/nh/pdf/9276.pdf
  • Bannan Patricia (2010). Eat right when time is tight. (USA) https://www.healthline.com/health/food-nutrition/best-healthy-eating-books#1
  • https://www.wattpad.com/777775496-volebooks-pdf-download-eat-right-when-time-is
  • Ibáñez Benages, E. (2009). Nutrientes y función cognitiva. https://www.redalyc.org/pdf/3092/309226754002.pdf
  • Oscar Prospéro-García, Mónica Méndez Díaz, Ilia Alvarado Capuleño, Marcel Pérez Morales, Jehú López Juárez, Alejandra E. Ruiz Contreras (2013). Inteligencia para la alimentación, alimentación para la inteligencia. (Méjico) http://www.scielo.org.mx/pdf/sm/v36n2/v36n2a2.pdf
  • S. Martínez-Flórez, J. González-Gallego, J. M. Culebras y María J. Tuñón (2002). Los flavonoides: propiedades y acciones antioxidantes. (España) http://www.nutricionhospitalaria.com/pdf/3338.pdf
  • Juan Carlos García Rubio Juan Carlos García Rubio, Guillermo García González de Lena (S/F). Orientaciones para el cultivo de arándanos. http://www.naviaporcia.com/images/documentos/documento_173.pdf
  • Alejandra Ana Sosa. (2016). Información, aceptabilidad y beneficios nutricionales en relación al consumo de dule compacto de arándanos y naranja. (Argentina) http://redi.ufasta.edu.ar:8080/xmlui/bitstream/handle/123456789/337/2011_n_051.pdf?sequence=1
  • Miguel Ángel Moreno Izquierdo (2016). Caracterización estructural y funcional de la tirosina aminotransferasa de Leishmania infantum. (España). https://digital.csic.es/bitstream/10261/153509/1/Tesis_Miguel_Angel_Moreno_UAM_pdf.pdf
  • Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT) (2008). Grasas y ácidos grasos en nutrición humana: Consulta de expertos. http://www.fao.org/3/i1953s/i1953s.pdf
  • Miguela del Burgo González de la Aleja (2016). Tesis doctoral: Autoncontrol psicoemocional y rendimiento escolar (España). https://eprints.ucm.es/40467/1/T38119.pdf