Alimentos que luchan contra las infecciones

Yamila Papa Pintor · 23 octubre, 2016
Si quieres evitar la incidencia de infecciones te recomendamos que incluyas en tu dieta alimentos tales como el ajo o el yogur, que te ayudarán a mejorar tu salud general

Aunque el sistema inmunitario se encargue de hacer frente a las infecciones, a veces esta defensa no es suficiente. Necesitamos ayudarle con una buena alimentación y, por supuesto, buenos hábitos. En este artículo te contamos cuáles son los mejores alimentos para luchar contra las infecciones.

¿Qué son las infecciones?

Básicamente, se trata de una invasión por parte de un microorganismo patógeno que se multiplica y «deja» sus toxinas en el organismo. Las infecciones pueden deberse a hongos, virus, bacterias, priones o protozoos y ser locales o sistémicas.

Las bacterias son las principales causas de las enfermedades e infecciones que sufrimos en la actualidad. Las patologías infecciosas se clasifican según el tipo de microorganismo que las produce, los síntomas o las vías de transmisión.

Ver también: 6 remedios caseros para combatir las infecciones virales

¿Qué alimentos nos ayudan a prevenir infecciones?

Para ayudar al sistema inmunitario a luchar contra hongos, bacterias, virus y demás microorganismos, sería bueno que consumiésemos ciertos alimentos. Algunos aportan elementos beneficiosos para enfrentarse y prevenir enfermedades. Los más destacados son:

Yogur

Tarros de yogur

Este lácteo contiene probióticos y activos que se liberan en el cuerpo para atacar las infecciones causadas por levaduras. El yogur es un buen remedio casero en caso de sufrir, por ejemplo, candiadisis vaginal.

Comer un yogur al día es una excelente costumbre. Repone las bacterias beneficiosas para el organismo, por lo que habrá menos posibilidad de sufrir infecciones por levaduras. También se recomienda consumirlo durante un episodio infeccioso para acelerar el proceso de curación.

Jengibre

La raíz de jengibre es un potente antibacteriano y sirve en casos de resfriados, gripe o cualquier enfermedad respiratoria producida por un virus y que traigan como consecuencia una inflamación. Se puede consumir en té (y en pocas cantidades, ya que aumenta la temperatura corporal y es de sabor fuerte).

Lee también: 6 maneras de emplear el jengibre en el tratamiento de la tos

Kéfir

Kéfir para prevenir infecciones

Al igual que el yogur, el kéfir es un probiótico que aporta bacterias beneficiosas para la salud. Reduce los efectos de las infecciones y mantiene el equilibrio bacteriano en el sistema digestivo. Es otro de los remedios naturales más eficaces para infecciones vaginales, estomacales, dérmicas y respiratorias.

Ajo

Los efectos curativos del ajo son conocidos desde la Antigüedad (en el Antiguo Egipto ya lo usaban, por ejemplo). El ajo evita que las levaduras causantes de infecciones se desarrollen normalmente. Además, tiene sustancias que ayudan a destruir las bacterias.

Para aprovechar las bondades del ajo se recomienda consumirlo crudo. Un diente al día (mejor si es en ayunas) es la dosis perfecta. Para el sabor y aroma fuertes puedes consumir una pastilla de menta.

Aceite de coco

Aceite de coco para prevenir infecciones

Este aceite contiene un ácido graso llamado láurico que en el organismo se convierte en un potente antiviral. El aceite de coco entonces ayuda a luchar contra las infecciones de todo tipo. Puedes consumirlo en diferentes preparaciones.

Frutas con vitamina C

Seguro que te han dicho más de una vez que las naranjas evitan o curan los resfriados. Esto se debe a la cantidad de vitamina C que aporta este rico cítrico. Es un antibiótico natural que lucha contra las infecciones. Por ello, se recomienda comerlas todos los días (en diferentes presentaciones).

No obstante, este cítrico no es la única fuente de vitamina C que podemos aprovechar, sino que también está presente en otras frutas como por ejemplo:

  • Bayas
  • Cerezas
  • Fresas
  • Tomates

Los vegetales nos aportan vitamina C si los consumimos crudos o cocidos al vapor. Aquellos que más contienen este nutriente son:

  • Patatas dulces
  • Brócoli
  • Patata
  • Coles de Bruselas
  • Acelgas
  • EspinacasEspinacas

Un párrafo aparte se merece la toronja o pomelo, gran fuente de vitamina C. Tiene como propiedad principal ayudarnos a suprimir las infecciones causadas por levaduras y acelerar el proceso de curación.

«Alienta» a las células blancas en la sangre a trabajar más para destruir a los microorganismos invasores. Otros potentes antibióticos como la toronja son:

  • Limón
  • Pimiento
  • Lima
  • Kiwi

Canela

Canela molida

Una riquísima especia que le da sabor y aroma a los postres e infusiones. La canela aporta muchos antioxidantes, magnesio, fibra y calcio (entre otros nutrientes).

Al consumir este condimento periódicamente podemos ayudar al sistema inmunitario a reducir las inflamaciones e infecciones. Merece la pena destacar también que la canela es antifúngica, antibacteriana y antiviral.

Cereales integrales

Contienen muchos antioxidantes y bajo índice glucémico, por lo tanto evitan que el azúcar en sangre tenga efectos negativos. Este índice se relaciona con la inflamación y los procesos infecciosos.

Por esta razón, cuando comemos muchas harinas refinadas es más probable que enfermemos. No obstante, en el caso de elegir las integrales le podemos hacer frente a los virus y bacterias.

  • John, C. C., Carabin, H., Montano, S. M., Bangirana, P., Zunt, J. R., & Peterson, P. K. (2015). Global research priorities for infections that affect the nervous system. Nature. https://doi.org/10.1038/nature16033
  • de Vrese, M., & Offick, B. (2010). Probiotics and Prebiotics: Effects on Diarrhea. In Bioactive Foods in Promoting Health. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-374938-3.00014-1
  • Hu, F. B. (2003). Plant-based foods and prevention of cardiovascular disease: An overview. In American Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1093/ajcn/78.3.544S