Alimentos que nos podemos aplicar para hidratar la piel

Las personas con el cutis sensible deben tener mucho cuidado con los productos que utilizan, por eso recomendamos el uso de mascarillas naturales para tener una piel más suave, tersa e hidratada.

¿Hay alguna crema hidratante más segura que un alimento? En nuestra cocina podemos encontrar la cosmética más natural en el aceite, yogur, pepino, aguacate, miel, etc., que ayudan a hidratar la piel.

En este artículo explicaremos cómo podemos utilizar diferentes alimentos para hidratar, nutrir e incluso limpiar la piel. Además, descubriremos qué alimentos son mejores dependiendo de si tenemos la piel seca, mixta, grasa o sensible. 

Los aceites vegetales

Los aceites vegetales son alimentos excelentes que nos aportan ácidos grasos y muchos otros nutrientes que, además, nos permiten hidratar muchísimo la piel.

Recomendamos que sean aceites de primera presión en frío o ecológicos, es decir, los de mayor calidad y los que conservan mejor sus nutrientes.

Aceites vegetales para hidratar la piel

Según el tipo de piel utilizaremos un aceite u otro:

  • Aceite de oliva: excelente para pieles secas, con una textura grasa y untuosa. También lo podemos mezclar con un poco de gel de aloe para hacerlo más fluido o bien aplicarlo por la noche.
  • Aceite de coco: este aceite cada vez se encuentra más en el mercado, debido a sus múltiples propiedades y a que se puede cocinar a altas temperaturas sin que se vuelva tóxico. Lo recomendamos para pieles mixtas, grasas y sensibles. Rápidamente es absorbido por la piel, sin dejar brillos. Además, tiene un aroma delicioso y delicado. Si la temperatura ambiente es fría, veremos cómo se solidifica.
  • Aceite de sésamo: el aceite de sésamo, que es una fuente excelente de calcio, también resulta muy nutritivo para la piel y está recomendado para pieles mixtas. Además, gracias a su textura, la medicina ayurvédica de India lo usa para los masajes.

Lee: Aceite de coco, la mejor crema hidratante para tu piel

Un peeling sencillo y natural

Antes de hidratar la piel recomendamos hacernos un peeling para quitar las células muertas y para que la piel se pueda regenerar y absorber mejor los nutrientes.

Sal marina o bicarbonato

La manera más sencilla de hacerlo es mezclando uno de los aceites anteriores con un poco de sal marina o bicarbonato.

Haremos un suave masaje evitando el contorno de ojos, donde la piel es muy sensible, lo dejaremos actuar 5 minutos y aclararemos con agua. Si nos queda un poco de aceite en la piel, lo dejaremos ya como hidratante.

Sal marina

Piel de aguacate

Otra manera de realizar un peeling que no sea agresivo con la piel consiste en usar la piel del aguacate. Tendrá que ser de las variedades de esta fruta con la piel dura y rugosa.

Frotaremos nuestro rostro suavemente con la parte interior de la peladura y dejaremos los restos de aguacate durante unos minutos para, después, aclarar con agua.

Un tónico muy refrescante

A menudo queremos hidratar la piel sin usar aceites, debido al calor o a que nuestra piel es grasa o con tendencia al acné. En este caso recurriremos a un alimento que nos refresca por dentro y por fuera: el pepino.

Lo podemos consumir a diario, en su temporada, y aprovechar para limpiar nuestra piel con la parte interior de la peladura. Inmediatamente notaremos sus efectos refrescantes y reafirmantes.

Descubre: Combate la flaccidez y las arrugas con gel de pepino y aloe vera

Además, dos rodajas de pepino nos ayudarán a relajar y desinflamar nuestros ojos y párpados. Solo tendremos que tumbarnos con las dos rodajas sobre los ojos cerrados durante 10 o 15 minutos.

También podemos preparar un poco de jugo de pepino con una licuadora y guardarlo en la nevera, pero tendremos que usarlo (o consumirlo) en dos o tres días.

El hidratante para pieles grasas y con acné

El aloe vera es ampliamente utilizado como cosmético hidratante, calmante y cicatrizante, además de comercializarse para su uso interno en forma de jugo.

Es una alternativa libre de grasa para aquellas personas que no quieran usar aceites vegetales.

Mascarilla de yogur, miel y levadura de cerveza

Una vez a la semana podemos aprovechar para nutrir la piel con un cóctel excelente de alimentos. También podemos consumirlos, ya que es una combinación deliciosa: yogur, miel y levadura de cerveza.

Mezclaremos los ingredientes y aplicaremos la mascarilla durante 20 o 30 minutos.

Después, limpiaremos bien el rostro e hidrataremos la piel con un aceite vegetal. Inmediatamente notaremos la piel más tersa, luminosa e hidratada.

Las personas que tienen la piel sensible pueden realizar a menudo esta mascarilla, ya que sus ingredientes son suaves, pero muy efectivos.

Esperamos que todos estos remedios para hidratar la piel te ayuden a mejorar su apariencia. Sin duda, este tipo de cosmética natural será muy saludable para tu cutis.