Alimentos que potencian tu cerebro

Ruby García-Rosa 10 enero, 2014
A partir de los 30 años perdemos unas 1000 neuronas al día. Para mantener una buena salud cerebral es imprescindible una alimentación sana y ejercicio, tanto físico como mental.

El cerebro necesita alimentarse con nutrientes necesarios para poder rendir y funcionar con toda su capacidad. Hay algunos alimentos específicos que ayudan a fortalecer la memoria, concentración, aprendizaje y hasta mejorar el estado de ánimo.

De esta manera, con una dieta balanceada y una vida sana se alarga la longevidad del cerebro, su vitalidad que decae a través de los años y se evitan enfermedades como el Alzheimer.

Importancia de una dieta saludable para el cerebro

El cerebro controla algunas funciones del cuerpo a través del sistema nervioso. Por esta razón, es indispensable cuidarlo y darle la importancia debida. Con el tiempo y, específicamente a los 30 años, se pierden alrededor de 1000 neuronas en el día. Con esto, el cerebro se desgasta paulatinamente y, con él, sus funciones como la memoria.

Hay que recalcar que el tamaño de este órgano no está directamente relacionado con sus funciones. Por ejemplo, Albert Einstein tenía alrededor de 1,350 gramos menos en el cerebro que la media de personas. Sin embargo, le daba un mejor uso. No obstante, a pesar que un cerebro pesa nada más 1.4 kg, lo cual es solamente 2% del peso corporal, absorbe aproximadamente 20% de la energía que tiene el cuerpo.

Sus alimentos básicos son la glucosa y el oxígeno. La primera necesita que la sangre esté con una cantidad proporcionada de ella, entre 70 y 120 mg por cada 100 ml de sangre. Junto a esto, el cerebro también necesita grasa, ya que el 30% de él es constituido por ella.  Por esta razón, necesita que se ingiera grasa insaturada, como omega 3 y omega 6, las cuáles protegen y forman las células del cerebro.  Por ejemplo, utilizando aceite de oliva o consumiendo pescado y frutos secos, se tendrá un menor desgaste emocional e intelectual.

¿Cómo se mantiene saludable al cerebro?

El cansancio o el estrés pueden causar la falta de memoria, provocando que se olviden datos importantes o algunas fechas. Si esto sucede, es necesario tratar que el cerebro recupere su funcionamiento normal. De esta forma, se puede incluir a la dieta alimentos que contengan omega 3, ácidos, vitaminas B, C y E y ácido fólico. Junto a esto, incluir vegetales y frutas otorga los nutrientes indispensables que el cerebro necesita para un correcto funcionamiento.

deporte-para-el-cerebro

No se puede dejar pasar por alto el orden en que los alimentos son ingeridos. Para que el cerebro se nutra correctamente, primero se debe ingerir las proteínas de primero y por último los carbohidratos.  Si se sigue la secuencia, los aminoácidos pueden llegar al cerebro. Ahora bien, si los carbohidratos se consumen de primero, solamente el triptófano llega al cerebro y se produce una mayor cantidad de serotonina, la cual origina sueño.

Por otra parte, no solo una buena alimentación ayuda a la capacidad cerebral. También necesita ejercitarse y mantenerse activo. Así, incluyendo lecturas de diversos tipos, aprendiendo habilidades nuevas, idiomas, tocando instrumentos, realizando crucigramas o sudokus, se logra este objetivo.

Ahora bien, exceptuando los pacientes con apnea que deben consultar a su médico, el ejercicio físico es necesario de igual forma, pues tiene una relación directa con las conexiones neuronales. Con esto, contribuye a preservar el lóbulo frontal, el cuál es uno de los mayores responsables del envejecimiento y la pérdida de memoria. Además, se otorga oxígeno al cerebro y se disminuyen enfermedades que implican la pérdida de memoria como las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

Alimentos para el cerebro

Hay algunos alimentos particulares que ayudan a aportar nutrientes particulares al cerebro. De esta forma, la memoria se mejorará y se preverán enfermedades como el Alzheimer.

  • Té verde: En él se encuentran catequinas, las cuales da al cuerpo para ayudar a impedir la fatiga cerebral y mejorar la memoria. Además, aumenta la producción de dopamina, la cual es un neurotransmisor fundamental para el cerebro. Además. ayuda a impedir desordenes cerebrales
  • Arándanos: Éstos disminuyen la oxidación en la que el cerebro se ve envuelta a medida que el tiempo transcurre. De esta forma, ayuda a reducir efectos de algunas enfermedades como la demencia senil y el Alzheimer.
  • Aguacate: Es bueno para mantener y controlar un riego sanguíneo normal, el cuál es esencial para el cerebro. Esto es debido a que contribuye con grasas monoinsaturadas.
  • Yogur: El yogur ayuda a la función nerviosa gracias al calcio, el cual la mejora. Además, aporta tirosina, la cual es una sustancia que contribuye en la producción de neurotransmisores como la noradrenalina y la dopamina.Yogurt y frutas
  • Fresas: Aumentan la comunicación interna del cerebro y disminuyen los efectos negativos sobre el centro de mando que empeoran a medida que la edad avanza.
  • Huevos: Impiden el envejecimiento cerebral, ya que contienen zeaxantina y luteína, dos de los indispensable antioxidantes naturales. Además, constituyen una gran fuente de proteína.
  • Brócoli: El brócoli mejora las funciones cognitivas y la función cerebral gracias a que contiene una considerable cantidad de vitamina K.
  • Espinaca: Mejora en la suficiencia del aprendizaje y con las actividades motoras del organismo. Además, reduce los efectos negativos que la vejez realiza en el cerebro.
  • Mora o zarzamora: Impide el desarrollo de enfermedades degenerativas y ayuda a prevenir la oxidación del cerebro, ya que en ella se encuentra un nutriente de gran beneficio para la salud mental.
  • Pescado: el consumo de ácidos grasos y omega 3, los cuales se encuentran presentes en varias especies de pescado, mejoran el rendimiento cognitivo.

Contra la falta de memoria

Existen algunos alimentos específicos contra la falta de memoria. La organización HelpGuide sin fines de lucro sugiere los siguientes:

  • Ácidos omega 3: Éstos están relacionados con las funciones cognitivas. Son “grasas saludables” las cuales se distinguen de las grasas trans y grasas saturadas. De esta forma, ayudan en contra del colesterol elevado y las inflamaciones. Algunos alimentos que los contienen son las nueces y aceite de nuez, aceite de lino, semillas de lino. También, los tienen el arenque, caballa, salmón y atún.
  • Consumo de ácido fólico y vitaminas B, en particular B12 Y B6: Éstas protegen las neuronas al eliminar la homoquistaína, el cual es un aminoácido tóxico que afecta a las células nerviosas. Por otra parte, la vitamina B contribuye en la producción de glóbulos rojos que mandan oxígeno al cerebro. Algunos alimentos con vitamina B son los frijoles negros y otras legumbres, soja, cítricos, melones, espinaca, verduras de hoja, espárragos, brócoli y frutillas.
  • Betacaroteno y antioxidantes como vitamina E y C: Los antioxidante combaten los radicales libres que perjudican las células. Además, mejoran el flujo de oxígeno en el cerebro y en el cuerpo. Algunos alimentos que los poseen son: hígado, papas dulces, tomate, cítricos, nueces y semillas, espinaca, té verde, brócoli y frutos rojos.

En definitiva, es indispensable realizar una dieta saludable para el cerebro si queremos mantener su salud. Los alimentos con los nutrientes necesarios, el ejercicio y el desarrollo del mismo son los ingredientes clave para que este órgano se conserve con la edad y se eviten infortunios.

Te puede gustar