Alimentos ricos en antioxidantes para agregar a tu dieta

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio Alonso Castrillejo el 13 diciembre, 2018
Además de la base de una dieta equilibrada, incluir alimentos ricos en antioxidantes en nuestra vida diaria nos ayudará a tener más salud y más energía. A continuación te contamos cuales son.

Una dieta balanceada que nos aporte las energías y vitaminas es vital para reponerse del desgaste que sufre el organismo a diario. Los alimentos ricos en antioxidantes son de gran ayuda cuando el objetivo es mantenernos activos.

Los antioxidantes son moléculas que se encargan de evitar la oxidación de otras moléculas, en especial a los radicales libres. Gracias a ello, poseen la propiedad de retrasar el desgaste y deterioro de la piel, así como de otros órganos y tejidos.

Así, los radicales libres formados en nuestro organismo oxidan nuestras células, siendo responsables de la aparición de enfermedades, del envejecimiento o del cáncer. De ahí que el consumo de alimentos ricos en antioxidantes sea clave para gozar de una buena salud.

Por eso, se dice que los antioxidantes contribuyen a prevenir el envejecimiento prematuro. Así pues, el cuerpo está en mejores condiciones de recuperarse cuando se los consume frecuentemente.

Importancia de consumir alimentos ricos en antioxidantes

Alimentos ricos en antioxidantes

Existen alrededor de 8 mil tipos de antioxidantes, aunque no todos actúan de la misma manera en el cuerpo. Algunos combaten directamente los radicales libres. Otro grupo actúa en partes específicas de una célula. Un tercer grupo solo responde ante determinadas condiciones.

He aquí la importancia de proporcionarle al cuerpo una cantidad significativa de antioxidantes al día. Mientras mayor sea la cantidad de antioxidantes que consumamos, mayor cantidad de funciones realizarán estos en beneficio de nuestro organismo.

A continuación, enumeramos algunos de los mejores alimentos ricos en antioxidantes:

1. Bayas

Las frambuesas, azaí, arándanos y fresas son bayas. Y, por tanto, fuentes ricas en antioxidantes. Los arándanos, frambuesas y moras, en particular, contienen un antioxidante llamado proantocianidinas. Este es tan solo uno de los antioxidantes que, según algunos estudios, contribuyen a prevenir enfermedades crónicas del corazón.

Quizá te interese: 5 remedios con arándanos rojos que no conocías

2. Brócoli

Brócoli.
Su alto contenido en vitamina C y calcio lo convierte en un alimento altamente antioxidante.

Este vegetal altamente nutritivo contiene más vitamina C que una naranja y tiene más calcio que un vaso de leche. Además, es rico en vitaminas y minerales que le reportan grandes beneficios al cuerpo.

El brócoli contiene fitonutrientes, que son unas sustancias que ayudan a prevenir y a combatir numerosas enfermedades. El sulforafano, un fitonutriente encontrado en el brócoli, está relacionado con la reducción de diferentes tipos de células cancerígenas.

3. Frutos secos

Además de ser alimentos ricos en antioxidantes, los frutos secos contienen ácidos grasos esenciales. Estos últimos contribuyen a controlar el estrés oxidativo celular. Como si fuera poco, protegen al organismo de enfermedades cardiovasculares y el deterioro cognitivo.

4. Té verde

Se caracteriza por tener altas concentraciones de polifenoles. Estos son compuestos que, unidos a otras sustancias químicas, aumentan los niveles de oxidación de la grasa y la termogénesis.

El consumo regular de té verde ayuda a bajar de peso. Por otro lado, contribuye a reducir los niveles elevados de colesterol, así como a prevenir el cáncer y las enfermedades cardíacas.

Quizá te interese: 3 maneras de consumir té verde para perder grasa abdominal

5. Tomate

Fuente por excelencia del antioxidante conocido como licopeno. El licopeno podría combatir diferentes enfermedades de forma más efectiva  que la vitamina E y el beta-caroteno.

Para que pueda ser absorbido por el organismo, es necesario acompañarlo con una grasa saludable. Por eso, se lo recomienda acompañar con aceite de oliva. Esa es la forma más efectiva de poder beneficiarnos de todas sus propiedades.

6. Ajo

Diente de ajo.
El ajo es un alimento muy rico en compuestos antioxidantes.

Aunque es conocido sobre todo por su amplísima aplicación en la cocina, el ajo es un alimento altamente medicinal y rico en antioxidantes. Un diente de ajo contiene vitaminas A, B y C, selenio, yodo, potasio, hierro, calcio, cinc y magnesio.

Además, está considerado como un antibiótico natural capaz de eliminar algunas cepas de bacterias dañinas.

El consumo de ajo crudo podría ayudar a prevenir el cáncer y a eliminar los metales pesados del cuerpo. También contribuye a disminuir la presión sanguínea y el colesterol.

7. Zanahoria

La zanahoria es un vegetal que contiene no solo betacaroteno, sino otros importantes antioxidantes que ayudan al cuerpo a producir vitamina A.

La vitamina A es buena para la salud visual, además de ser clave en la prevención del cáncer. Debido a todo ello, la zanahoria es uno de los alimentos ricos en antioxidantes más recomendados.

8. Uvas

Las uvas, como el vino que se elabora a partir de ellas mismas, son ricos en polifenoles y flavonoides. Gracias a ellos, ayudan a controlar el colesterol, reducen la presión arterial y protegen, por extensión, el corazón.

Conviene recordar, no obstante, que para beneficiarse de sus propiedades, el vino ha de consumirse siempre con moderación.

  • Halliwell. B., and Gutteridge, J. M. C. (2007). Free Radicals in Biology and Medicine. Oxford: Oxford UPress.
  • Lane, N. (2003). Oxygen: The Molecule that Made the World. Oxford: Oxford UP.
  • Pokorny, J; Yanishlieva, N., and Gordon, M. H. (2001). Antioxidants in Food: Practical Applications. Boca Ratón (Fl): CRC Press Inc.