¿Cuales son los alimentos ricos en fitoestrógenos?

17 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
Quizás todavía no sepas cuáles son los alimentos ricos en fitoestrógenos y qué importancia tienen sobre la salud del hombre y de la mujer. Te lo contamos.
 

¿Sabes cuáles son los alimentos ricos en fitoestrógenos? Estos nutrientes son capaces de interferir en la función hormonal y resultan beneficiosos para las mujeres, pues su ingesta reduce el riesgo de patologías clásicas de la menopausia, como la osteoporosis.

Durante los últimos años se ha demostrado que la alimentación juega un papel fundamental en la promoción de la salud. Una dieta adecuada es capaz de mejorar la funcionalidad del organismo y de garantizar el correcto desempeño de todos los sistemas que lo componen. Por eso, conocer la composición para elaborar un plan de alimentación es fundamental.

La soja es uno de los alimentos más ricos en fitoestrógenos

La soja es uno de los alimentos más representativos del grupo de los que contienen fitoestrógenos. En concreto, la soja es rica en isoflavonas.

Estas sustancias son capaces de reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama e incluso de próstata, de acuerdo con una investigación publicada en la revista CancerAdemás, contienen proteína en su interior, lo que permite incrementar el aporte dietético de este nutriente, ayudando a la mejora de la función muscular.

En las mujeres se recomienda el consumo de soja de manera regular, mientras que en los hombres no se aconseja de manera sistemática. Según las bacterias que habitan en el intestino, la soja puede metabolizarse generando un compuesto que es capaz de reducir la producción de testosterona.

En razón de ello, ha de controlarse entre los varones la incorporación a la dieta diaria. De esta manera, se previene un desequilibrio hormonal que afecte, sobre todo, el desempeño muscular.

 
Soja rica en fitoestrógenos
La soja es un alimento muy rico en fitoestrógenos que puede incorporarse en diversas preparaciones.

Lee también: Cómo hacer yogur de soja en casa

Las semillas y los fitoestrógenos

Las semillas son alimentos que también se destacan por su contenido en fitoestrógenos. Además, tienen lípidos y proteínas en su composición.

Dentro de las grasas que las conforman, destacan sobre todo las de tipo insaturado. Estos lípidos, en particular los ácidos grasos omega 3, son capaces de proteger al sistema cardiovascular gracias a su carácter antiinflamatorio. De acuerdo con los estudios científicos más recientes, el consumo regular reduce el riesgo de infartos.

Por otra parte, las semillas son ricas en fitonutrientes de carácter antioxidante. Estas sustancias contribuyen a disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades complejas, gracias a su capacidad de modular la oxidación y la inflamación.

La acción protectora se centra en la reducción de la producción de radicales libres, lo que incide de manera positiva en la disminución del daño en el ADN celular. Esto enlentecería el envejecimiento natural de los tejidos corporales.

Para saber más: La alimentación en las enfermedades crónicas

El alcohol contiene fitoestrógenos

 

Las bebidas alcohólicas también incrementan la actividad estrogénica. Sin embargo, mientras que en los casos anteriores hablábamos de alimentos saludables, el alcohol forma parte del grupo de sustancias que es necesario evitar. Su consumo puede elevar la producción de hormonas femeninas, pero también incide en la salud hepática con consecuencias muy negativas.

Según un estudio publicado en la revista Digestive Diseasesel consumo de alcohol fomenta el desarrollo del hígado graso y de la obesidad. Ambas condiciones deterioran no solo el tracto gastrointestinal, sino otros sistemas.

Por si fuese poco, el alcohol acostumbra a consumirse con bebidas azucaradas, lo cual supone un impacto negativo también para el páncreas. Esto conlleva un estrés para el órgano que se ve forzado a aumentar su producción de insulina más allá de sus capacidades naturales.

Además, introducir esta sustancia de manera regular en la alimentación podría afectar la fertilidad, tanto en los hombres como en las mujeres. Incluso durante algunas etapas de la vida está totalmente contraindicado su consumo, como por ejemplo durante el embarazo.

Fitoestrógenos en las semillas
Variadas semillas son ricas en fitoestrógenos y es posible combinarlas con otros nutrientes para alcanzar una dieta equilibrada.
 

Los alimentos con fitoestrógenos pueden incidir en el estado de salud

Como hemos visto, algunos alimentos de la dieta presentan actividad estrogénica, ya que son ricos en fitoestrógenos. Estas sustancias pueden incrementar la producción de hormonas femeninas, reduciendo el riesgo de desarrollar ciertas patologías. Por este motivo, se recomienda su consumo de manera regular.

Sin embargo, la ingesta de algunos fitoestrógenos no siempre resulta recomendable en los varones. Dependiendo del perfil de la microbiota, se podrían generar una serie de metabolitos a partir del consumo de isoflavonas de la soja que interfiriesen en la producción de la testosterona. Por este motivo, es necesario regular su aporte dietético en casos puntuales.

Por último, cabe destacar que es necesario evitar siempre el consumo de alcohol, aún cuando sea rico en este nutriente. Sus efectos negativos son notorios y superan los beneficios con creces. El alcohol incrementa el riesgo de desarrollar obesidad y de padecer problemas hepáticos, además de reducir la fertilidad.

En conclusión, se recomienda siempre una dieta variada cuando el objetivo es mejorar la salud personal. Es necesario aportar los macronutrientes y los micronutrientes que el cuerpo necesita para realizar con éxito las funciones vitales; esto implica fitoestrógenos de fuentes confiables, naturales y seguras.

 
  • Kucuk O., Soy foods, isoflavones, and breast cancer. Cancer, 2017. 123 (11): 1901-1903.
  • Watanabe Y., Tatsuno I., Omega 3 polyunsaturated fatty acids for cardiovascular diseases: present, past and future. Expert Rev Clin Pharmacol, 2017. 10 (8): 865-873.
  • Mahli A., Hellerbrand C., Alcohol and obesity: a dangerous association for fatty liver disease. Dig Dis, 2016.
  • Abellán, Gemma Blázquez, et al. "Alimentación saludable y autopercepción de salud." Atención Primaria 48.8 (2016): 535-542.
  • Rodríguez Muñumer, Miriam. "Isoflavonas de la soja y hueso: Revisión sistemática." (2016).
  • Torregrosa Galera, María Isabel. "Semillas de lino: un aliado en la reducción del riesgo de cáncer de mama." (2018).
  • Forteza Monroig, Carme. "¿ Qué efecto tiene la ingesta de isoflavonas de soja sobre la proliferación de las células cancerígenas en hombres con cáncer de próstata?." (2018).
  • Garrido, Argelia, María Pía de la Maza, and Luis Valladares. "Fitoestrógenos dietarios y sus potenciales beneficios en la salud del adulto humano." Revista médica de Chile 131.11 (2003): 1321-1328.
  • Setiawan, Veronica Wendy, et al. "Uniting epidemiology and experimental disease models for alcohol-related pancreatic disease." Alcohol Research: Current Reviews 38.2 (2017): 173.
  • Sancho-Velasco, María Jesús, and Marga Esbert. "Efectos del estilo de vida y determinados compuestos tóxicos sobre la fertilidad masculina." Medicina Reproductiva y Embriología Clínica 6.2-3 (2019): 47-62.
  • Torres, Eduardo Izquierdo, and Angel Zarain Herzberg. "Mecanismos moleculares de los fitoestrógenos y su relación con el cáncer." Revista de Educación Bioquímica 36.4 (2018): 101-110.