Alimentos para los ronquidos: ¿son útiles?

31 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Gilberto Adaulfo Sánchez Abreu
Sobre los alimentos y los ronquidos existen algunos mitos. Por ello, muchos llegan a pensar que pueden controlar los ronquidos comiendo determinados alimentos. ¿Qué debemos saber al respecto?

No hay alimentos que ayuden de forma concreta a controlar los ronquidos. Sin embargo, llevar una dieta sana y balanceada puede ayudar a controlar algunos de los factores de riesgo que inciden sobre este problema, como es el caso del sobrepeso y la obesidad.

Los ronquidos están descritos como sonidos fuertes, roncos  y ásperos que se producen durante el sueño, al respirar. La mayoría de las personas, en algún momento, padecen este incómodo síntoma. Si bien no suelen indicar algo grave, su presencia es molesta y puede derivar problemas de sueño.

Por lo anterior, quienes los padecen buscan estrategias para controlarlos y, de este modo, asegurar un descanso reparador tanto para sí mismos, como para su familiares o compañeros de cuarto. En esta ocasión veremos si algunos alimentos son útiles. ¡No te lo pierdas!

¿Por qué se producen los ronquidos?

Cuando los ronquidos son muy fuertes y frecuentes, y causan incomodidad en los familiares para dormir bien, es importante consultar al médico para determinar su causa y, en función del diagnóstico, recibir un tratamiento apropiado. Si no es un problema relevante, puede que mejora tras alejarse del factor detonante.

A través de su sección atención al paciente e información médica, la Clínica Mayo señala que las posibles causas de los ronquidos son:

  • Anormalidades en la anatomía de la boca.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Consumo de alcohol.
  • Hinchazón de los tejidos en el último mes de embarazo.
  • Tabique nasal desviado.
  • Pólipos nasales.
  • Congestión nasal por resfriado o alergias.
  • Inflamación en el paladar.
  • Inflamación de las adenoides y las amígdalas.
  • Tener la lengua más ancha en la base o más grande en relación a la boca.
  • Tono muscular deficiente.
  • Apnea del sueño.

El sonido característico del ronquido ocurre cuando el paladar blando, la lengua y la garganta se relajan en el lapso del sueño liviano al sueño profundo. Los tejidos se llegan a relajar tanto como para bloquear de manera parcial las vías respiratorias y vibrar.

Dicha vibración, que aumenta cuando el flujo de aire pasa con fuerza por las vías estrechas, es lo que ocasiona un ronquido ruidoso y molesto. Pueden ser algo puntual, pero también crónico. En este último caso será necesaria la intervención médica.

¿Por qué se producen los ronquidos?
Si los ronquidos son tan molestos como para interrumpir el descanso propio o de otros, es importante solicitar atención médica.

Descubre: La angustia de los ronquidos: molestia y peligro para la salud

¿Los alimentos para los ronquidos son útiles?

Sobre los alimentos y los ronquidos existen varios mitos. Hay quienes aseguran que determinados ingredientes, como la miel, el pescado, la menta o el aceite de oliva, pueden hacer frente a los ronquidos por sus propiedades antiinflamatorias. Sin embargo, no hay evidencias que respalden tales efectos y, por lo tanto, se pone en duda su eficacia. 

Lo que sí es cierto es que una dieta balanceada, controlada en calorías, favorece el alivio de este síntoma al mejorar algunos de sus factores de riesgo, como por ejemplo el sobrepeso, la congestión nasal, la inflamación, entre otros.

Incluso, comer bien se vuelve imprescindible para favorecer el control de problemas como la apnea del sueño, como lo detalla un estudio publicado en European Respiratory Society. Además, una nutrición adecuada favorece la respuesta del sistema inmune, lo que reduce el riesgo de resfriados y gripes, que son causas frecuentes de ronquidos.

Además de los alimentos comentados, una dieta sana debe contener:

  • Variedad de frutas y vegetales.
  • Carnes magras.
  • Cereales integrales.
  • Frutos secos y semillas.
  • Hierbas y especias.
  • Productos lácteos bajos en grasa.

Las necesidades nutricionales pueden variar en cada persona. Por ello, es conveniente acudir al nutricionista y seguir sus recomendaciones. Si los ronquidos son causados por alguna patología en especial, este profesional también ayudará a definir cuál es la mejor dieta.

¿Los alimentos para los ronquidos son útiles?
Por sí solos, los alimentos no tienen la propiedad milagrosa de combatir los ronquidos. Sin embargo, llevar una dieta sana y equilibrada ayuda al control de algunos de sus factores de riesgo.

Visita: Respirar por la boca: causas y consecuencias

¿Qué más puede ayudar a controlar los ronquidos?

Como vemos, los ronquidos están causados por varios factores y, por tanto, su tratamiento puede variar en cada paciente. Pese a esto, hay algunas estrategias que pueden ayudar a mejorarlo de modo general. A continuación compartimos algunas de las recomendadas por la National Sleep Foundation.

  • Mantener un horario de sueño regular, es decir, ir a la cama y despertarse a la misma hora.
  • Bajar de peso, ya que el sobrepeso puede estrechar las vías respiratorias.
  • Hacer ejercicio regular para tonificar los músculos alrededor de las vías respiratorias.
  • Evitar el consumo de cigarrillo, ya que fumar irrita las vías respiratorias.
  • También limitar el consumo de bebidas alcohólicas, ya que relajan los músculos de la garganta e inciden en los ronquidos.
  • En la medida posible, dormir de lado, ya que dormir boca arriba aumenta el riesgo de ronquidos. Para ello, es bueno poner una almohada detrás de la espalda para no adoptar otra posición.
  • Descongestionar las fosas nasales, ya sea tomando una ducha tibia antes de dormir o inhalando vapores. También puede ayudar un humidificador en la habitación.
  • Limpiar bien el polvo y evitar otros alérgenos, como los ácaros, la caspa, el polen, etcétera.

Como vemos, los ronquidos pueden darse por muchos factores. Por eso, para poder controlarlos es importante determinar su origen. No obstante, una buena dieta, alejarse de malos hábitos y mejorar la postura al dormir puede contribuir a su manejo. ¡Tenlo en cuenta!

  • Pandya, C., & Guilleminault, C. (2014). Snoring. In Encyclopedia of the Neurological Sciences. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-385157-4.00577-7
  • Ulualp, S. O. (2010). Snoring and obstructive sleep apnea. Medical Clinics of North America. https://doi.org/10.1016/j.mcna.2010.05.002
  • Dobrosielski DA, Papandreou C, Patil SP, Salas-Salvadó J. Diet and exercise in the management of obstructive sleep apnoea and cardiovascular disease risk. Eur Respir Rev. 2017;26(144):160110. Published 2017 Jun 28. doi:10.1183/16000617.0110-2016