Alimentos para tratar la hipotensión

Aunque la sal puede ayudarnos a subir la presión en casos de hipotensión, no se aconseja abusar de ella para no obtener el efecto contrario

La presión arterial baja es conocida también como “hipotensión”. Cuando se manifiesta la persona puede sufrir mareos, vértigo o desmayos.

Si sufres este problema algunos alimentos te pueden ayudar. Conoce cuáles son en el siguiente artículo.

¿Qué es la hipotensión y qué la causa?

La tensión arterial es la presión que ejerce la sangre sobre las paredes de las venas y arterias por todo el sistema circulatorio.

Por lo tanto la hipotensión sería la compresión por debajo de lo normal (según el rango que ha especificado la comunidad científica acorde a la edad y sexo de los pacientes).

Es bueno saber que los niveles no son iguales en cada persona. Por ejemplo, un recién nacido presenta presión más baja que un adolescente, o una mujer adulta menos que un anciano.

En las personas adultas, sanas y atléticas la presión arterial normal es de 120/80 mmHg. La hipotensión es sinónimo de buena salud cardiovascular en estos casos.

No obstante, en pacientes ancianos puede ser señal de un problema relacionado a los órganos vitales.

Cuando la presión sanguínea está demasiado baja quiere decir que no llega flujo suficiente de sangre a los órganos vitales. Por lo tanto, esa persona no debería realizar esfuerzos fuertes para evitar un incremento en la actividad cardíaca (taquicardia).

La hipotensión se diagnostica cuando la presión sistólica es menor a 90 mmHg y la diastólica es menos de 60 mmHg.

Puede estar causada por diversos factores, entre ellos:

  • Consumo de ansiolíticos, antidepresivos o analgésicos narcóticos
  • Ataque cardíaco, arritmias o insuficiencia cardíaca
  • Diabetes
  • Deshidratación y trastornos alimenticios
  • Consumo de diuréticos o medicamentos para el corazón

Básicamente los síntomas de baja presión arterial se relacionan a la debilidad y los mareos. También la persona puede presentar palidez, desmayos, problemas para respirar o palpitaciones.

Algunos, a su vez, experimentan dolores de cabeza, visión borrosa, entumecimiento de las extremidades y dolor torácico.

Visita este artículo: Los síntomas del dolor de cabeza por estrés

Hábitos cotidianos e hipotensión

Remedios para la hipotensión

Se habla mucho más de la hipertensión que de la hipotensión, ya que la primera suele tener consecuencias más graves para el organismo.

Sin embargo, también podemos indicar que existen alimentos que elevan la presión en caso de que sean habituales los niveles bajos.

  • Si a alguien “le baja la presión” se le suele dar una galleta salada. Esto puede ser un remedio para el momento, pero no se aconseja consumir más sal en las comidas porque puede provocar el efecto contrario.
  • Es recomendable igualmente en el desayuno ingerir algún alimento salado (por ejemplo, una rebanada de pan con mantequilla) y evitar los períodos largos de ayuno.
  • Es preferible hacer 6 ingestas moderadas que 3 o 4 grandes. Divide tus comidas en desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde, merienda y cena. De esta manera evitarás que el estómago esté vacío muchas horas y te baje la presión.

Por otra parte, se recomienda no consumir bebidas azucaradas ni café, ya que este activa la circulación en poco tiempo pero el efecto es breve. Una vez que pasa, la presión puede caer más que antes.

Asimismo, no es bueno beber alcohol porque reduce el rendimiento cardíaco y la salud de las venas.

¿Qué alimentos consumir cuando tenemos hipotensión?

Estos te pueden ayudar tanto si sufres un “bajón” de presión o si es habitual que tengas hipotensión. En cualquier caso, te recomendamos que consultes con un médico para que determine el motivo del problema.

1. Zumo de remolacha

Remolacha

Debido a su aporte de azúcares naturales, el betabel o remolacha tiene la capacidad de regular la presión arterial. Lo puedes consumir en ayunas, por las mañanas y por las tardes cuando regresas a casa.

Ingredientes

  • 2 betabeles
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Pela los betabeles y córtalos en trozos.
  • Coloca en el vaso de la licuadora y añade el agua.
  • Mezcla bien hasta conseguir un batido homogéneo.
  • Bebe de inmediato (puedes añadir cubitos de hielo u hojas de menta, si lo deseas).

2. Uvas pasas

Este remedio natural mantiene los niveles de presión arterial dentro de los límites normales, ya que mejora la función de la glándula suprarrenal.

Puedes comer un puñado de uvas pasas cuando experimentes los primeros síntomas de hipotensión.

Lee: 6 razones por las que debes consumir uvas pasas por la mañana

3. Agua

Beber mucha agua

En algunos casos la presión baja cuando estamos deshidratados. Por lo tanto, no olvides consumir 2 litros de agua por día.

En el momento en que tengas la tensión “por el suelo”, te recomendamos que consumas bebidas con electrolitos (esas tan comunes entre los deportistas), ya que contienen minerales como magnesio, sodio y potasio.

4. Almendras

Actúan de forma similar a las uvas pasas. Puedes consumirlas crudas o bien hacer leche de almendras (o comprarla).

Una receta casera para la hipotensión se prepara con leche de vaca y tiene buenos resultados.

Ingredientes

  • 5 almendras
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 taza de leche (250 ml)

Preparación

  • Deja en remojo las almendras en la taza de agua toda la noche.
  • A la mañana siguiente retira del agua y quita la piel.
  • Machaca con un mortero y mezcla con la leche (caliente).
  • Bebe en ayunas varias veces a la semana.

5. Legumbres y cereales

Cereales integrales

Añade a tu dieta diferentes alimentos ricos en vitamina B como es el caso de las legumbres (lentejas, garbanzos, habas, judías) y los cereales (arroz integral, avena, mijo, centeno).

El déficit de este nutriente puede causar presión baja.

6. Zumo de zanahorias

Un vaso de zumo de zanahorias por día te aporta muchas vitaminas y proteínas y, además, regula la presión arterial. Es mejor consumirlo en ayunas.

Ingredientes

  • 2 zanahorias
  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Pela las zanahorias y rállalas.
  • Coloca en el vaso de la licuadora con la miel y el agua.
  • Procesa durante unos minutos y bebe de inmediato (puedes añadir cubitos de hielo).

 

Te puede gustar