Alimentos para una piel sana

Con una dieta sana podrás tener una piel más joven y radiante. El chocolate, los frutos secos y el brócoli aportan nutrientes importantes para la salud de la piel.

Puedes usar las cremas y seguir los tratamientos más costosos del mundo, sin embargo, para tener una piel sana la dieta es elemental. En el siguiente artículo te contaremos cuáles son los alimentos que no pueden faltar en tu mesa a diario para lucir bien por fuera y sentirte mejor por dentro.

¿Qué alimentos sirven para tener una piel sana?

Una buena alimentación es fundamental para nuestra salud. Pero no sólo en relación a la prevención o tratamiento de enfermedades, sino también en la estética y belleza. La dermis necesita diferentes nutrientes para producir colágeno y ejercer su acción protectora.

Con una dieta sana y equilibrada podrás tener una piel más joven y radiante. Por supuesto, que a ello deberás sumarle el ejercicio físico y algunos tratamientos periódicos como la exfoliación y la limpieza profunda del cutis.

1. Chocolate

Por qué el chocolate no es sano

Para algunas personas este delicioso dulce está “prohibido”, porque se encuentra haciendo dieta o porque le han dicho que es malo para la salud. Sin embargo, debemos hacer una aclaratoria: todo depende del contenido de grasa y leche que tenga la receta. Por eso aconsejamos consumir chocolate amargo (con mayor porcentaje de cacao).

Este contiene flavonoides, antioxidantes y ácidos grasos benéficos que permiten humectar la piel, lograr mayor elasticidad y nutrirla profundamente. Además , sus componentes retrasan el envejecimiento prematuro y protegen la dermis de la acción de los rayos ultravioletas.

Lee también: Descubre 4 diferentes formas de utilizar el chocolate

2. Aceite de oliva

Es uno de los aceites más beneficiosos que existen y la buena noticia es que está presente en la “dieta mediterránea”, por ello es muy simple de conseguir. Aporta una buena dosis de ácidos grasos omega 3 y 6 y vitaminas E y K. Estos nutrientes actúan como antioxidantes eliminando las toxinas del organismo y dejando la piel más bonita.

Te recomendamos que lo uses en crudo para condimentar ensaladas y otros platillos. Siempre escoge aceite de oliva extra virgen porque contiene más polifenoles que luchan contra la oxidación celular.

3. Brócoli

brocoli

En realidad toda la familia de las coles o crucíferas nos ayudan a tener una piel sana. Esto se debe a la cantidad de antioxidantes y vitaminas que contienen. En el caso del brócoli, su alto contenido en vitamina C permite una mayor producción de colágeno haciendo que la dermis se vea más flexible.

A su vez tiene vitamina E que protege las membranas celulares de la radiación UV. Se puede consumir de diferentes maneras, como por ejemplo: en ensaladas, rellenos de tartas, revueltos, cremas o aderezos.

4. Pescados azules

Dentro de este grupo podemos destacar el salmón, el atún, la sardina y el arenque. Todos son una gran fuente de ácidos grasos Omega 3, un nutriente indispensable para reparar las células dañadas de la piel. Además le otorga elasticidad y flexibilidad, mientras que reduce las arrugas.

5. Frutos secos

Frutos secos

Si quieres lucir una piel sin imperfecciones y bien tersa, no hay nada mejor que los frutos secos, como por ejemplo: las almendras, las avellanas y las nueces. Estos tienen una buena cantidad de vitamina E la cual neutraliza las acciones dañinas de los radicales libres (responsables de que nuestra dermis esté opaca).

En el caso particular de las almendras, debemos destacar que nos aportan vitaminas A, E y F que reducen el envejecimiento prematuro. A su vez contienen ácido fólico, ideal para las pieles grasas y propensas al desarrollo de acné. Y esto no es todo: el zinc reduce la degeneración de las fibras elásticas y aumenta la retención de agua evitando la deshidratación de las células.

6. Zanahorias

Una de las principales características de esta verdura anaranjada tan popular es que contiene una buena dosis de betacaroteno. Este antioxidante luego se convierte en vitamina A en el organismo y ayuda en la reparación de los tejidos y en la protección de las células ante el contacto con el sol.

7. Pimiento rojo

Pimiento rojo

Al igual que las zanahorias los pimientos tienen mucho betacaroteno (por ello son de color rojo). Además aportan vitaminas B6 y C que favorecen el flujo de sangre hacia la dermis. Previenen la aparición de arrugas y de acné, y actúan como grandes antioxidantes. Es ideal para tener una piel sana, tersa y joven. Otra verdura con propiedades similares es el tomate.

8. Frutas

La mayoría de las frutas son buenas para la dermis. Esto se debe a que aportan una buena cantidad de agua, fibras y fitoquímicos que permiten mantener la hidratación y al mismo tiempo eliminar toxinas. Entre las recomendadas están la manzana, la sandía, la pera y el melón.

Lo mejor de todo es que casi no aportan calorías, sacian el apetito y quitan la sed. Por lo tanto, no pueden faltar en tu dieta. A su vez te aconsejamos que consumas más cítricos como el limón (sobre todo en ayunas) porque permite deshacerse de los desechos que obstruyen los poros y nos ayudan a lucir una dermis radiante.

Visita este artículo: Frutas y hierbas para aliviar complicaciones digestivas

9. Cereales integrales y semillas

Cereales integrales

Para tener una piel sana necesitamos una buena dosis de selenio. Este mineral lo podemos hallar en los cereales integrales, es decir, en las harinas no procesadas. El selenio protege la dermis de la contaminación ambiental y de los rayos solares. También promueve la elasticidad y flexibilidad de la piel.

En cuanto a las semillas, mejor si son de calabaza, ya que aportan betacaroteno y zinc. Entre ambos nutrientes protegen las membranas celulares y aumentan la producción de colágeno.

 

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar