Alimentos y nutrientes para tener un cerebro activo

Paula Aroca · 19 septiembre, 2013
El cinc desempeña un papel fundamental a la hora de establecer comunicaciones entre las neuronas, por lo que su deficiencia podría desencadenar la aparición de enfermedades degenerativas, como el alzhéimer o el párkinson

Por supuesto, nadie puede discutir acerca de la importancia de nuestro cerebro. Hay quienes lo consideran una biocomputadora, ya que este es parte vital de nuestro organismo que realiza funciones como el razonamiento y el habla, entre muchas otras.

Enfermedades como la esclerosis múltiple, el Alzheimer, el Parkison, etc., muchas veces son desarrolladas como consecuencia de la herencia genética, pero estudios científicos han demostrado que otros factores como nuestra alimentación, son los que también pueden afectar el funcionamiento del cerebro.

Es importante que tengas conocimiento de cuáles son aquellos alimentos que pueden ayudarte a mantener tu cerebro saludable.

Además puedes consumir ciertos suplementos y vitaminas que ayudarán a que tu cerebro esté el mayor tiempo posible en óptimas condiciones y no sufra un deterioro que afectaría tu salud general.

A continuación se mencionan una serie de nutrientes que permiten que tu cerebro trabaje en muy buenas condiciones durante tus ajetreadas jornadas:

Zinc: lo encuentras en la yema de los huevos, el pan integral, las nueces, los mariscos, la carne, los cereales, los champiñones y en verduras como las judías, la espinaca y el brócoli.

Vitamina E: la encuentras en los aceites de oliva, maíz, girasol y germen de trigo.

Selenio: se encuentra en el germen de trigo, huevos, cereales integrales, ostras, champiñones, pescados, y verduras como el brócoli, zanahorias y el ajo.

Fósforo: se encuentra en los cereales integrales, el cacao, los productos lácteos, verduras de hoja verde (especialmente el repollo, el apio, el perejil y las alcachofas), legumbres secas (lentejas, judías blancas y garbanzos), la yema del huevo, papas, carne de aves, el pescado y los frutos secos (nueces, almendras, maní, etc.).

Como se mencionó anteriormente, es posible consumir otros complementos que ayudan a que el funcionamiento del cerebro sea el mejor posible.

Por ejemplo, el ginkgo biloba es una hierba cuyo consumo mejora el flujo sanguíneo en el cerebro y tiene componentes antioxidantes.

Ayuda al cerebro a mejorar los síntomas del Alzheimer en sus primeras etapas y también colabora evitando el deterioro de la memoria. Por esta razón, es sumamente favorable que los adultos mayores tomen una infusión diaria de ginkgo biloba.

Recetas de Batidos Naturales para estimular la función cerebral

Otra buena opción para fortalecer y mejorar las funciones del cerebro es tomar batidos naturales que se pueden preparar en casa. Estos pueden ser tomados inclusos por los niños que se encuentran en la etapa escolar.

Batido para la concentración No.1
Ingredientes
1 vaso de leche
4 ciruelas pasas

Elaboración
Colocar las ciruelas pasas en un recipiente con agua durante toda la noche para que liberen la mayor parte de su azúcar. Al otro día, quitar las semillas de las ciruelas pasas. Entibiar el vaso de leche y batirla junto con las ciruelas. Este batido no solamente favorece la memoria, sino que ayuda a contrarrestar el estreñimiento. Se debe tomar especialmente por las noches.

Batido para la concentración No.2
Ingredientes
2 cucharadas de miel
150 gramos de almendras
1 vaso de agua
2 peras maduras peladas y en trozos

Elaboración

Es necesario quitar la piel de las almendras. Es por eso que se deben hervir en un poco de agua por unos pocos minutos y luego frotarlas. Posteriormente, colocarlas junto al agua, las peras y la miel en la batidora. Si lo prefieres, puedes colar el preparado antes de servirlo (preferiblemente bien frío).

Imagen cortesía de Sal Falko