Alimentos y remedios para un bronceado perfecto

Elena Martínez 4 septiembre, 2014
Si no queremos que los rayos de sol le resten firmeza y juventud a nuestra piel es importante que nos hidratemos, tanto por dentro como por fuera, y que consumamos alimentos antioxidantes

En cualquier época del año es muy saludable tomar el sol diariamente, siempre evitando las horas de máxima radiación, principalmente por una cuestión de salud, pero también para tener un buen aspecto.

En este artículo te explicamos los alimentos que deberías consumir a menudo para proteger tu piel desde dentro y que consigas un bronceado bonito y saludable, así como algunos remedios que te ayudarán también a cuidarte desde fuera de la manera más natural.

Betacarotenos cada día

Muchas veces hemos oído que comer zanahorias es bueno para tener un bronceado bonito, y eso es debido precisamente a su contenido en betacarotenos, los cuales funcionan como una crema de protección solar pero desde el interior, protegiendo nuestra piel de los rayos UVA y favoreciendo un color bonito de nuestra piel.

Los betacarotenos los encontramos en las frutas y verduras de color amarillo, naranja y rojo, como por ejemplo:

  • Zanahorias: el licuado de zanahoria con manzana es una deliciosa propuesta para empezar el día
  • Calabaza: al horno o en crema nos permite completar una comida o una cena
  • Boniato: similar a la patata, te recomendamos cocinarlo del mismo modo; en tortilla, frito o cocido.
  • Melocotón: tanto al natural como en almíbar nos puede resolver una merienda
  • Albaricoque: los albaricoques secos son una solución para comer a cualquier hora y en cualquier lugar
  • Cereza: las cerezas, además de comerlas al natural, las podemos incluir en tartas y bizcochos
  • Tomate: si el tomate es bueno no necesitamos elaborarlo de manera complicada. Aliñado con orégano, aceite de oliva y sal marina es un acompañamiento muy saludable. También la salsa de tomate es muy nutritiva cuando no contiene conservantes o aditivos.

zumo manzana zanahoria Will Merydith

Antioxidantes para prevenir el envejecimiento

Tomar el sol es muy saludable, pero a la larga, si no lo hacemos adecuadamente, podemos notar cómo nuestra piel se envejece más rápidamente, aparecen manchas, arrugas, etc. Por ello recomendamos hidratarla y antioxidarla desde dentro, para que a pesar del paso del tiempo se mantenga firme y nutrida. Algunos de los alimentos más antioxidantes son los siguientes:

  • Uvas, incluyendo las semillas
  • Granada, para tomarla sola o para dar un toque original a las ensaladas u otros platos
  • Aguacate: esta deliciosa fruta es altamente antioxidante y rica en ácidos grasos esenciales
  • Espirulina: esta alga es un superalimento que podemos tomar diariamente como suplemento para subir nuestras defensas y prevenir el antienvejecimiento
  • Frutos rojos, como el arándano o las moras

granada redsea2006

Masaje con aceite de sésamo

El aceite de sésamo, muy usado en la medicina natural de la India, no sólo es muy nutritivo y nos ayuda a cuidar nuestra piel sino que también la protege en parte de los rayos solares, por lo que es un aceite ideal para masajear nuestra piel regularmente. Además, es un aceite muy beneficioso para dar masajes.

Duchas de agua fría

Para tonificar nuestra piel y aliviarla del exceso de calor que puede provocar el sol, un remedio sencillo es el de ducharnos con agua fría, o al menos finalizar la ducha siempre con agua fría. Notaremos nuestra piel firme y rejuvenecida, y a la larga nos ayudará a potenciar nuestras propias defensas ante los rayos solares.

Una exfoliación antes de tomar el sol

Para que el bronceado sea uniforme y bonito también deberíamos exfoliar semanalmente nuestra piel, siempre antes de tomar el sol, para eliminar las células muertas que impiden un buen color a nuestra piel. Para ello podemos usar sal marina y masajearnos la piel en la ducha, haciendo círculos, y aclarando con agua tibia o fría a continuación.

Después de la exfoliación siempre hidrataremos nuestra piel, con aceite de sésamo, cremas hidratantes o la misma crema solar.

exfoliante Zenspa1

Aloe vera para el enrojecimiento

Algunas veces podemos excedernos en nuestra exposición al sol, y por ello es importante que en cuanto podamos aportemos a nuestra piel la hidratación que ha perdido. Para ello es ideal el aloe vera, una planta que podemos aplicar directamente o en gel, y que calmará y nutrirá nuestra piel, curando también posibles enrojecimientos.

Imágenes por cortesía de Will Merydith, Zenspa1 y redsea2006

Te puede gustar