Alivia el dolor de garganta preparando tus propios caramelos antibióticos

Carolina Betancourth 24 julio, 2017
Gracias a las propiedades de sus ingredientes naturales estos caramelos son muy adecuados para ayudarnos a aliviar el dolor y otras molestias que se presentan en la garganta con la gripe o los resfriados

El dolor de garganta es uno de esos síntomas a los que todos, por lo menos una vez en la vida, nos tenemos que enfrentar.

Su aparición es de origen viral o bacteriano, casi siempre relacionado con las infecciones que afectan las vías respiratorias, las amígdalas y la faringe.

Estas desencadenan una reacción inflamatoria en los tejidos que, entre otras cosas, provoca sensación de ardor, irritación y dificultades para deglutir los alimentos.

Si bien rara vez alerta una condición grave, muchos buscan darle algún tipo de tratamiento para acelerar su recuperación y evitar complicaciones.

Por suerte, en la actualidad hay muchos remedios convencionales y naturales que, en poco tiempo, ayudan a neutralizar este síntoma para que no afecte la calidad de vida.

Entre estas opciones nos encontramos con unos caramelos antibióticos hechos en casa, ideales para reducir el dolor mientras fortalecemos el sistema inmunitario.

A continuación te contamos cuáles son sus propiedades y cómo prepararlos fácilmente.

¡Toma nota!

Caramelos antibióticos para aliviar el dolor de garganta

Remedio para el dolor de garganta

Los caramelos antibióticos funcionan de forma similar a las pastillas refrescantes que venden en el mercado para el alivio de la garganta.

Estos combinan ingredientes con propiedades antisépticas y antiinflamatorias que, tras ser asimiladas, ayudan a combatir los virus y bacterias que provocan infecciones.

  • Sus aportes de vitaminas y minerales fortalecen el sistema inmunitario y, dado que aumentan la presencia de anticuerpos, son ideales para acelerar la recuperación de las afecciones.
  • Su ventaja sobre otros remedios es que se disuelven poco a poco en la boca, lo cual genera un efecto analgésico que controla el ardor y la irritación en la laringe.
  • De paso, sus propiedades expectorantes facilitan la expulsión de las flemas retenidas, a la vez que previenen la tos y la congestión.
  • Sus componentes antibióticos y emolientes controlan la proliferación de microorganismos en las vías respiratorias, lo cual es determinante para acelerar la recuperación de la garganta.
  • Sumado a esto, cuentan con propiedades antioxidantes y depurativas que promueven la eliminación de toxinas para evitar afecciones de mayor cuidado.

¿Cómo preparar estos caramelos antibióticos?

caramelos-miel

Los caramelos antibióticos que proponemos a continuación se elaboran a partir de la mezcla de miel orgánica de abeja con jugo de limón, azúcar y jengibre.

Es una fórmula saludable, no apta para diabéticos, que puede disminuir el dolor de garganta relacionado con problemas como la gripe y el resfriado.

Su consumo provoca una agradable sensación de alivio, en especial cuando se siente inflamación y dolor en la zona.

Además, dado que sus ingredientes son antivirales y antibacterianos, sirven como complemento para controlar la infección desde su origen.

Ingredientes

  • ½ taza de miel de abejas orgánica (167 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • El zumo de un limón
  • 1 cucharada de jengibre en polvo (10 g)
  • 5 cucharadas de azúcar blanca (50 g)

Utensilios

  • Recipiente resistente al calor
  • Cuchara de madera
  • Moldes para caramelos
  • Papel encerado.

Preparación

  • Incorpora la miel de abejas en un recipiente resistente al calor y llévala al baño María, a fuego medio.
  • Agrégale el zumo de un limón fresco y el jengibre en polvo, y remueve con una cuchara de madera.
  • Sigue removiendo a medida que se calienta y, cuando todo se integre bien, reduce la temperatura y continúa la mezcla.
  • Pasados unos 5 u 8 minutos, retira una pequeña cantidad del producto y ponla en un vaso con agua helada.
  • Si esta se solidifica al instante es porque el caramelo ya está listo. De lo contrario, debes continuar removiendo más tiempo.
  • Si ya los puedes retirar, espera que la mezcla repose un poco y viértela en moldes para caramelos antes de que se solidifique.
  • Luego, cuando ya estén listas, retira las pastillas y rocíalas con un poco de azúcar blanca.
  • Ponlas sobre papel encerado y almacénalas en el refrigerador.

Modo de consumo

  • Para aliviar el dolor de garganta, introduce un caramelo en la boca y deja que se disuelva sin morderlo.
  • Repite su consumo cada 4 o 6 horas.

¿Sigues sin probarlas? Ahora que sabes esta forma diferente de aliviar tu garganta, anímate a prepararlas y úsalas como parte de tu tratamiento.

Por su agradable sabor, son ideales para cuando se enferman los niños.

¡Les encantará!

 

 

Te puede gustar