Alivia el dolor de oído con estos remedios naturales

Carolina Betancourth · 27 febrero, 2018
Si el dolor de oído persiste a pesar de utilizar estos remedios es importante que acudamos a un especialista para que nos examine y evalúe nuestro caso

El dolor de oído es una de las peores molestias que puede experimentar una persona. Se describe como una sensación de presión en el interior, la cual puede venir acompañada con pitidos y dificultades en la audición.

Por lo general, ocurre como consecuencia de una infección. También puede indicar un bloqueo del canal auditivo por exceso de cera o lesiones.

En función de su causa puede ser leve o crónico. Sin embargo, casi siempre desaparece en cuestión de horas y días, aunque no se le proporcione un tratamiento.

Hay varios remedios de origen natural que pueden ayudar a frenar las molestias que lo caracterizan. Por esta razón, hoy queremos compartir algunas opciones efectivas.

Recuerda que estos consejos funcionan solo en caso de dolor leve. Si la molestia persiste o sea hace más desagradable, debes acudir al médico con urgencia para que te prescriba el tratamiento farmacológico pertinente.

¿Cuáles son las causas del dolor de oído?

Aunque el dolor de oído es un síntoma que puede aparecer por muchas razones, la mayoría de los casos tienen que ver con una infección en el canal auditivo o en zonas cercanas.

Este tipo de enfermedades causan una obstrucción en la trompa de Eustaquio, cuya función es la de drenar los líquidos que se acumulan en el oído medio. Al no poder eliminarlos de forma correcta, la infección empeora y se produce una ligera sensación de presión sobre la zona afectada.

Si bien no suele causar mayores complicaciones, a veces es necesario recurrir al médico para poder calmarlo.

Principales causas

  • Infecciones sinusales
  • Cambios bruscos de presión
  • Infecciones en la garganta
  • Artritis de la mandíbula
  • Infecciones dentales como la gingivitis y periodontitis
  • Agujero en el tímpano
  • Infecciones en los oídos
  • Acumulación excesiva de cerumen

¿Quieres conocer más? Lee: La protección de los oídos al nadar

Síntomas de dolor de oído

mujer con dolor de oído

Aunque el dolor de oído no es una enfermedad, hay que tener en cuenta que se puede manifestar junto a otros síntomas:

  • Dolor de garganta
  • Fiebre moderada
  • Pitidos en los oídos
  • Dificultad para escuchar con claridad
  • Dolores de cabeza
  • Problemas de concentración

Remedios naturales para aliviar el dolor de oído

Si el dolor de oído se produce por una infección de cuidado, lo mejor es acudir al médico para determinar cuál es el tratamiento más apropiado.

Si es un caso leve, algunos remedios naturales pueden ayudar a calmarlo.

Compresas calientes

compresa para el dolor apoyada contra la cara

Las compresas calientes han sido uno de los remedios tradicionales contra esta dolencia. Por ende, su aplicación directa reactiva el flujo sanguíneo y ejerce un efecto calmante sobre la zona irritada.

¿Cómo utilizarlas?

  • Primero sumerge una toalla o compresa en agua caliente.
  • Luego apóyala sobre el oído durante 5 minutos.
  • De modo opcional, aplica calor con una almohadilla térmica o un secador de pelo.

Nota: Asegúrate de que la temperatura es soportable para la piel, ya que, de lo contrario, puedes sufrir quemaduras.

Aceite de oliva

aceite-de-oliva

La aplicación de aceite de oliva no cura las infecciones de oído. Sin embargo, gracias a su efecto lubricante, resulta idóneo para ablandar los tapones de cerumen que obstruyen el canal auditivo.

¿Cómo utilizarlo?

  • Calienta un poco de aceite de oliva y aplica 3 gotas en el oído afectado.
  • Inclina la cabeza durante 3 minutos y drena los residuos.

Visita este artículo: 5 tratamientos para cuidar tu piel con aceite de oliva

Cebolla

La cebolla tiene compuestos similares a los del ajo. Es antibacteriana y combate algunos de los microorganismos que producen problemas en el interior del oído.

¿Cómo utilizarla?

  • Pica una cebolla fresca y envuélvela en un paño.
  • A continuación, pon el envoltorio sobre tu oreja y déjalo actuar 5 minutos.
  • Repite su uso 2 veces al día si lo consideras necesario.