Alivia el túnel carpiano con estos 5 ejercicios de yoga - Mejor con Salud

Alivia el túnel carpiano con estos 5 ejercicios de yoga

Los ejercicios de yoga pueden ser un gran complemento para aliviar el dolor y la rigidez que aparecen fruto del túnel carpiano y nos pueden ayudar a mejorar la condición

El síndrome del túnel carpiano es una condición muy común en la actualidad, dado que el uso de algunos dispositivos electrónicos influye en su aparición.

Consiste en una inflamación del nervio mediano, encargado de dar sensibilidad y movimiento a varias partes de la mano.

Se produce por hacer movimientos repetitivos, aunque también está relacionado con algunas infecciones, una lesión en la muñeca y la obesidad.

Su síntoma principal es una sensación de dolor y rigidez, pero suele acompañarse con hormigueo, entumecimiento y debilidad muscular.

Si bien la mayoría de los casos se dan de forma leve y esporádica, puede llegar a complicarse hasta el punto de requerir una intervención quirúrgica.

Para no tener que recurrir a tal medida, vale la pena poner en práctica algunos ejercicios de yoga que apoyan su proceso de recuperación.

A continuación queremos compartir 5 posturas para que no dudes en realizarlas ante esta condición.

1. Postura de la montaña

postura-de-la-montaña

La postura de la montaña, también conocida como Tadassana es una de las posiciones básicas del yoga y, pese a su simplicidad, brinda excelentes beneficios para el organismo.

                                        Lee también: Yoga para aliviar dolores menstruales

¿Cómo hacerlo?

  • Para empezar debes concentrarte en hacer una respiración profunda.
  • Junta los pies hasta que los dedos y los talones se toquen.
  • A continuación, levanta los dedos, sepáralos y presiona con cuidado hacia abajo.
  • Centra el peso del cuerpo, para que se reparta de forma uniforme en los dos pies.
  • Aprieta las rodillas tirando de las rótulas y estira la parte posterior de las piernas.
  • Mete el abdomen, expande el pecho y conserva la espalda erguida.
  • Coloca los brazos a los costados del cuerpo, con los dedos hacia abajo.
  • Exhala y relaja los hombros con un movimiento lento.
  • Para finalizar, imagina una cuerda atada a la frente que tira el cuerpo con suavidad hacia arriba.

2. Posición de arco

La posición de arco es un ejercicio de estiramiento y concentración que ayuda a relajar los músculos tensionados y regidos.

Es ideal para disminuir el dolor del túnel carpiano y, de paso, contribuye a fortalecer la zona lumbar.

¿Cómo hacerlo?

  • Acuéstate boca abajo, con los brazos a los costados del cuerpo y la frente apoyada sobre la colchoneta.
  • Inspira, dobla las piernas hacia atrás y sujeta los tobillos con las manos.
  • Al mismo tiempo, levanta la cabeza, el pecho y los muslos del suelo, de tal modo que el cuerpo forme un arco.
  • Sostén la postura 20 segundos, mientras respiras profundamente.
  • Espira al soltar las piernas y descansa sobre el suelo 30 segundos.

3. Postura cara de vaca

Yoga

 

Conocida en el yoga como Gomukhasana, se trata de una postura que ayuda a estirar los hombros y el pecho, por donde se extiende el nervio mediano inflamado.

Con su práctica se relajan los músculos de la zona lumbar y, de paso, se estiran los de la muñeca.

 ¿Cómo hacerlo?

  • Sentada sobre la colchoneta, cruza las piernas de tal modo que el talón izquierdo quede junto a la cadera derecha.
  • Levanta la pierna derecha sobre la izquierda y ponla junto a la cadera del mismo lado.
  • Eleva el brazo derecho por encima de la cabeza y dóblalo hacia atrás.
  • Engancha los dedos de las manos y estira, con cuidado, los codos en direcciones opuestas.
  • Mantén la espalda erguida y la mirada centrada hacia el frente.
  • Sostén la postura de 15 a 20 segundos y descansa.

4. Postura de la oración

La postura de la oración es una de las más relajantes para el cuerpo y la mente y, de hecho, contribuye a calmar el estrés y el dolor.

¿Cómo hacerlo?

  • Siéntate sobre una colchoneta o tapete, preferiblemente en un lugar tranquilo y silencioso, y junta las palmas de las manos como si estuvieses haciendo una oración.
  • Abre un poco los dedos para aumentar el espacio en el canal del carpo y, respirando profundo, mantén la postura durante un minuto.

                                  Visita este artículo: Técnica japonesa para eliminar el estrés

5. Postura del águila

Aguila II

Esta posición contribuye a relajar los músculos y las articulaciones y, en el caso del túnel carpiano, ayuda a relajar las muñecas al controlar la inflamación y la rigidez.

¿Cómo hacerlo?

  • Colócate de pie, en un lugar despejado y tranquilo. Flexiona las piernas e inclínate suavemente hacia el lado izquierdo.
  • Dobla la pierna derecha y ponla por encima de la izquierda, de tal modo que el tobillo derecho llegue hasta el izquierdo.
  • Al mismo tiempo, lleva el brazo izquierdo por debajo del derecho y cruza los brazos a la altura de los codos.
  • A continuación, une las manos, dejando una palma sobre la otra.
  • Sostén la posición durante 30 segundos, manteniendo la respiración profunda.

¿Lista para hacerlo en casa? Busca un espacio sereno y anímate a realizarlos como parte del tratamiento contra esta dolencia.