Alivia de forma natural la tendinitis con estos 7 remedios

Carolina Betancourth · 28 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 29 mayo, 2019
Para aliviar los síntomas de la tendinitis podemos apoyarnos con algunos remedios de origen natural. ¿Te aqueja esta condición? Descubre algunas recomendaciones para favorecer su alivio.

La tendinitis es una condición que se produce por la inflamación de un tendón, es decir, la estructura fibrosa que une el músculo con el hueso. Es una patología crónica que, a largo plazo, puede provocar la degeneración de los tejidos, fuertes dolores y dificultades en el movimiento.

Por lo general, viene acompañada con sensibilidad en las áreas cercanas a las articulaciones, además de rigidez y dolores que se intensifican en la noche. Su aparición suele darse por una sobrecarga muscular, pero también por los cambios propios del envejecimiento y el desarrollo de ciertas enfermedades.

Aunque su tratamiento suele realizarse mediante fármacos analgésicos y antiinflamatorios, también hay soluciones de origen natural que ayudan a controlar sus síntomas. Queremos compartir las 7 mejores, para que las utilices como complemento del tratamiento. ¡Descúbrelas!

7 remedios complementarios para calmar la tendinitis

Como lo señalan en una publicación divulgada en National Center for Biotechnology Information, hay varias opciones terapéuticas para el tratamiento de la tendinitis. En un principio, como ocurre con otras lesiones musculoesqueléticas, se aconseja descansar, acudir a la crioterapia y realizar algunos ejercicios de la mano de un fisioterapeuta. 

De ser necesario, también pueden emplearse medicamentos analgésicos y antiinflamatorios, como puede ser el naproxeno e ibuprofeno. Además, si la dolencia persiste, el médico puede detallar otras opciones terapéuticas.

Por otro lado, nos encontramos con una serie de remedios naturales complementarios que pueden contribuir al alivio del dolor, apoyando el tratamiento. Aunque hasta la fecha no hay respaldo científico que avale su uso contra la tendinitis, datos anecdóticos sugieren que pueden ser efectivos. Si deseas probarlos, a continuación te damos 7 opciones.

1. Hielo para aliviar la tendinitis

Pie en hielo para aliviar la tendinitis

La aplicación de compresas de hielo puede ayudar a aliviar la inflamación y el dolor ocasionados por la tendinitis, como lo sugiere un estudio publicado en Journal of Orthopaedic Translation.

Esta terapia estimula la circulación en la zona afectada y, a su vez, podría ayudar a disminuir la prostaglandina E 2 (PGE 2 ), que es un mediador importante de la inflamación aguda en los tejidos.

¿Qué debes hacer?

  • Envuelve varios cubos de hielo en una toalla o bolsa térmica y, a continuación, procede a aplicarlo sobre la zona del cuerpo afectada.
  • Realiza suaves masajes durante 10 o 15 minutos y repite su uso hasta 3 veces al día.

Lee también: 4 señales que te indican mala circulación sanguínea

2. Baño de agua tibia

Los baños con agua tibia suponen una terapia relajante que puede ayudar al alivio del dolor, como lo sugiere una publicación en Arthritis Foundation. De acuerdo con esta entidad, el agua tibia es relajante, calma el dolor, disminuye la inflamación y favorece la circulación.

¿Qué debes hacer?

  • Prepara la tina con suficiente agua tibia y sumerge tu cuerpo durante 20 minutos.
  • Si gustas, agrégale aceites esenciales o sales de Epsom para lograr un efecto más relajante.

3. Infusión de sauce blanco

Infusión de sauce blanco para aliviar la tendinitis

Las propiedades antiinflamatorias y analgésicas de la infusión de sauce blanco se pueden emplear para controlar los síntomas de la tendinitis. Esta planta puede contribuir al alivio del dolor y la rigidez, pues sus efectos se comparan con los de algunos analgésicos convencionales, según detalla un estudio en Phytotherapy Research.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sauce blanco (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Agrega una cucharada de sauce blanco en una taza de agua hirviendo y déjala reposar 10 minutos.
  • Pásala por un colador y consúmela ante la primera señal de dolor.
  • Repite la dosis hasta tres veces al día, hasta controlar por completo el problema.

4. Cúrcuma

La curcumina, el compuesto activo de la cúrcuma, ejerce un interesante efecto antiinflamatorio y calmante que puede ayudar a controlar los síntomas de la tendinitis.

De hecho, sus propiedades analgésicas fueron reconocidas en un estudio publicado en Journal of Clinical Pharmacy and Therapeutics. Si bien esto se puede conseguir con el consumo de la especia, también es conveniente utilizarla mediante compresas.

¿Qué debes hacer?

  • Incorpora una o dos cucharadas de cúrcuma en polvo en medio litro de agua caliente y, cuando esté a una temperatura soportable, aplícala sobre la zona afectada con la ayuda de un paño.
  • Deja que actúe durante 15 o 20 minutos y retírala.
  • Úsala 2 veces al día.

5. Árnica

Bálsamo de árnica para la tendinitis

El árnica es una de las plantas más populares dentro de los tratamientos alternativos para el alivio de esta condición. Según algunos estudios, cuenta con componentes antiinflamatorios y analgésicos que, aplicados de forma local, controlan la hinchazón y el dolor.

¿Qué debes hacer?

  • Aplica compresas con la infusión de la planta, o bien, adquiere una loción o ungüento.
  • Úsalo hasta controlar la inflamación.

6. Vinagre de manzana para la tendinitis

No hay evidencias que demuestren que el vinagre de manzana aplicado de forma tópica disminuye el dolor y la hinchazón. Sin embargo, en la cultura popular se ha compartido como un remedio para calmar la tendinitis. Te compartimos los pasos por si deseas probarlo.

¿Qué debes hacer?

  • Combina partes iguales de vinagre de manzana con agua tibia y aplícalo mediante compresas sobre la zona dolorida.
  • Espera que actúe 20 minutos y retíralo.
  • Repite su aplicación hasta 3 veces al día.

Visita este artículo: Los 7 mejores usos domésticos que le puedes dar al vinagre de manzana

7. Aloe vera

Aloe-vera

Aunque no hay estudios que demuestren que el gel de aloe vera ayuda contra la tendinitis, si hay evidencias sobre sus propiedades antiinflamatorias. Por este motivo, puede probarse como remedio complementario para aliviar las zonas afectadas por esta condición.

¿Qué debes hacer?

  • Toma una cantidad abundante de pulpa de aloe vera y frótala con suaves masajes sobre las articulaciones doloridas.
  • Espera que el gel actúe 30 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Aplícalo 2 o 3 veces al día.

En resumen

Podemos calmar los síntomas de la tendinitis con algunos cuidados básicos en casa, incluyendo un poco de descanso. Aunque estos remedios carecen de evidencias, en la cultura popular se recomiendan como posibles coadyuvantes para el dolor. Sin embargo, si los síntomas son severos o persistentes, lo mejor es que consultes al médico.